jueves, 23 de mayo de 2019

"Antonio Rojas. La leyenda negra"


La primera jornada de la II semana cultural Ernesto Medina Lima terminó este miércoles 22 de mayo con la exposición del tema Antonio Rojas. La leyenda negra, a cargo del licenciado Carlos Martín Boyzo Nolasco. Con la asistencia de unas 50 personas, esta conferencia comenzó a las 20:15 horas, en el salón de usos múltiples del Museo Regional.
El expositor, quien es vicepresidente de la Asociación de Cronistas Municipales del Estado de Jalisco, comenzó su intervención con un mensaje en el que elogió el trabajo de don Ernesto Medina Lima como cronista de Autlán y mencionó algunas de las responsabilidades de un cronista, entre las que están el registro de los acontecimientos importantes del municipio y su difusión.
Sobre su tema, comenzó explicando la situación socioeconómica del país en 1855, que derivó en la Guerra de Reforma, cuyas primeras manifestaciones en Autlán tuvieron lugar en enero de 1858, cuando un personaje de apellido Garabito quemó públicamente un ejemplar de la Constitución de 1857. Poco después aparece aquí Antonio Rojas, guerrillero liberal cuyo cuartel general estuvo, según la tradición oral, en una casa frente a la Alameda.
Hizo enseguida un recorrido por la historia de Antonio Rojas, desde su nacimiento en territorio del actual municipio de San Ignacio Cerro Gordo, la adquisición de una hacienda en Teocuitatlán y su intento por ingresar al ejército imperial, del cual fue rechazado. Mencionó algunas de sus acciones que le dieron fama de cruel y sanguinario, como el asesinato de José María Blancarte en Guadalajara, que propició que Santos Degollado lo declarara fuera de la ley, y la crueldad con la que se conducía contra los pueblos donde no era bien recibido. Una herida en una pierna, que sufrió en Autlán, y los dolores crónicos que le causaba, fueron otro motivo para cometer asesinatos y vejaciones entre la población civil.
Aunque Carlos Boyzo también narró las atrocidades de su contraparte, el contraguerrillero francés Alfredo Berthelin, quien con unos métodos, si cabe, más sanguinarios que los de Rojas, pretendía exterminar la resistencia al imperio en Jalisco. Este francés, según Boyzo, cometía asesinatos contra los civiles por el simple hecho de ser mexicanos y terminó batiendo a Antonio Rojas en el sitio denominado Potrerillos, cerca de Unión de Tula. Tiempo después Julio García, gobernador liberal de Colima, venció a su vez a Berthelin en el Cañón del Guayabo, Michoacán, acción en la que no hubo sobrevivientes en el bando francés, cuyo líder fue decapitado y exhibida su cabeza en una lanza durante varias semanas, al cabo de las cuales su cráneo fue usado por García como jícara para bañar a su caballo.
El expositor concluyó recomendando que hay que sopesar los excesos cometidos por Antonio Rojas en su combate a los invasores franceses, con los que los mismos europeos cometían contra la población civil.

"Análisis del impacto de la obra literaria de Ernesto Medina Lima en la historiografía regional"


La tarde de este miércoles 22 de mayo el capítulo Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía del Estado de Jalisco inauguró su segunda Semana Cultural Ernesto Medina Lima, actividad que tiene entre sus objetivos hacer un homenaje a la memoria del fundador de este capítulo en el aniversario de su fallecimiento. El doctor Nabor de Niz, coordinador del capítulo Costa Sur, declaró inaugurada la semana cultural a las 19:35 horas. Esta primera sesión se llevó a cabo con la asistencia de alrededor de 50 personas.
En la primera parte de la jornada el maestro Jesús D. Medina García expuso el tema Análisis del impacto de la obra literaria de Ernesto Medina Lima en la historiografía regional, en el que analizó cinco publicaciones de don Ernesto. Aclaró que su análisis no fue desde un punto de vista filológico o lingüístico sino para conocer los diferentes impactos que tuvieron estas obras. El maestro Medina desmenuzó los distintos elementos de cada publicación, para conocer quién la financió, quiénes hicieron los prólogos o presentaciones y qué dijeron en ellas, algunos datos que el autor vertió en la obra y las discusiones que se han generado a partir de ellos, de donde se concluye que el trabajo de don Ernesto ha sido referencia para el conocimiento de nuestra historia.
La primera publicación fue Bosquejo histórico de Autlán, realizada por el Consejo Municipal de la Cultura y las Artes de Autlán, en cuya presentación se menciona que la historia de Autlán está por escribirse. De los datos publicados aquí, el expositor resaltó el de que don Ernesto menciona a Autlán como uno de los reinos que conformaban la Confereración Chimalhuacana, cuya existencia es discutida por algunos historiadores, la mención de las primeras construcciones españolas en el pueblo y del nombre del pirata que incendió el astillero de Navidad, mismos que también han sido motivo de discusión.
Enseguida revisó las dos ediciones de Crónicas de Autlán de la Grana, Jalisco, obra que calificó como emblemática, por varios motivos: el de reunir a tres personajes importantes de Autlán en su primera edición (Antonio Alatorre hizo el prólogo, en la portada aparece un cuadro de Atanasio Monroy y, claro, las crónicas son de Ernesto Medina Lima), haber sido el primero de un autor autlense en ser presentado en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y el valor que le da la comunidad del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades. Resaltó el elogio que hace de este libro Antonio Alatorre y el hecho de que las crónicas de don Ernesto no pretenden defender algo, como las de los conquistadores, sino que pretenden retratar la vida cotidiana. A este libro, el expositor le da un valor patrimonial.
Del libro Calles y barrios de Autlán, el maestro Jesús Medina mencionó la cita que hace su autor del Pueblo en vilo de Luis González, así como el prólogo de José Francisco Cobián Figueroa, donde resalta la sencillez y la grandeza de la oralidad. Mencionó también el hecho de que su publicación fuera financiada por la Caja Popular Cristóbal Colón.
Por último, el expositor analizó el libro Cuentos, publicado recientemente por el Centro Universitario de la Costa Sur, que incluye comentarios de la doctora Lilia Victoria Oliver Sánchez, rectora de ese centro de estudios, donde pondera el valor de poner por escrito la tradición oral, y del maestro Alfredo Tomás Ortega Ojeda, que elogia el estilo narrativo de don Ernesto y su contribución a la identidad autlense.
Como conclusión, el maestro Jesús Medina dijo que en la obra de don Ernesto hay datos que promueven la discusión, que siempre es válida porque es muy difícil llegar a la verdad absoluta.

miércoles, 22 de mayo de 2019

Comenzaron las celebraciones por el 50 aniversario del ballet La Grana


Con un espectáculo dancístico que desarrolló junto con las compañías argentinas La Tropilla Ballet y Pasión tanguera, el ballet La Grana comenzó la noche de este martes 21 de mayo en el Aula Magna del CUCSur los festejos por su 50 aniversario. Ante unos 300 asistentes, el espectáculo comenzó a las 19:15 horas.
Fue el grupo folclórico autlense el que abrió las actividades sobre la duela del Aula Magna, con una serie de polkas que bailó parte de su grupo infantil, que dieron paso enseguida al grupo mayor para que interpretara estampas del Estado de Michoacán. Luego del intermedio, el ballet interpretó también estampas jaliscienses.

El ballet La Grana.
El siguiente número fue la primera intervención del grupo La Tropilla Ballet, dirigido por el maestro Lucas Rodríguez, que presentó estampas de la Argentina rural, comenzando con un malambo, para seguir con Huella Pampiana, del sur del país, y Chacarera, del norte, y terminar con Fantasía de bombo y boleadora. Los bailes vertiginosos, los trajes de gaucho y la música en vivo con la que este grupo interpretó sus estampas, lograda con guitarra acústica, tambores y ritmos logrados con las boleadoras, nos hicieron conocer un aspecto de la cultura argentina muy poco difundida en nuestras latitudes, además de arrancar aplausos de admiración del público al término de cada ejecución.

La Tropilla.
Bajo la dirección del maestro Franco Nieva, el grupo Pasión tanguera presentó, alternando con las estampas de La Tropilla, un recorrido por la evolución del tango, arrancando en la milonga de finales del siglo XIX hasta llegar a Ástor Piazzola, presentando algunas piezas con una sola pareja y otras en grupo. Conformado por una mayoría de bailarines de edad madura, Pasión tanguera dio una muestra de buena ejecución y dominio del escenario.
Al término del espectáculo y bajo las notas de la canción Sube, sube de Mercedes Sosa, los grupos visitantes recibieron un reconocimiento de los organizadores y la ovación de pie del público autlense.

Primera sesión del taller de lectura de La canoa perdida


Dirigida por el profesor Fausto Nava González, la tarde de este martes 21 de mayo comenzó en el salón de usos múltiples del Museo Regional el taller de lectura de la novela La canoa perdida, de Ramón Rubín. Con la asistencia de 16 personas, la sesión comenzó justo a las 17:00 horas, al son de la frase de Ai Wei Wei "No entiendo el arte que no esté preocupado por la Humanidad", citada por el profesor Nava.
Al inicio de la sesión Fausto Nava leyó una biografía de Ramón Rubín, resaltando las actividades que realizó durante los años que vivió en Autlán, a partir de 1974: la fundación y trabajos del Grupo Cultural Autlense, la escritura de cuentos y otras colaboraciones para el diario tapatío El Informador, así como de los libros Pedro Zamora. Historia de un violador, el Manual práctico de piscicultura y Monografía del valle de Autlán.
Para el análisis de la introducción de la novela, que fue el objeto de esta primera sesión, el profesor Nava repartió entre los talleristas los párrafos de este texto, para leerlos con detenimiento y responder las preguntas:

* ¿Qué dice?
* ¿Qué me enseña?
* ¿Qué respondo a esto?
* ¿A qué me comprometo?

Al final, cada tallerista compartió sus respuestas, en las que abundaron los conceptos y la preocupación sobre el cuidado del medio ambiente, uno de los temas medulares de la novela.
El taller tendrá una duración de siete semanas, con sesiones los martes a las 17:00 horas.

lunes, 20 de mayo de 2019

Programa de la segunda semana cultural Ernesto Medina Lima


Por segundo año consecutivo el capítulo Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco organiza la semana cultural Ernesto Medina Lima, en memoria del ameritado cronista autlense, fundador del capítulo. El programa de este año, que se llevará a cabo en el Museo Regional, es el siguiente:

Miércoles 22 de mayo:
19:30 horas:
* Análisis de la obra literaria de Ernesto Medina Lima en la historiografía regional, por Jesús D. Medina García.
* Antonio Rojas. La leyenda negra, por Carlos Martín Boyzo Nolasco.

Jueves 23 de mayo:
19:30 horas:
* Dime cómo usas Power Point y te diré qué profesor eres, por José Francisco Cobián Figueroa.
* Hermilio Hernández: esbozo en torno a su vida y obra, por Silvestre K´anil Díaz Landeros.

Viernes 24 de mayo:
19:30 horas:
* Vida y obra de don Ernesto Medina Lima, por Leticia Medina Pelayo.
* Eventos significativos en la vida de don Ernesto Medina Lima, por Maricela Páez Gutiérrez.

domingo, 19 de mayo de 2019

Recorrido dramatizado por el Museo Regional

María mostrando la sala de Costumbres y Tradiciones.

Durante este fin de semana el personal del Museo y Centro Regional de las Artes de Autlán organizó, dentro del programa de festejos por su 7° aniversario, unos recorridos por sus salas de exhibición, guiados por algunos de los personajes cuyos objetos se conservan en dichas salas, personificados por trabajadores y colaboradores del Museo. Junto con un grupo de unas 20 personas, asistimos al recorrido correspondiente a este domingo 19 de mayo, que comenzó a las 12:00 horas, y esto fue lo que vimos:
Una joven de nombre María, quien habitó la casa que ahora ocupa el Museo hace casi un siglo, nos recibió en la entrada principal y nos dio una descripción de la historia de la finca, que perteneció a la familia Corona Godoy y que data de finales del siglo XIX. Enseguida nos hizo pasar a la sala de arte sacro, donde un sacerdote nos explicó las características y usos de los objetos que se exhiben ahí: los diversos tipos de capas, libros sagrados del siglo XIX, custodias y esculturas religiosas, entre ellas una santa Zita de un siglo de edad y una Virgen originaria de Tailandia.

En la sala de arte sacro.
En eso regresó María para llevarnos a la contigua sala de Costumbres y Tradiciones, en la que supimos que las dos antiguas máquinas de escribir que ahí se encuentran pertenecieron a Fidencio Cobián, secretario de Casimiro Castillo, y a Ernesto Medina Lima, cronista municipal; la forma de operar de una cámara fotográfica de finales del siglo XIX y de algunos objetos cotidianos del Autlán de hace cien años. El sitio que más gustó a los numerosos niños que formaban el grupo fue la cocina tradicional, en la que se muestran los utensilios que eran comunes en las cocinas autlenses antes de ser desplazados por aparatos electrónicos: metates, zarzos, cachimbas, chiquihuites, bules, entre muchos otros.

Áurea Corona en la sala de músicos de la región.
A un costado de la cocina está la puerta para ingresar a la siguiente sala, que está dedicada a los músicos de la región. Ahí nos recibió nada menos que la maestra Áurea Corona, quien nos habló de algunos de sus colegas más destacados en la región y cuyas biografías y algunos objetos pueden verse en esta sala. Con ella pasamos a la sala de Carlos Santana, donde nos habló del valor que tienen los instrumentos musicales y demás objetos que se encuentran ahí y que fueron utilizados por el mismo Santana.

Atanasio Monroy en su sala.
Luego de hacerse del rogar un poco, nos recibió en la sala de Atanasio Monroy el fantasma de este ameritado pintor autlense, quien nos contó parte de su biografía y nos explicó cómo su arte se diseminó por el mundo en las miles de pinturas de caballete que realizó. Invitó, al final, a los niños del grupo a tomar clases con él en un futuro.

En la sala de arqueología.

Luego de una breve visita al salón de usos múltiples, donde vimos la exposición de fotografías del estudio Azcona, una princesa indígena nos recibió en la sala de arqueología. Ella nos aclaró cuál es el uso que tuvieron algunos de los objetos exhibidos ahí, entre ellos la tétrica (para nuestra visión) vasija funeraria, y nos mostró el mapa de la actual Costa de Jalisco cuyo original se encuentra en Cuzalapa.
Al final los asistentes nos tomamos la foto del recuerdo en el salón de usos múltiples y nos despedimos de los ilustres personajes con cuyas ánimas convivimos.

viernes, 17 de mayo de 2019

Premiaron a los ganadores del XIII Concurso de Cuento "Un pueblo en la Llanura"


La mañana de este viernes 17 de mayo en el patio central de la Casa de la Cultura Enrique Trujillo de San Gabriel, Jalisco, se celebró la ceremonia de premiación del XIII Concurso de Cuento "Un pueblo en la Llanura", que se celebra dentro del marco del Festival Cultural San Gabriel, en aquel municipio sureño. La ceremonia tuvo un cierto sabor autlense.
Con la asistencia de unas 50 personas, la ceremonia comenzó a las 10:30 horas, presidida por el cronista municipal de San Gabriel, profesor José de Jesús Guzmán Mora, la secretaria general del Ayuntamiento, licenciada María Agredano, la jefa de Cultura, Ana María Partida, la síndico municipal Dorabel Córdova Guzmán y el profesor Jesús Medina García, del Centro Universitario de la Costa Sur, quien fue miembro del jurado calificador. Entre los asistentes estuvo una delegación del capítulo Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco, con sede en Autlán. La presencia autlense se completó con los 21 cuadros del pintor Mauricio Carrizales que se encuentran expuestos desde el martes pasado en los pasillos de este recinto que muestran, además de los retratos que son especialidad del autor, escenas costumbristas autlenses en las que encontramos pitayas, guamúchiles, representaciones del Cerro de la Capilla y del Carnaval.

Parte del presidium: Jesús Guzmán, María Agredano, Jesús Medina y Ana Partida.

La licenciada Agredano fue la primera en tomar la palabra, para dar un mensaje en el que ponderó las dificultades y la complejidad del trabajo del jurado y lo que cada concursante les hizo sentir y pensar al leer su cuento. En su turno, la jefa de Cultura felicitó a los ganadores y aseguró que el esfuerzo de promoción de la literatura seguirá siendo efectuado por el Ayuntamiento.

Durante la presentación de los libros.

Antes de dar paso a la premiación del concurso el cronista de San Gabriel presentó de forma breve dos libros: la compilación de cuentos ganadores del XII Concurso, celebrado el año pasado, que incluye además Nos han dado la tierra, La noche que lo dejaron solo y El día del derrumbe, de Juan Rulfo. Comentó los cuentos ganadores, enfatizando la característica de que sus autores recurren, como los del XIII Concurso, a los finales sorpresivos. También describió la foto de la portada, una panorámica de San Gabriel desde el Cerro de los Garambullos, lograda por Noé Meza Galindo.
El segundo libro fue Antecedentes del Festival Cultural San Gabriel, una interesante crónica de este festival que comenzó como una tertulia literaria y fue creciendo hasta tomar su forma actual en el año 2002.
Luego de la entrega de reconocimientos a los miembros del jurado, Óscar Sánchez Riveroll, Judith Anguiano Cueto y Jesús Medina García, se procedió a la lectura del acta del jurado en la que constan los nombres de los tres ganadores:
* Primer lugar: Alan Israel Arenas Ruiz, chilango avecindado en Ciudad Guzmán, con el cuento Descanse en paz.
* Segundo lugar: Carlos Adolfo Preciado Ortiz, de Autlán, con el cuento Una bolsa de dinero.
* Tercer lugar: Itzel Magaña, de Ciudad Guzmán, con el cuento Almas resonantes.

Alan Arenas.

Por último Alan Arenas leyó su cuento ganador que, a juicio de algunos de los presentes, tiene una fuerte influencia rulfiana.

sábado, 11 de mayo de 2019

Exposición sobre lactancia materna en la biblioteca Antonio Alatorre


Esta mañana en la sala de lectura de la biblioteca Antonio Alatorre del Centro Universitario de la Costa Sur se celebró la sesión ordinaria mensual del capítulo Juvenil Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco, en la que la nutrióloga Maelvy Graciela Guerrero Blancas expuso el tema "Lactancia materna y las principales causas de abandono", ante 13 personas. La sesión comenzó a las 10:05 horas.
Luego de mencionar algunas ventajas de este tipo de alimentación, que organismos como la Organización Mundial de la Salud y la UNICEF recomiendan que se dé en forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida, Maelvy expuso, basada en datos del hospital materno Esperanza López Mateos, una descripción de los distintos tipos de leche materna según el tiempo transcurrido desde el parto: el calostro, que es la primera leche y que contiene una mayor cantidad de anticuerpos, la leche de transición, que se produce durante la primera semana de vida, y la leche madura, que es la que consume el bebé durante el resto de su lactancia. También mencionó, entre los beneficios de este tipo de alimentación, un mayor desarrollo psicomotriz del bebé, así como una mejor protección contra enfermedades infecciosas y, para la madre, un mayor apego con su hijo y un menor costo con relación a la alimentación con leche de fórmula.
Luego de estos datos, Maelvy expuso alguna información estadística: en Latinoamérica, México y República Dominicana son los países con menor índice de prevalencia de lactancia materna, con 14.4%. Entre las causas esgrimidas por las mujeres para abandonar este tipo de alimentación, según un estudio citado por Maelvy, están la baja producción de leche, su incorporación al trabajo y el rechazo del bebé.
Enseguida la expositora mostró las conclusiones de un estudio realizado por ella en la comunidad del CUCSur, que arrojó que entre trabajadoras y alumnas de este plantel que tienen bebés hay una prevalencia de 15.46% de lactancia materna, ligeramente mayor que la nacional, y las causas de abandono son semejantes al estudio mencionado para Latinoamérica. Maelvy concluyó que es importante difundir la información de los beneficios de la lactancia materna y fomentarla mediante instalaciones adecuadas dentro del CUCSur y de los distintos centros de trabajo para que las mujeres puedan practicarla.
Por último, compartió los resultados de entrevistas que tuvo con funcionarios de salud en el municipio acerca de las acciones que han desarrollado o pretenden desarrollar para fomentar la lactancia materna:

* Wendy Capacete García, del Consejo Municipal de Seguridad Alimentaria y Nutrición de Autlán, dijo que organizarán, entre el 1 y el 7 de agosto, la Semana por la Lactancia Materna en la que, entre otras cosas, instalarán una sala de lactancia en el jardín Hidalgo.
* Roberto Rangel, coordinador de los Consejos Municipales de Salud dijo que ellos proponen instalar una sala de lactancia materna en el pasillo del fondo de la planta baja de la Presidencia Municipal, que tiene poco uso, para dar servicio a las mujeres que trabajan en ese lugar y a las que acuden a hacer trámites.
* Diana Karolina de la Torre Cruz, encargada del lactario del Hospital Regional de Autlán, que fue inaugurado el 1 de junio de 2016, dijo que las funciones de esa instalación son la extracción y almacenamiento de leche materna y la capacitación para practicar la lactancia materna a las mujeres en puerperio.

El tema fue ampliamente comentado por los presentes, en el sentido de cuestionar las causas de abandono de la lactancia materna que son expuestas por la población estudiada en los trabajos que expuso Maelvy, en la falta de mejores políticas públicas y en lo impracticable de las que existen para fomentar la lactancia, así como en el resultado de estudios que indican que la lactancia materna también influye en el desarrollo psicológico de los hijos.

jueves, 9 de mayo de 2019

Programa de la Expo Ganadera Autlán 2019



Esta mañana se inauguró en la explanada Clemente Amaya, que se encuentra por la calle del mismo nombre, entre Carlos Santana y Leandro Valle, la Expo Ganadera Autlán 2019, una actividad que tiene su primer antecedente en 1935 y que se ha celebrado de forma esporádica en los últimos años.
Enseguida transcribimos el programa que han dado a conocer en redes sociales sus organizadores:

Miércoles 8 de mayo:
19:00 horas: Cabalgata inaugural de la Expo Ganadera Autlán 2019.

Jueves 9 de mayo:
11:00 horas: Inauguración.
12:30 horas: Recorrido por el núcleo de la Expo Ganadera.
18:00 horas: Presentación del Mariachi Femenil Jalisciense en la Arena de Eventos Artísticos.
18:30 horas: Jaripeo con los toros del rancho Grano de Oro de Lalo y Moisés Godínez, además de los toros del rancho La Minita de Jorge Moreno "el Pachis". Ameniza la banda Proyecto 5.
19:00 horas: Presentación del cantante Pepe Uribe en la Arena de Eventos Artísticos.
20:00 horas: Se presenta el imitador de Joan Sebastian en la Arena de Eventos Artísticos.

Viernes 10 de mayo:
12:00 horas: Ponencia con la empresa agrícola.
16:00 horas: Demostración de tractores agrícolas en la Arena de Eventos Artísticos.
18:30 horas: Jaripeo con 5 toros del rancho El Esterillo de Gerardo González González y 5 toros del rancho El Jagüey del Negro y la Güera Sandoval Bautista. Ameniza la banda La Más Buscada.

Sábado 11 de mayo:
16:00 horas: Exhibición de caballos en la plaza de toros móvil.
18:30 horas: Jaripeo ganadería rancho Los Eléctricos de Jorge Martínez, ameniza banda El Aguaje.
20:00 horas: Grupo folclórico Gupja, de Coquimatlán, Colima, en la Arena de Eventos Artísticos.

Domingo 12 de mayo:
11:00 horas: Exhibición canina y concurso de disfraces con el señor Eduardo Godínez en la Arena de Eventos Artísticos.
18:00 horas: Evento de lucha libre PSN, se presentan Príncipe Vagabundo, Inmortal y Tonina Jackson Jr. vs. Loco Azteca, Loco Zandokan y Master Terror, además de la presentación especial de Mr. Expo.
20:00 horas: Jaripeo duelo de americanos, ganadería de 8 Gutiérrez y los hermanos Guerrero de El Grullo. Ameniza la banda Carta de Oro.
20:00 horas: Presentación del cantante Miguel Aldaco en la Arena de Eventos Artísticos.
21:00 horas: Se presenta el mariachi Rosales en la Arena de Eventos Artísticos.

Lunes 13 de mayo:
11:00 horas: Visita de alumnos de preescolar, recorrido por instalaciones de la expo.
18:00 horas: Demostración de equinoterapia a cargo del centro de equinoterapia La Grana, en la plaza de toros móvil.
20:00 horas: Presentación del mariachi infantil El Grullo y el ballet folclórico de El Grullo.

Martes 14 de mayo:
11:00 horas: Visita de alumnos de primaria, recorrido por las instalaciones de la expo. Exhibición canina con el señor Eduardo Godínez en la Arena de Eventos Artísticos.
13:00 horas: Recibimiento de agentes y delegados. Comida y baile con el tamborazo LP.
18:30 horas: Torneo de agencias y delegaciones en la plaza de toros móvil, ameniza banda Los del Pueblo.
20:00 horas: Presentación del grupo de danza folclórica juvenil Nomachoastik del municipio de Tonaya.

Miércoles 15 de mayo:
11:00 horas: Visita de alumnos de primaria, recorrido por instalaciones de la expo.
18:30 horas: Espectáculo Tregua de Piales Corveros, ameniza el tamborazo LP.
20:00 horas: Presentación del mariachi juvenil Viva El Limón y el grupo folclórico Rarámuri de El Limón.

Jueves 16 de mayo:
11:00 horas: Visita de alumnos de primaria, recorrido por instalaciones de la expo.
12:00 horas: Demostración de equinoterapia a cargo del centro de equinoterapia La Grana, en la plaza de toros móvil.
19:00 horas: Espectáculo de exhibición de caballos Friesian Noche Negra, ameniza tamborazo LP.
20:00 horas: Presentación de la cantante Doria Núñez en la arena de eventos artísticos.

Viernes 17 de mayo:
13:00 horas: Ponencia a cargo de la empresa Vimifos (nutrición equina y porcina).
18:30 horas: Jaripeo con las ganaderías Miguel de Dios del rancho Los Compadres y Beto Durán del rancho Las Guásimas. Ameniza banda La Natividad.

Sábado 18 de mayo:
18:30 horas: Jaripeo con los toros indestructibles del rancho H3H de La Garita, Jalisco. Ameniza banda Los Chiquillos.

Domingo 19 de mayo:
18:30 horas: Jaripeo de cierre del señor Héctor Figueroa del rancho Cueva Azul de Chilapa de Díaz, Oaxaca. Ameniza banda La Ambiciosa.
20:30 horas: Baile de clausura con el cantante de música regional Julio Haro.

martes, 7 de mayo de 2019

Programa de festejos del 7° aniversario del Museo Regional


El 4 de mayo de 2012 abrió el público el Museo y Centro Regional de las Artes en Autlán, por lo que durante todo el presente mes de mayo habrá actividades en ese recinto para celebrar su aniversario. Este es el programa:

Viernes 3 de mayo:
19:30 horas: Inauguración de la exposición fotográfica Azcona, retrato de excelencia a través de la historia. Expuesta durante todo el mes en el salón de usos múltiples.

Sábado 4 de mayo:
20:00 horas: Concierto de la banda de música de la V Región Militar. Plazuela María Mares.

Viernes 17 de mayo:
20:00 horas: Recorrido dramatizado por las instalaciones del Museo.

Sábado 18 de mayo:
20:00 horas: Recorrido dramatizado por las instalaciones del Museo.

Domingo 19 de mayo:
12:00 horas: Recorrido dramatizado por las instalaciones del Museo.

Martes 21 de mayo:
17:00 horas: Inicio del taller de lectura Martes Literario, con la novela La canoa perdida, de Ramón Rubín, que durará siete sesiones semanales.

Miércoles 22 de mayo:
19:30 horas: Inauguración de la semana cultural Ernesto Medina Lima del capítulo Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco, con las siguientes ponencias:
* Análisis del impacto de la obra literaria de Ernesto Medina Lima en la historiografía regional, por Jesús D. Medina García.
* Antonio Rojas: la leyenda negra, por Carlos Martín Boyzo Nolasco.

Jueves 23 de mayo:
19:30 horas: Segunda sesión de la semana cultural Ernesto Medina Lima del capítulo Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco, con las siguientes ponencias:
* Dime cómo usas Power Point y te diré qué profesor eres, por José Francisco Cobián Figueroa.
* Hermilio Hernández: esbozos en torno a su vida y obra, por Silvestre K´anil Díaz Landeros.

Viernes 24 de mayo:
19:30 horas: Segunda sesión de la semana cultural Ernesto Medina Lima del capítulo Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco, con las siguientes ponencias:
* Vida y obra de don Ernesto Medina Lima, por Irma Leticia Medina Pelayo.
* Eventos significativos en la vida de don Ernesto Medina Lima, por Maricela Páez Gutiérrez.

Martes 28 de mayo:
Taller de museografía teórico y práctico, por el maestro Pedro Ramírez Hernández. Sesiones el 28 y 29 de mayo en horarios de 11:00 a 14:00 y 16:00 a 19:00 horas.
17:00 horas: Segunda sesión del taller de lectura de La canoa perdida.

Viernes 31 de mayo:
20:30 horas: Presentación del disco Bonitas del recuerdo, del Quinteto Madrigal. Salón de usos múltiples.

domingo, 5 de mayo de 2019

Celebraron el 7° aniversario del Museo Regional


El Museo y Centro Regional de las Artes fue abierto al público el viernes 4 de mayo de 2012, con una ceremonia que incluyó un concierto de la Orquesta Filarmónica de Jalisco que se desarrolló dentro de su salón de usos múltiples y que reunió a varios cientos de personas. La tarde del sábado 4 de mayo de 2019 se celebró el séptimo aniversario de este centro cultural con otro concierto, esta vez de la Banda de Música de la V Región Militar y no dentro del Museo sino en la plazuela María Mares, lo que permitió una mayor comodidad para los asistentes, que también pudieron contarse en algunos cientos de personas.
El concierto comenzó a las 20:25 horas y se prolongó durante una hora y media. La banda, dirigida por el teniente músico René Francisco Morales, ofreció un repertorio de música popular latinoamericana, más algunas piezas reconocidas gracias a que han aparecido en el soundtrack de películas de alta convocatoria. Fue el siguiente:

* Viva Autlán, de Clemente Amaya.
* El guaraní, de Antonio Gómez.
* Conga del fuego nuevo, de Arturo Márquez.
* Las bodas de Luis Alonso, de Gerónimo Giménez.
* Un compilado del soundtrack de Piratas del Caribe.
* Fiesta de bugles, de Leroy Anderson.
* Bohemian rhapsody, de Freddie Mercury.
* Gonna fly now, de Bill Conti.
* Tango para un torero, de Manuel Bonachera.
* Homenaje a México, un popurrí de música popular mexicana.
* La bikina, de Rubén Fuentes.
* Costumbres, de Juan Gabriel. (Estas dos últimas fueron cantadas por un integrante de la banda).
* Me gustas mucho, de Juan Gabriel.
* Un popurrí de mambos.
* El sinaloense
* Un popurrí de música jalisciense, con Guadalajara, Cocula y el son de La negra.

En el concierto estuvieron presentes autoridades del 102 batallón de infantería de El Corcovado y del patronato del Museo Regional. Municipales no...
Los festejos por el séptimo aniversario del Museo continuarán durante todo el mes, próximamente publicaremos aquí el programa completo.

sábado, 4 de mayo de 2019

Las pitayas y las familias pitayeras en Autlán


La mañana de este sábado 4 de mayo se celebró la sesión ordinaria mensual del capítulo Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco, en el domicilio de la familia Blanco Medina en la población de Chiquihuitlán, al extremo poniente del valle de Autlán. El anfitrión de esta sesión fue el doctor Alfredo Castañeda Palomera, quien expuso el tema Las pitayas y las familias pitayeras de Autlán de Navarro, junto con el señor José Blanco, dueño de la casa. La exposición comenzó a las 11:00 horas, con la asistencia de unas 40 personas.
El doctor Castañeda comenzó haciendo una descripción de las pitayas que se cosechan en Chiquihuitlán, que se producen sin el uso de pesticidas o insecticidas y sin recibir contaminación de este tipo de productos utilizados en otros cultivos, por la razón de que este lugar se encuentra a sotavento de las zonas donde se practica la agricultura tecnificada en el valle. Enseguida, dio algunos datos técnicos sobre la pitaya, como el tipo de clima donde se produce, que es el semiárido, algunas características físicas y nutricionales y sobre su cultivo: supimos, por ejemplo, que en promedio puede haber 231 órganos pitayeros en cada hectárea de terreno y que cada uno de ellos puede dar hasta 300 frutos.
El expositor mencionó que hay datos que indican que el uso de este fruto por el hombre puede datar desde el año 6,500 a. C., mayormente como fruta fresca, y en la época prehispánica se le daba un uso ritual, como regalo que se entregaba al momento de cerrar alianzas. Nos dijo que en México las principales zonas productoras son la cuenca de Sayula y la Mixteca baja y recordó que en un día como hoy, 4 de mayo, pero de 1525, llegaron a Autlán los conquistadores españoles, que debieron encontrar entre los frutos del lugar a las pitayas, puesto que la temporada de este fruto estaba comenzando.
Por último el doctor Castañeda mostró un avance de un trabajo que está realizando sobre las familias pitayeras de Autlán, en el que describió una rutina típica de trabajo: levantarse a las 2 de la mañana para subir al cerro a recolectar la fruta, quitarle las espinas y organizarla para llevarla a vender al mercado temprano por la mañana, utilizando para esto el clásico gancho pitayero, lámparas y un chiquihuite o cubetas para transportarlas.
En la segunda parte de la exposición el señor José Blanco, dedicado al aprovechamiento de las pitayas desde hace más de 40 años, describió su forma de trabajo: dijo que en Chiquihuitlán hay varios horarios en que los pitayeros salen a trabajar, desde las últimas horas de la tarde hasta las 5 de la mañana. En el proceso de recolección y preparación del fruto para la venta participa toda la familia: los adultos recolectan las pitayas y los niños pequeños ayudan a pelarlas (quitarles las espinas) en casa, para enseguida clasificarlas por tamaño y calidad y llevarlas a vender a Autlán, por las calles o en el mercado. El precio al que venden la fruta depende de la calidad y de la ley de la oferta y la demanda: a mayor abundancia de pitayas es menor el precio. Don José dijo que el precio al que se vende la pitaya le parece barato, dado el trabajo que lleva su recolección y preparación.
Don José también nos compartió algo del conocimiento empírico de los pitayeros locales: identifican, por ejemplo, varias clases de pitayas, siendo la mejor la llamada "alazana", que es la más dulce. Ellos reconocen, además, diferentes sabores, olores y calidades según el sitio exacto donde se encuentra el órgano, lo que está determinado por el tipo de tierra. Habló también de la problemática de quienes se dedican a esta actividad, entre las que están la falta de apoyos oficiales para los más necesitados, que suelen quedarse entre los dirigentes de la comunidad, el robo de pitayas por personas que no son de la comunidad y las llevan a vender al pueblo y los bajos precios en que se vende el fruto. Refirió, por último, algunas investigaciones que ha realizado personal de la Universidad de Guadalajara, que ha permitido identificar algunas enfermedades que afectan a los órganos pitayeros.
Para cerrar la presentación y dada la información expuesta por don José Blanco, el doctor Castañeda recomendó a los presentes nunca regatear el precio a los pitayeros.

miércoles, 24 de abril de 2019

Recordaron a Atanasio Monroy en la cuarta sesión de Conversaciones sobre Autlán



La tarde de este miércoles 24 de abril en el patio central del Museo y Centro Regional de las Artes se llevó a cabo la cuarta sesión del ciclo Conversaciones sobre Autlán, organizadas por el cronista municipal. La sesión reunió a 18 personas y comenzó a las 19:05 horas.
Esta vez la conversación estuvo dedicada a recordar al pintor autlense Atanasio Monroy, de quien el viernes pasado fue el 110 aniversario de nacimiento, y estuvo a cargo del también pintor Gabriel Lima Velásquez, quien conoció en persona a Monroy en su juventud y es autor del libro Nació para pintar, mismo título que llevó su exposición de hoy.
Basado en este libro, del que leyó pasajes enteros, don Gabriel comenzó hablando sobre la personalidad de Monroy, más bien retraída, que lo mantuvo alejado de la fama. Aseguró que la obra mural de Atanasio Monroy está entre las mejores de México, poniéndola incluso por encima de la de los tres grandes del muralismo mexicano, por lo menos desde el punto de vista anatómico y estético. Analizó enseguida la obra de Monroy dividiéndola en cinco épocas, de las que consideró la mejor la que va de los 30 a los 45 años de edad del pintor, que corresponde a cuando pintó el mural La Mexicanidad y el que se encuentra en el CUCEI, en Guadalajara.
Don Gabriel refirió también sus primeros contactos con la obra de Atanasio Monroy, que se remontan a su infancia: en la biblioteca familiar existía un libro titulado Niños pintores mexicanos, en el que se publicaron imágenes de pinturas hechas por alumnos de la Academia de San Carlos de la Ciudad de México, incluyendo a Atanasio Monroy. Poco después, en 1943, tendría la oportunidad de ver el original de su Crucifixión que se expuso en la tienda La Oriental durante los festejos por el 400 aniversario del establecimiento de los franciscanos en Autlán y que actualmente está en el curato de la parroquia del Divino Salvador.
Don Gabriel intentó que Monroy le enseñara dibujo, aunque lo más que logró fue que el pintor le permitiera visitarlo cuando quisiera en su taller, donde le dio algunos consejos y opiniones sobre las obras maestras de la pintura (don Atanasio despreciaba el arte moderno porque consideraba que era una forma de disfrazar la falta de talento). Fue él quien convenció a don Atanasio de regresar a Autlán luego de sufrir la embolia que le paralizaría el brazo derecho, llegando a vivir en el pueblo en la casa que ocupaba la Escuela de Artes, en la esquina de las calles de Guadalupe Victoria y Santos Degollado, que fue demolida hace tres años para construir ahí un estacionamiento. Atanasio Monroy, dijo, siempre se sintió autlense porque, a pesar de haber nacido en Ejutla, vivió aquí desde su primera infancia.
Al término de la exposición algunos de los asistentes le hicieron preguntas a don Gabriel Lima, en el sentido de cuáles eran los compositores favoritos de don Atanasio y quiénes habían sido sus maestros, además de Jesusita Pelayo en Autlán y Alfredo Ramos Martínez en San Carlos. Don Gabriel dijo que Monroy siempre prefirió la música clásica, que escuchaba en la radio, y que tuvo entre sus maestros a Leandro Izaguirre.
Al final de la sesión el cronista de Autlán, Guillermo Tovar, leyó un texto sobre Atanasio Monroy incluido en el libro Biografía de pintores jaliscienses 1882-1940, de Ixca Farías, donde se le describe como retratista y se señala la influencia de Saturnino Herrán en su obra.

viernes, 19 de abril de 2019

Bitácora de viaje 5: Yahualica, en el redondel



Remanso de sosiego cordial, intacto el recio estilo antiguo de los pueblos apartados, dueña de comodidades modernas, la villa de Yahualica brinda su añejo sabor al forastero que busque lugares de descanso no trillados por el turismo vulgar, turismo afecto a las perspectivas teatrales: nada más distinto a este género de atractivo... compararíase su sabor con el de un vino seco, espirituoso, esencial.
Agustín Yáñez

Los Altos y la Costa de Jalisco son las dos regiones jaliscienses más distantes y distintas entre sí: las apartan accidentes geográficos como la distancia y la altitud sobre el nivel del mar, que a su vez provocan diferencias grandes en el clima y el medio, cálido y húmedo en la Costa y frío y reseco en los Altos. En la historia reciente, estas dos regiones estuvieron diferenciadas también por los cacicazgos antagónicos del licenciado J. Jesús González Gallo y del general Marcelino García Barragán, ambos gobernadores de Jalisco en periodos sucesivos y que tuvieron una influencia decisiva en sus regiones, desde Yahualica y Autlán, respectivamente.
El fin de semana entre el 13 y el 14 de abril de 2019 un grupo de veinte autlenses visitamos Yahualica para culminar un taller de lectura de la novela Al filo del agua, de Agustín Yáñez, en la que, según algunos críticos, se retratan elementos de la vida de este pueblo alteño que fueron conocidos por este escritor tapatío durante su infancia y juventud. El taller de lectura se desarrolló entre septiembre y noviembre de 2018 en el Museo y Centro Regional de las Artes, en Autlán. Veinte visitantes de la tierra de Marcelino García Barragán a la de Jesús González Gallo, protagonistas de una rivalidad política que llegó a costar vidas a mediados del siglo XX.
El grupo de autlenses que viajó a Yahualica era bastante heterogéneo: desde niños de menos de nueve años hasta adultos de más de 65, estudiantes, amas de casa, empresarios, funcionarios públicos, comunicadores… todos fuimos recibidos amablemente por Sandra Pérez, secretaria de la dirección de Turismo de Yahualica, y por el profesor Jorge Torres, quienes nos dieron un recorrido guiado por algunos de los lugares más sobresalientes del pueblo, en el que además pudimos darnos cuenta de algunos elementos que aparecen en la novela de Yáñez.
El recorrido hubo de esperar a que nos instaláramos todos en el hotel Toledo, una finca de cantera, como la mayoría de las del centro de Yahualica, cuya fachada tiene alguna similitud con la llamada Casa de los Perros en Guadalajara y en la que pudimos ver, nada más poner un pie en su vestíbulo, uno de los afamados incendios que se instalan al inicio de la festividad de la Semana Santa. Al punto recordamos los incendios descritos por Agustín Yáñez en su novela.
Ya sobre la una de la tarde nos reunimos de nuevo en la Presidencia Municipal, donde comenzó el recorrido por Yahualica. En el cubo de la escalera de este señorial edificio nos detuvimos para contemplar el mural Alma de cantera, pintado en acrílico sobre madera por Anastacio Mercado Martínez y cuyos 60 m2 cubren las cuatro paredes. El artista retrató en este mural un panorama urbano del pueblo, a través de algunos de los edificios del centro; algunas de sus actividades principales, como la cantería, y a sus personajes más distinguidos, dedicando un espacio mayor a los más destacados: en un lugar aparte retrató a Jesús González Gallo, en otro a Agustín Yáñez y al músico Higinio Ruvalcaba y, en la pared principal, pintó una procesión del Señor del Encino entrando por la “calle derecha”, encabezada por el cardenal Juan Sandoval Íñiguez y otros personajes yahualicenses. Aquí el profesor Jorge Torres nos dio una explicación del mural y de la vida y obra de algunos de estos personajes, incluyendo una versión del nacimiento de Agustín Yáñez según la cual no habría nacido en Guadalajara sino en un lugar conocido como El Refugio, en el camino de Yahualica a la capital de Jalisco, a donde huía su familia. Oímos también la historia de Francisco Tenamaxtle, líder indígena que combatió a los españoles en los primeros años de la Colonia.

Detalle del mural Alma de cantera.

De este punto nos trasladamos al salón de Cabildo, en el que nos fue mostrada una galería de retratos de todos los presidentes municipales de Yahualica, presidida por un retrato en gran formato de Jesús González Gallo. De este personaje nos fueron narradas algunas anécdotas sobre su influencia en el desarrollo urbano y económico del pueblo, para enseguida, aprovechando la espléndida vista que se tiene del centro de Yahualica desde la ventana de este salón, el profesor Torres nos dio una explicación de algunos de sus principales elementos urbanísticos: la omnipresente cantera, extraída de los cerros cercanos y trabajada aquí mismo por maestros que conservan el conocimiento del oficio desde generaciones, la construcción de la parroquia, las particularidades de la plaza principal, cuyo kiosco original se perdió hace décadas (como pasó con el de Autlán hace más o menos el mismo tiempo), la estatua de González Gallo que mira de frente a la Presidencia, la tienda La Flor de Mayo, que es mencionada en Al filo del agua, el sitio donde fue preso el ahora santo Román Adame, atado a uno de los pilares del portal… en fin, una plática sustanciosa y amplia, perfecta como introducción para conocer el pueblo.

Afuera del mercado.

Luego de recorrer la Presidencia salimos de ella por la puerta que da a la calle de Manuel Ávila Camacho, para de ahí caminar unos metros y conocer el mercado municipal “viejo”, que guarda una cierta semejanza con el mercado Benito Juárez de Autlán destruido en 1956. Es notable el orden y limpieza de este mercado, cuyos comercios se encuentran organizados en islas, donde se pueden encontrar artículos típicos de Yahualica, como los infaltables chiles y salsas picantes, artículos de talabartería, comidas como la birria de borrego o de res, mariscos, loncherías, tacos, entre otros. También se pueden adquirir dulces y panes tradicionales de aquí, como las famosas chorreadas. En la parte exterior del mercado se encuentran las carnicerías y otros comercios. El orden de que hablé antes se nota en la uniformidad de la imagen de los puestos: en los del exterior incluso los letreros son todos iguales y en los internos, aunque cada puesto tiene su propia imagen, evitan en ella las estridencias y el mal gusto.

Dentro del mercado.

Y la limpieza es notoria en todo el centro del pueblo: es sorprendente (por lo menos para un autlense) la mínima cantidad de comerciantes ambulantes, lo que permite admirar el bien cuidado jardín, los detalles de las construcciones y el paisaje urbano en general. Esto lo notamos en el recorrido que por este lugar hicimos luego de salir del mercado, siempre bajo la guía del profesor Torres, quien nos mostró el sitio donde estuvo preso Román Adame, donde a manera de recuerdo permanecen unos aros de hierro sujetos al pilar; la parroquia de San Miguel Arcángel, que presentaba las imágenes cubiertas con paños morados a manera de luto (el día anterior había sido Viernes de Dolores) y donde pudimos ver el lugar donde se encuentran los restos de los padres de Agustín Yáñez y los del señor Luis Fabián, constructor de la parroquia. Este templo contiene algunos monumentos dedicados a personajes de Yahualica: el cardenal Juan Sandoval Íñiguez, al canónigo Ignacio Íñiguez Delgadillo y al evangelizador fray Miguel de Bolonia, junto con uno, en cantera, al Señor del Encino.

Parroquia de San Miguel Arcángel en Domingo de Ramos.

Luego salimos del centro para conocer el campo deportivo de La Calavera, que hasta el año 1965 fue el panteón municipal y que conserva su pórtico del siglo XIX, coronado por una calavera, cómo no, de cantera (de ahí su nombre, que trascendió a todo el barrio). Dentro del campo deportivo, que es una cancha de futbol de pasto sintético, se encuentra un monumento a san Román Adame, levantado en el sitio exacto donde fue fusilado. Un par de frases de este personaje, dichas en sus últimos momentos de vida, están inscritas a los lados de la entrada.
Acelerando un poco el paso, conocimos el templo del barrio de La Cantera y la plaza de toros Jalisco, con capacidad para alrededor de 5 mil personas, para pasar enseguida a la glorieta de las Mujeres Enlutadas, un monumento a la novela Al filo del agua hecho en su aniversario 50 y ubicado en la entrada a Yahualica desde Mexticacán. Labrado en cantera, el monumento es una reproducción del grabado que aparece en la portada de la novela de Agustín Yáñez. El profesor Torres nos explicó cómo este monumento había estado antes en otros sitios, entre ellos la explanada afuera de la plaza de toros, pero que a la gente no le gustaba. Por eso se decidió colocarla en este lugar, sin tener siquiera la glorieta o algún elemento de protección, que le fueron colocados posteriormente. En este monumento los integrantes del grupo nos tomamos una buena cantidad de fotografías, fue como el momento culminante del taller de lectura.

Preparando los ramos.

El resto de la tarde del sábado y la mañana del domingo fueron para conocer, cada quien por su cuenta, lo que quisiera del pueblo. Hubo quien salió a hacer compras, quien salió a tomar un café o algo más fuerte a alguno de los negocios especializados que se encuentran alrededor de la plaza y que ofrecen mesas al aire libre, quien fue a misa, quien compró ramos de palma, de laurel o de manzanilla de los que estaban a la venta afuera del templo parroquial… todos, a nuestro modo y entender, encontramos algo del sentido de la vida de Yahualica y de cómo se convirtió en inspiración para una de las obras mayores de las letras jaliscienses.

Vista de la plaza principal de Yahualica.

jueves, 11 de abril de 2019

Presentaron "Yo no quiero ir en tren" en la Casa Universitaria

De izquierda a derecha: Alfredo Ortega y Jesús Medina.

Pasaron más de siete años para que el patio central de la Casa Universitaria Antonio Alatorre, un espacio que ofrece las características ideales de espacio, comodidad y acústica para actividades de grupos pequeños y medianos, como las presentaciones de libros, albergara un acontecimiento de este tipo. La tarde de este jueves 11 de abril el escritor autlense Alfredo Ortega presentó aquí la segunda edición de su cuento infantil Yo no quiero ir en tren ante unas 50 personas, entre las que se encontraba un grupo completo de estudiantes de la Escuela Preparatoria Regional de Autlán. Curiosamente el último libro que se había presentado en esta Casa había sido La Bruja, del mismo autor, en diciembre de 2011, antes de que el recinto fuera inhabilitado por presentar problemas estructurales.
Fue a las 19:05 horas cuando el profesor Jesús Medina, comentarista del libro, tomó la palabra para hablar de la calidad estética de esta segunda edición, que calificó de pulcra. Recordó que el ilustrador del libro, Roberto Pulido, ganó el segundo lugar del premio de pintura José Atanasio Monroy 1999 con la obra El cielo guarda sus secretos, que se encuentra expuesta en la Casa Universitaria junto con otras piezas ganadoras de diferentes ediciones del premio.
Dijo que es inevitable, cuando uno lee alguna obra literaria, no encontrar relación entre lo que se narra en ella y las historias y recuerdos propios; él encontró los suyos en la evocación de su abuelo y de su padre, quienes fueron trabajadores de ferrocarriles, y en algunas experiencias como viajero de tren, que procedió a contar. Del maestro Alfredo Ortega, aseguró que tiene oficio de escritor, fruto de años de pensar, escribir y corregir. "Ya tiene su propio estilo literario y eso, señores, no es fácil", fue la frase con la que se despidió.
Enseguida el autor del libro contó el origen de los personajes de su cuento, presentando "en vivo" a uno de ellos: un polluelo de cóndor de peluche, que aparece en un lugar importante dentro de la trama. Habló también del derecho a la nostalgia que tienen quienes viajaron en tren y cuyos buenos recuerdos no podrán tener las nuevas generaciones, luego de la desaparición del servicio de pasajeros en México, y del derecho de los niños a la fantasía, a vivir y soñar conforme a ella. Estos dos derechos están presentes en su obra. Por último, antes de recibir y responder algunos comentarios de los asistentes, el maestro Alfredo Ortega leyó el capítulo Atacan los villistas
Alfredo Ortega cuenta con un merecido y creciente prestigio como cuentista.

miércoles, 10 de abril de 2019

Nomenclatura urbana 13: calle de Emiliano Zapata



El crecimiento del pueblo de Autlán en las últimas décadas se ha dado con mayor notoriedad hacia el norte, lo que ha hecho que el barrio de Los Arquitos, antes separado de la ciudad, ya forme parte integral de la misma. Hacia el sur, por mucho tiempo el límite fueron las colonias de la ribera derecha del Coajinque, con poco crecimiento más allá de sus últimas calles.
Sin embargo, de manera silenciosa y lenta, pero constante, la ladera sur del cerro Colorado, en las inmediaciones del sitio conocido como Las Bateas, ha ido urbanizándose. Este proceso ha llegado incluso a la formación de modestas y cansonas callejuelas que serpentean entre el tepetate del cerro. Una de ellas lleva el nombre del caudillo morelense Emiliano Zapata y, con el pretexto del centenario luctuoso de este personaje señero del panteón cívico mexicano, fuimos a recorrerla.

Arranque de la calle de Zapata hacia el sur.

La calle de Emiliano Zapata inicia en el entronque con la de Mariano Otero, subiendo por esta última desde la de Tabachines, que es paralela a la carretera a la Costa. La de Zapata arranca hacia el sur rodeando la ladera del cerro, de manera que al lado izquierdo no encontramos ninguna casa pero sí alcanzamos a ver el tejado del famoso restaurante campestre La Cabaña y la majestuosa copa de una parota que está plantada en su estacionamiento. Del lado derecho los constructores han tenido que emparejar el terreno para fincar, puesto que el terreno tiene una inclinación importante. No hallamos aquí florituras arquitectónicas ni algo que se le parezca: las casas han sido construidas pensando más en solucionar los problemas que plantean lo empinado y duro del terreno que en crear belleza.

La parota de La Cabaña.


Una rampa para entrar a casa.

Pero la prueba de que la falta de adornos en la construcción de las casas no se debe a la falta de gusto o a la dejadez la aportan los jardines que algunos vecinos han improvisado al pie de las escaleras de sus casas (las entradas están elevadas con respecto al nivel de la calle) o en sus patios traseros, algunos visibles desde la calle. Y tampoco es que haga mucha falta agregarle algo a la belleza implícita en la vista que se goza desde esta calle hacia la sierra de Manantlán y hacia las lejanas alturas que limitan, viendo desde aquí hacia el oriente, el llano rulfiano.

Vista hacia la sierra de Manantlán.

Al terminar la curva que esta vía describe alrededor del cerro llegamos a un punto en que pierde, de hecho, la categoría de calle y se convierte en poco más que una brecha cerril, con peñascos que impiden la circulación de cualquier vehículo de más de dos ruedas. En este punto cruza una escalinata que lleva desde el nivel del suelo hasta la parte alta del cerro, amplia y con escalones muy cómodos y pintados de distintos colores. La calle de Emiliano Zapata, en cambio, comienza aquí a bajar hacia las Bateas y, poco más delante del cruce con la escalinata vuelve otra vez a parecer calle, con casas ya a ambos lados. Por fin, termina en su cruce con la calle de Flores Magón.

Asperezas de la calle de Zapata.

Escalinata hacia la parte alta del cerro.

Emiliano Zapata es una calle eminentemente habitacional, solamente encontramos un par de modestas tiendas de abarrotes. Su arbolado es muy variado, yendo desde los frutales como nances, almendros y órganos pitayeros, éstos últimos remontados unos metros hacia arriba del cerro, hasta algunos árboles de ornato. También hallamos, cultivados por los vecinos, desde rosales hasta calabazas, junto con huizaches y mezquites.






Una virtud de esta calle, además de la imponente vista, es el ambiente: la temprana hora a que se oculta el sol detrás del cerro y el viento vespertino que baja de la parte alta del cerro Colorado generan un frescor envidiable por los habitantes del centro de Autlán en las épocas calientes del año, junto con la tranquilidad que permiten el casi nulo tránsito de automóviles y la poca población.

Una terraza para disfrutar la fresca.

Emiliano Zapata fue uno de los principales caudillos de la etapa histórica conocida como Revolución Mexicana. Su movimiento, de base campesina, fue el principal impulso del agrarismo en México, que alcanzó su mayor desarrollo con los gobiernos revolucionarios de mediados del siglo XX. Fue asesinado el 10 de abril de 1919 en la hacienda de Chinameca, Morelos.

Extremo sur de la calle de Emiliano Zapata.