viernes, 27 de marzo de 2020

La triste y definitiva muerte de don Francisco González


Por Guillermo Tovar Vázquez
Tercer lugar en el Concurso de Cuento del Festival del Día de Muertos Autlán 2019

Luego de mi muerte yo no conocí el reposo. No bien había exhalado el que creí que sería mi último suspiro cuando todo en mi casa, que es la casa de usted, comenzó a revolverse. Mi pobre mujer, Concepción, comenzó en ese momento un hilo de transportes de dolor capaces de conmover al mismo Antonio Rojas. Mientras tanto mi hermano Atanasio se echaba a cuestas el trabajo de organizar el velorio. Esa noche desfilaron por el que fue mi domicilio muchas gentes, desde los parientes más allegados hasta los antiguos amigos, enemigos y conocidos a los que tenía años sin ver, todos ellos deseosos de ahogar en café con alcohol el dolor que les causó mi ausencia. Y algunos no solo desfilaron sino que se quedaron mucho más rato del que yo hubiera querido.
Al día siguiente muy temprano, luego de oír la consabida misa de cuerpo presente en la parroquia, me llevaron al panteón de la Alameda, donde mis restos descansan desde entonces. Y digo que ellos descansan porque yo no he podido hacerlo. Mientras mis carnes se conservaron apetecibles, por lo menos para los gusanos, yo conocí días de mucha agitación: Concha no dejaba de llorarme y recordarme, especialmente por las noches, que era cuando más le hacía falta mi compañía. Llegó a darse el caso de que me hablara, como si estuviera yo acostado todavía junto a ella. Mis dos hijos, Francisca y Telémaco, a los que dejé muy chicos, lloraban mucho, a imitación de lo que veían hacer a su madre. Por unos días anduvieron como azorados, al modo de los pollitos cuando sienten la cercanía del gavilán. Concepción tuvo en esa época la costumbre de llevarme una flor todos los días, más por tener un pretexto para acercarse al sitio donde quedó mi cuerpo que porque creyera que me gustaría recibirla.
Para cuando mis huesos ya estuvieron completamente limpios, aunque gozando todavía de buena salud, mi presencia en la vida de quienes me conocieron había venido mucho a menos. Mis hijos ya no recordaban mi rostro, mucho menos alguna palabra o alguna caricia mía. Tan poca había sido la huella que dejé en ellos. Concha encontró con quién hablar por las noches y sus visitas, ahora secretas, a mi cripta se fueron espaciando cada vez más, hasta que ocurrió la última, fugaz y como por compromiso. La multitud que asistió a mi velorio se había olvidado de mí desde que bebió el último buche del atole y tragó el último bocado de los tamales que le ofrecieron al término del novenario.
De lo que fui ya no queda sino el polvo en que me había de convertir, según me prometieron en el templo. Y es lo que más ha perdurado. Mi voz, mis ideas políticas, mi afición por los toros y por las comidas condimentadas, mi forma de hacerle el amor a mi mujer y el cariño que les tuve a mis hijos se han ido desvaneciendo conforme han ido desapareciendo de su recuerdo. Cuando todo esto termine de extinguirse nada quedará que me detenga.
Entonces sí conoceré el reposo.

viernes, 20 de marzo de 2020

Algunas recomendaciones para la cuarentena



En estos días extraños las autoridades recomiendan no salir de casa a menos que se trate de atender algún asunto de importancia, con la intención de atenuar las condiciones para la propagación del coronavirus. Lejos de ser un motivo para aburrirnos, esta pausa obligada puede servir para disfrutar de la producción de artistas autlenses o para conocer la historia, geografía y, en general, la cultura de Autlán y la región. Todo esto sin salir a comprar libros, no se asuste.
Enseguida le compartimos algunos recursos disponibles en la red con información y arte relacionados con Autlán:

·         En la aplicación Spotify podemos encontrar el podcast Jalisco. Voces de leyenda, desarrollado a partir de una idea original de Iván Serrano Jáuregui con apoyo del Programa de Estímulo a la Creación y Desarrollo Artístico de la Secretaría de Cultura. Recopila leyendas de las 12 regiones de Jalisco en 24 audios, uno de ellos dedicado a Autlán.
·         En Spotify también podemos encontrar música de autores autlenses:
o   los tres movimientos de la Sonata para violín de Hermilio Hernández se encuentran en tres distintos álbumes: Violín Recital, de Luis Samuel Saloma Alcalá; Romanticismo tenaz, de Antonio Tornero y Luz María Puente, y Música mexicana para violín y piano, de Savva Latsanich y Patricia García Torres.
o   el álbum Extractor, de la banda Perfylic.
o   cuatro sencillos de la banda Reborns.
o   una respetable cantidad de versiones de la marcha Viva Autlán, que van desde el mariachi y la banda de música hasta el tamborazo y el quinteto de jazz.
o   toda la discografía de Carlos Santana, incluyendo grabaciones en vivo.

     ·     Facebook, además de memes, chistes y consejos sobre el coronavirus, también aloja la página Archivo Municipal de Autlán, en el que el personal de esa dependencia comparte fotografías y documentos históricos acompañados de textos interpretativos. Este archivo es uno de los más ricos de la región, con un acervo que se remonta al año 1813.

    ·      Estudios Jaliscienses es una revista trimestral publicada por El Colegio de Jalisco en la que estudiosos de esa institución publican trabajos de temas diversos acerca de todas las regiones del Estado. En su sitio web (estudiosjaliscienses.com) el Colegio pone a disposición del público las 119 ediciones de la revista para descarga gratuita en formato pdf. Entre ellas hay varias de especial interés para los habitantes de Autlán y la región:
o   El número 2 está dedicado a la Costa de Jalisco, el Puerto de la Navidad y la relación Jalisco-Colima, con trabajos de José Rogelio Álvarez (nada menos), Mario Aldana, Juan José Palacios, entre otros.
o   El número 11 incluye trabajos sobre el ejido de Ayutita, de Gregorio Rivera Morán, y sobre el desarrollo de los pueblos a lo largo de la carretera federal 80, por María Rodríguez Bautista.
o   El número 15 está dedicado a Autlán, con textos sobre geografía, historia y cultura de Hirineo Martínez Barragán, Ernesto Medina Lima, Rafael Cosío Amaral, entre otros.
o   El número 16 también es sobre la Costa de Jalisco, aunque con una visión más cercana a sus recursos naturales. Contiene textos de Enrique Jardel Peláez, Roberto Rodríguez y Jaime Olveda, entre otros, sobre conservación de recursos, turismo e historia.
o   En el número 18 aparece el texto Ejutla: paisaje y cotidianidad, de Ana María de la O Castellanos.
o   Ana María de la O vuelve a aparecer en el número 35 con el trabajo La hacienda de San Clemente. Un retrato de la oligarquía regional.
o   El número 42 está dedicado a la medicina en los siglos XIX y XX y contiene el texto Profesionalización de la medicina en Guadalajara de Lilia Victoria Oliver Sánchez.
o   La actual rectora del CUCSur aparece nuevamente en el número 47 con la introducción general de esta edición dedicada a Cihuatlán.

     ·         La Secretaría de Cultura de Jalisco pone a disposición también, para descarga gratuita, más de 80 títulos, entre novelas, cuentos, leyendas, estudios, memorias y fondos documentales de personajes como Rafael Urzúa o José Luis Razo Zaragoza en su sitio web (sc.jalisco.gob.mx), en el apartado Libros y documentos. Entre ellos hay algunos de temas o autores autlenses:
o   De fiesta por Jalisco, de varios autores, que incluye un texto sobre el Carnaval.
o   Telar de voces. Literatura Popular de Jalisco 1950-2000, con textos de varios autores autlenses de poesía y cuento.
o   Leyendas y personajes populares de Jalisco, compilado por Helia García Pérez, que contiene dos leyendas autlenses.

     ·     El Museo y Centro Regional de las Artes, uno de los centros culturales más activos de Autlán, puede ser visitado virtualmente en su sitio web (museoautlan.wixsite.com/museoautlan), donde se puede conocer su historia, ver imágenes e información de todas sus salas de exposición permanente, fotogalerías de sus actividades, entre otros contenidos.

Si ya se aburrió usted de la información sobre el coronavirus, aquí tiene algunas opciones. Pero recuerde no bajar la guardia…

domingo, 15 de marzo de 2020

Conferencia sobre etiquetado nutrimental en la sesión mensual del capítulo juvenil Costa Sur de la BSGEEJ


Este sábado 14 de marzo en la sala de lectura de la biblioteca Antonio Alatorre del Centro Universitario de la Costa Sur el capítulo juvenil Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco celebró su sesión mensual, iniciando a las 10:10 horas y con la asistencia de 12 personas.
Este mes la anfitriona de la sesión fue la nutrióloga Maelvy Graciela Guerrero Blancas, quien expuso su trabajo Etiquetado nutrimental. Importancia de su aplicación, que inició con el dato de que las Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT), como la diabetes, son la principal causa de muerte a nivel mundial pero se puede controlar el riesgo de contraerlas disminuyendo el consumo de nutrimentos críticos, contenidos en los llamados alimentos chatarra. Para lograr que la gente consuma menos de estos productos existe el Sistema de Etiquetado Frontal de Alimentos y Bebidas (SEFAB), que es una política costo-efectiva que en México no ha tenido mucho impacto. Es la política que obliga a los productores de alimentos procesados a informar en las etiquetas de sus productos sobre sus características nutrimentales.
En México, explicó la ponente, se usa el etiquetado GDA, diseñado en Europa con financiamiento de la industria alimenticia y basado en una ingesta de 2000 calorías diarias, que es la indicada para una mujer sana que hace ejercicio moderado, lo cual no corresponde a la mayoría de la población mexicana. Este etiquetado resulta confuso y es necesario hacer operaciones matemáticas para interpretarlo; los mexicanos tenemos derecho a un etiquetado claro, frontal, con señales de advertencia y con datos fácilmente entendibles, consideró Maelvy.
Enseguida expuso el ejemplo de Chile, donde se desarrolló un sistema de etiquetado de advertencia fácilmente identificable por el consumidor, que ha ocasionado un 14% de disminución de la compra de cereales para el desayuno, 25% en bebidas azucaradas y que el 90% de las madres de familia entiendan y valoren la información nutrimental.
En México un grupo de expertos convocado por la Secretaría de Salud emitió una postura en la que recomienda un etiquetado frontal basado en evidencia y la prohibición de la venta de alimentos chatarra en escuelas de nivel básico. El 24 de octubre de 2020 se aprobó una modificación a la Norma Oficial Mexicana 051, que establece el uso de sellos de advertencia, como los que se usan en Chile, así como que los productos que lleven estos sellos, en los que se indica que el producto tiene exceso de contenido de algún nutrimento crítico, no podrán anunciarse con personajes, regalos, promociones, ofertas o similares.
Actualmente la propuesta se encuentra estancada debido a un amparo promovido por la CONCAMIN. Maelvy considera necesaria la utilización de sellos de advertencia porque el común de los mexicanos no consulta ni entiende cabalmente el contenido de las etiquetas de información nutrimental que se usan actualmente y hace sus compras con base en sus gustos o precios. Dijo que el etiquetado de advertencia no es una varita mágica pero es un primer paso para que los mexicanos moderemos el consumo de alimentos que pueden resultar nocivos para nuestra salud.

Con un concierto de rock terminó la jornada del viernes en la Agenda Cultural 2020 A del CUCSur

Artesanal Sound.
La noche de este viernes bajo la pérgola mayor del centro cultural José Atanasio Monroy del Centro Universitario de la Costa Sur terminó la nutrida jornada de ese día en la Agenda Cultural 2020 A con un concierto de rock a cargo de un par de bandas locales. La música comenzó alrededor de las 19:50 horas, con la presencia de unas 60 personas.
La banda abridora fue Artesanal Sound, una banda formada en Autlán en 2018 y que cuenta con una instrumentación clásica: guitarra, bajo, batería y voz, más un teclado que le da a su música una atmósfera más cercana al rock psicodélico. A ellos los hemos visto en otros espacios, como el Festival de la Cerveza Artesanal que se ha organizado en la Alameda en los últimos dos Carnavales.

Reborns.

Reborns fue la banda estelar de la noche, formada en Autlán en mayo de 2018 y con presentaciones en varios foros, como el Festival Rockautlan en octubre de 2018, donde compartió escenario con la conocida banda tapatía Disidente, Festival de la Cerveza Vallarta 2018, Festival de la Cerveza Autlán 2019 (con Mujer Tequila y Novaterra), así como en Guadalajara en diversos sitios como el C3 en abril del 2019, Leyendas del Rock, así como en Festival de la Cerveza Tlaquepaque el pasado julio del 2019. Reborns presentó una alineación con dos guitarras, bajo, batería, percusiones y voces femenina y masculina, con las que interpretaron piezas propias, en español, como Neurotransmisor, Nada me faltará y Renacer.
Con Rock and roll, de Led Zeppelin, Reborns cerró, quizá por algunas semanas a causa de la emergencia sanitaria causada por el COVID-19, las actividades de la Agenda Cultural.

sábado, 14 de marzo de 2020

Nueva exposición de Hiram Villaseñor en el CUCSur

Alegoría a la grana. Resina, madera, luz led y tinta de grana.
Este viernes 13 de marzo el artista plástico autlense Hiram Villaseñor inauguró en el vestíbulo del centro cultural José Atanasio Monroy una exposición de escultura, dentro de la Agenda Cultural 2020 A del Centro Universitario de la Costa Sur. La ceremonia de inauguración comenzó a las 19:15 horas, con la asistencia de unas 20 personas.
En un mensaje previo al corte del listón el autor de la obra dirigió un mensaje en el que dijo que el tema de su exposición son los mitos de nuestra región relacionadas con los animales: la viejita del monte, los duendes o chaneques y otros, desde una percepción propia. Las piezas expuestas son el reflejo de emociones y vivencias desde su niñez en Autlán, cosas que aquí conoció y le impactaron. Afirmó también que los mitos y la fantasía popular forman parte de nuestra cultura.
Luego de que la muestra quedara inaugurada Hiram guió a los asistentes por la exposición, explicando el origen y las ideas que hay detrás de cada una de las piezas.

Viejita del monte. Resina poliéster/pigmentos.
La exposición está compuesta por nueve obras, en técnicas diversas. Cada una evoca una leyenda o creencia popular autlense relacionada con algún animal: el temible arlomo, el tilcuate y su afición a la leche humana, la viejita del monte que es pregonera de la muerte, el matacaballos o la besucona. También hay piezas, como Contemplación, en las que Hiram retrata asuntos más personales, como el momento de observación y reflexión que le provocó una pitaya cimarrona y su semejanza con un animal.

Contemplación. Pitaya cimarrona, resina epóxica, madera y foco led.
Por la mañana del mismo viernes Hiram dibujó con gises de colores sobre el suelo de la entrada a la biblioteca Antonio Alatorre un pájaro bandera, animal insignia de la sierra de Manantlán. Este artista ganó en 2012, con esta técnica, el Concurso Internacional de Madonnari que se celebra en Italia.

Pájaro bandera.
La exposición de escultura estará disponible durante dos meses. El dibujo del pájaro bandera, hasta que desaparezca por efecto de los elementos.

Exposición Imaginario Autlense en la Casa Universitaria




Una ciudad a modo de casa...
Escandar Algeet


Este viernes 13 de marzo el fotógrafo autlense Ángel González Landeros, mejor conocido como León González, inauguró en la Casa Universitaria Antonio Alatorre su exposición Imaginario Autlense. Con la asistencia de unas 25 personas, la inauguración tuvo lugar a las 18:20 horas.
Antes del consabido corte de listón y la apertura de la sala donde se montó la exposición, que es la que antiguamente ocupó la librería, el autor explicó que en ella retrata lugares, vivencias y gentes de Autlán, consecuencia de una cacería incansable de momentos autlenses hecha en los tiempos de su personaje el Iluscionista Autlense (sic). En estas imágenes, dijo, buscó lo bello y la esencia de lo que conocemos sobre Autlán, aplicando un lenguaje de color, incrustado en las personas y lugares.
En Imaginario Autlense encontramos más de 70 fotografías, a las que se puede imponer el calificativo de catálogo visual de la cotidianidad de Autlán. Hay lo mismo un amanecer visto desde la capilla del Cerrito hasta el retrato de unas manolas, el detalle de la flor de una bugambilia, una tarde en Neverías, los colores del Entierro del Mal Humor, el sol de la tarde sobre los muros de la Purísima... es decir, todas esas cosas que, sin definir por ellas mismas lo autlense, sí conforman entre todas la identidad de nuestro terruño.


Imaginario Autlense, de León González, estará disponible durante dos meses.

martes, 10 de marzo de 2020

Segunda sesión del taller de lectura de Retrato de una niña triste


La tarde de este martes 10 de marzo se celebró en el salón de usos múltiples del Museo Regional la segunda sesión del taller de lectura de la novela Retrato de una niña triste, de Olivia Zúñiga, organizado por ese recinto cultural y que durará todos los martes del mes de marzo. La sesión comenzó a las 17:20 horas y tuvo una asistencia de 11 personas.
Los trabajos del día fueron dirigidos por la profesora Maricela Huitrón, quien repartió la sección de la novela, en la edición de 2013 publicada por la Secretaría de Cultura de Jalisco, que comprende de las páginas 17 a 28, entre los talleristas, que debían leer la parte que se les asignó y narrar a los demás lo que habían encontrado en ella, para comentarlas en el pleno. De esta forma revisamos desde las frases iniciales, duras y con fuerte carga depresiva, a comentar la historia de su infancia que Joanna, la protagonista, deja entrever mientras se encuentra en la clínica de los doctores Mayo en Rochester, Minnesota. Todo esto nos llevó a comentar asuntos como el sufrimiento que la autora describe en la novela, que se corresponde al sentimiento generalizado durante los años de la posguerra, a la violencia que sufre la protagonista desde su infancia, entre otros.
En la segunda parte de la sesión describimos las características físicas y psicológicas de algunos de los personajes, así como sus fortalezas y debilidades. Así repasamos a Joanna, Leonard, Sergio, Teodoro, las nanas y los guardias de la penitenciaría de Escobedo. En sus nombres y en los de algunos lugares que se mencionan, como el restaurante Kahler, parece haber claves para comprender mejor algunos detalles de la historia.
El taller de lectura se celebrará cada martes de marzo de 17:00 a 19:00 horas y estará dedicado a analizar la novela autobiográfica Retrato de una niña triste, de la autora jalisciense Olivia Zúñiga. El taller terminará con una visita a Tenamaxtlán, pueblo donde la protagonista (y la autora) vivieron su infancia.

lunes, 9 de marzo de 2020

Celebró la BSGEEJ una sesión solemne en Autlán


Este sábado 7 de marzo en el salón de usos múltiples del Museo Regional la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco celebró una sesión solemne en la que la presidente estatal, doctora Adriana Ruiz Razura, tomó protesta a la directiva del capítulo Costa Sur para el periodo 2020-2021 y a tres nuevos asociados del capítulo Juvenil Costa Sur. La sesión comenzó a las 20:10 horas y tuvo una asistencia de unas 120 personas.
Presidiendo la ceremonia estuvieron la doctora Adriana Ruiz Razura, presidente de la BSGEEJ; general Clever Alfonso Chávez Marín, secretario de la BSGEEJ; profesor Fausto Nava González, nuevo coordinador del capítulo Costa Sur; doctor Nabor de Niz Domínguez, coordinador saliente; doctor Hirineo Martínez Barragán, representante de la rectora del Centro Universitario de la Costa Sur; y el capitán Simón Hernández Plata como representante del 102 Batallón de Infantería. No hubo representación del Ayuntamiento de Autlán, a pesar de estar confirmada su presencia.
Luego de que la doctora Adriana Ruiz declarara abierta la sesión y de que el profesor Fausto Nava dirigiera el Himno Nacional, la presidente de la BSGEEJ tomó la protesta reglamentaria a la nueva directiva del capítulo Costa Sur, compuesta por el profesor Fausto Nava González como coordinador, el profesor Juan Manuel Ruiz García como secretario y la doctora Josefina Robles Cisneros como tesorera.
Enseguida el profesor Nava pronunció un discurso en el que reflexionó sobre el verbo ser y lo que implica ser socio de la BSGEEJ cumpliendo a plenitud con sus obligaciones. También mencionó las diversas comisiones en las que se dividió el trabajo del capítulo para este bienio, enfatizando la necesidad de cubrir los 17 municipios que componen su zona de influencia.

Toma de protesta a nuevos asociados al capítulo juvenil.

En el siguiente punto del orden del día los tres nuevos asociados del capítulo juvenil Costa Sur, que habían presentado sus trabajos de ingreso el pasado 22 de febrero en la bibliotecaAntonio Alatorre, expusieron una síntesis de sus trabajos para que les fuera tomada la protesta y se les impusiera el distintivo correspondiente por la doctora Ruiz Razura. Los nuevos asociados son la licenciada en Administración Selene Elizabeth Pérez Rosales, quien ingresa con el trabajo Importancia de los sistemas de gestión de calidad en las empresas, el licenciado en Ciencias Políticas Francisco Emmanuel García Barreto con Falta de ética y cultura política ante la alternancia en el poder en la administración pública y José Antonio Díaz Landeros con Breve historia de una voz desconocida, sobre el desarrollo de la viola.
Por último la presidente de la BSGEEJ pronunció un discurso en el que mencionó a la ética, a la responsabilidad y a la libertad como los pilares que deben soportar el trabajo de la Sociedad, que además debe crear condiciones de corresponsabilidad con otras instancias, como instituciones gubernamentales, ONGs y otras. Como socios de la BSGEEJ, dijo, “no podemos cerrar los ojos al desmejoramiento de la calidad de vida”.

Entrega de reconocimiento al doctor Nabor de Niz.

Antes de la clausura formal de la sesión el capítulo Costa Sur le entregó un reconocimiento y el nombramiento como coordinador honorario vitalicio al doctor Nabor de Niz, quien dirigió los trabajos del capítulo desde 1995 hasta 2019, de forma ininterrumpida.
Dicho esto el profesor Fausto Nava declaró clausurada la sesión.

domingo, 8 de marzo de 2020

Concierto del grupo Bemmol en el Aula Magna


Dentro de la Agenda Cultural 2020 A del Centro Universitario de la Costa Sur, este viernes 6 de marzo el grupo de rock alternativo Bemmol, de Armería, Colima, ofreció un concierto en el Aula Magna del centro cultural José Atanasio Monroy. El concierto comenzó a las 19:20 horas y tuvo una asistencia de alrededor de 50 personas.
Bemmol, que tuvo esa noche su segunda presentación en Autlán, después del festival Rockautlantis volumen 6 en octubre de 2018, ofreció un repertorio de nueve piezas propias, con una instrumentación que incluye dos guitarras eléctricas, bajo eléctrico, teclado y batería, con dos voces. Dos de los integrantes del cuarteto tocan la guitarra y el teclado, en diferentes canciones.

El programa del concierto fue el siguiente:

* Mirando al mar
* Ecuación
* El de adelante marcha atrás
* Sigo contigo
* Sol y ocaso
* Viceversa (que volvieron a tocar al final de la presentación, a petición del público)
* Domo
* Un segundo
* Romanticismo nocturno

El estilo musical de Bemmol es rock melódico, con letras profundas y reflexivas. A pesar de la poca asistencia el ambiente se fue animando poco a poco; los asistentes exigieron al final una y otra vez que el grupo tocara una pieza más. Ellos correspondieron con algunos covers a canciones como Lamento boliviano, Guitarras blancas y Creep.

sábado, 7 de marzo de 2020

Sueños Intranquilos en el Museo Regional

Recuerdo Eterno. Óleo sobre tela, 2018.

Este jueves 5 de marzo fue inaugurada en el salón de usos múltiples del Museo Regional la exposición Sueños Intranquilos, del artista tapatío Arturo Valdez. Con la asistencia de unas 40 personas, la ceremonia de inauguración comenzó a las 20:23 horas.
Antes del corte de listón el artista pidió al público ver la obra con detenimiento y no hacer solo una visita superficial, aclaró también que en la muestra se encuentran piezas hechas a lo largo de toda su carrera, desde 1997 hasta hace pocas semanas. Algunas de ellas fueron realizadas en Bogotá, ciudad donde vive seis meses al año.

Intervenciones sobre un ejemplar de Carta a mi padre, de Kafka. 2015.

Sueños Intranquilos está compuesta por 43 piezas, realizadas en técnicas diversas, en las que encontramos desde óleo hasta punta seca, pasando por acrílico, tinta y otros, aplicadas sobre papel, tela e incluso páginas de libros, que el artista interviene aplicando distintos materiales para retratar pasajes de la obra literaria.
Al ser una exposición retrospectiva, los temas también son variados, reflejo de los intereses del autor en cada época. Sin embargo, hay elementos comunes, si no en toda la exposición, sí en amplios pasajes de ella: el hilo rojo que parece representar al ambiente violento del país, las imágenes y situaciones oníricas, las referencias a la soledad y a la muerte. Definitivamente no puede abarcarse en toda su magnitud en un vistazo, es necesario hacerle varias visitas a la exposición.
Arturo Valdez tiene 23 años de carrera profesional, inició en 1997 en el taller de grabado de Cornelio García. Ha expuesto en Guadalajara, Bogotá, Colima, Querétaro, Aguascalientes, Tlaquepaque, Ajijic y Bucaramanga. Esta es su primera exposición en Autlán. Hay obra suya en colecciones privadas de varios países de América y Europa.

Tejido social. Tinta y acrílico sobre papel. 2017.

Sueños intranquilos estará disponible hasta el 30 de abril en los horarios habituales del Museo.

viernes, 6 de marzo de 2020

La rastreadora




Por: Carlos Efrén Rangel

Ilustración: Diego Cárdenas
Con los dientes sujetó el pedacito de piel que sobresalía pegado a la uña y lo arrancó de un jalón. Un hilo de sangre escurrió por el dedo y al mismo tiempo un relámpago corrió de la mano al estómago y luego a la espalda. Saboreó el líquido amargo en la lengua y vio otro pedazo de piel en otro dedo. Otro jalón. Otro hilo de sangre. Otro relámpago de dolor. 
El sillón en el que Cristina se retorcía se hizo duro con las horas. El taco de frijoles que su hermana puso sobre la mesa en el almuerzo seguía intacto, frío y olía a rancio. Junto al plato estaba otro objeto que llamó su atención y lo abrazó, era un portarretrato con la foto de su hija. El gusto acre de la sangre se tornó salado cuando la lágrima apareció. Notó que las extremidades se movían sin su consentimiento y la cara de la niña por poco y se rompe en el suelo. Las piernas flaquearon y en el mismo sitio donde llevaba dos días despierta se desplomó. Ese sillón gris lo compró diez años antes para ponerlo junto al teléfono. 
Pero el aparato ya no sonaba como hacía horas en que tuvo que repetir la misma explicación una y otra vez a familiares, amigos y chismosos: su hija, Norma, salió de la prepa como todos los lunes y no llegó a comer. No contestaba el celular. No estaba en casa de sus amigas. Nadie había llamado pidiendo rescate. La tierra se la tragó. 
Al principio se enojó. La muchacha seguro fue a ver vestidos en las tiendas. Estaba emocionada por su próxima graduación y por una sesión de fotos que le harían en el baile. Le había platicado de un vestido verde, del que Cristina pensó que el escote era muy grande. Al pensar en el vestido le entró la angustia. Recordó a su Norma hecha una señorita de cintura breve y piernas largas, una señorita con pelo negro cayendo con delicadeza sobre la espalda y encima de un incipiente busto. Entonces se preocupó.
A la hora de la cena comenzó a llamar a conocidos y luego a la policía. En la comandancia municipal la atendió alguien que le explicó el procedimiento, la necesidad de esperar 72 horas, el consejo de buscar en las clínicas: “casi todas se van con el novio, señora, al rato llega. ¿qué su hija no tiene novio? pues todas tienen a esa edad, pero no le dicen a sus madres, por eso estamos como estamos, porque no conocen a sus hijos”. Mejor colgó el teléfono.
Su hermana la acompañó un rato en la noche y la regañó porque de nuevo se arrancó los padrastros de los dedos, como cuando pequeña. Pero no le hizo caso. Prendió la televisión. Se paró al baño y no pudo orinar. Fue a la cocina y bebió agua. Salió a la puerta y se asomó por la calle. Fue al cuarto de Norma y la cama estaba tendida. En ningún lugar estaba su hija. Entonces gritó por primera vez y lloró durante dos horas en la cama de su niña que ya usaba perfume, su chiquilla que ya había decidido ser dentista. Pensó en la nena que no estaba. 
La policía llegó a su casa al tercer día. Pidieron una foto de Norma, y le dijeron de un protocolo: una foto saldría en los periódicos y en internet. Darían su teléfono y quien tuviera información le llamaría. El hombre del uniforme le recomendó ofrecer una recompensa, “para arreglar las cosas”. A él le dio el ahorro para el vestido. 
Cristina aprendió a usar Facebook en el celular de su hermana. “Ayúdenme a encontrar a mi hija, se llama Norma, tiene 17 años, vestía el uniforme de la prepa” rogaba todos los días. Al principio muchos amigos le ayudaron a compartir la información, pero pronto llegó una nueva razón para arrancarse pellejitos: “se ve bien rica, las niñas así no deben salir a la calle” escribió un tipo en la foto recién publicada, otro completó: “pinches viejas, ellas solitas se ponen en el tentadero, les encanta putear”. Primero dejó de respirar y luego lo hizo muy rápido, descompuesta. 
Una avalancha de opiniones acribilló la esperanza. Personas desconocidas cuestionaron los pasos en los que andaba su hija, criticaron el peinado de la foto, sugirieron que una buena madre no la dejaría salir de casa sola, aseguraron que las mujeres se buscan su desgracia, siendo tan coquetas y estando tan bonitas. 
Cristina se secó las lágrimas y salió a la puerta para ver la calle, albergaba la ilusión que de pronto Norma apareciera caminando por ahí o que llegaría correteando y sin aliento, como cuando de niña iba con su vecina de enfrente a comprar galletas y al regreso le acariciaba la frente con la palma de la mano, sentía su calor, y olía el sudor con el aroma de su nena. Al pasar los dedos por su rostro esta vez encontró lágrimas, con el dorso derecho las secó y afirmó segura para sí misma: te voy a encontrar. 
Media hora después estaba en la puerta de la prepa. Encontró a las amigas de Norma y les preguntó sobre el día de la desaparición. Luego fue a la comandancia donde los policías le dijeron que no había nada oficial. Les rogó. Uno de los elementos le dijo que había desaparecido otra muchacha de un pueblo cercano y le dio el nombre de la madre. Fue al rancho.
La otra madre estaba como ella el primer día, con una temblorina que no podía agarrar nada y un resentimiento que salía del pecho y golpeaba a quien se acercaba. La encontró vencida por la rabia: “¿tú también me vas a decir que mi hija era una puta?”. Cristina la abrazó: “vengo a decirte que las vamos a encontrar”. 
Se hicieron compañía en las visitas a la fiscalía y a los hospitales, cada vez hacían más ruido al pasar pero la gente a su alrededor prefería dejar de hablarles. Al paso de las semanas el grupo creció: llegó la hermana de un mesero que sin más no se presentó a trabajar: “los meseros conviven con los mafiosos que van a los bares”. También el papá de un muchacho que ni él ni su moto llegaron a casa: “seguro andaba de halconcillo y a alguien le quedó mal”. La esposa de un mecánico, la hija de un ingeniero, el primo de un pintor, la mamá de otra estudiante. Expusieron su caso en un periódico, se enteraron que el estado era el tercero de México con tantas desapariciones. Nadie se enojó por eso. 
Cristina procuraba animar a los otros familiares pero llegando a su casa volvía a buscar los pellejitos de los dedos, con precisión los apresaba con los dientes, cerraba los ojos y daba el jalón. Ya tenía surcos pegados a las uñas. Mientras se torturaba las manos miraba el retrato de Norma y entre lágrimas le juraba: “te voy a encontrar y te vas a graduar de la prepa, y te vas a poner el vestido verde”. Un golpe en la puerta la sacó de sus pensamientos. 
“Vimos unas camionetas en el cerro, por ahí le dicen el Puerto del Cardenal, es lo único que le voy a decir”, Isaías, el policía que le platicó de los otros familiares fue de civil a su casa. 
Al otro día el grupo fue con el presidente municipal, quien se la sacó con que esa era una bronca de la fiscalía, pero les consiguió una cita con el Ministerio Público. El licenciado a cargo les advirtió que ellos no fueran, porque contaminarían la escena del crimen ¿cuándo irían ellos?, en tres o cuatro semanas, quizá más. No sabía.
Cristina y los otros se bajaron de la camioneta armados de cubrebocas, palas y guantes. Los celulares cargados para tomar fotos y bolsas de plástico. Caminaron y sólo tropezaban con los árboles silenciosos y las piedras. Un grito les advirtió que se veía basura en medio del bosque: cocacolas vacías, huesos de un pollo asado, un paquete de condones, tres empaques vacíos de omeprazol y al fondo, tierra removida. 
Corrieron con todas sus fuerzas y algunos familiares empezaron a remover los terrones con sus manos, pues las palas no eran suficientes, metían los dedos a la tierra y no salía nada, sólo sangre de los pulgares ansiosos, algunos comenzaron a desesperarse y dejar de cavar. Cristina no lo hizo, las palmas sudaron bajo los guantes y dio un golpe más con la pala, en la muñeca izquierda sintió que el filo había quebrado algo. 
Seis horas después estaban exhaustos, desenterraron tres cadáveres descompuestos que por la ropa parecían hombres, pero ninguno reconoció la de sus familiares. El Ministerio Público llegó en una camioneta y les advirtió que seguro habían contaminado la escena del crimen, “consecuencias legales” alcanzó a decir antes de que le hicieran ver su ineptitud, pues los familiares en seis horas habían encontrado más que todas las autoridades en un año. 
Cristina regresó a su casa y se tumbó en el sillón. Isaías llamó a la puerta: “lo que ustedes encontraron está del otro lado de donde le dije, hay otro lugar cerca. Siga la brecha, no el camino de herradura” y se fue. 
Al día siguiente volvió con un grupo más reducido. De nuevo la misma escena: cocacolas vacías, condones, comida y omeprazol. Unos metros allá en el monte la tierra removida. Esta vez se acercó paso a paso. El corazón le golpeaba el pecho aunque sin prisa. Tomó aire y clavó la pala en la tierra. 
Al obscurecer de ese día recuperaron dos cadáveres. También de hombre. Se quitó los guantes y vio que tenía un pellejito pegado a la uña, a punto de morderlo sintió sus callos recién adquiridos por el trabajo con la pala y al acariciarlos una idea golpeó su corazón. Para encontrar a Norma tenía que estar completa y si su hija no estaba en esa tumba, quizá la encontraría con vida.

jueves, 5 de marzo de 2020

Presentaron la licenciatura en Artes del CUCSur



Este miércoles 4 de marzo se celebró en la sala de ex rectores de la biblioteca Antonio Alatorre del Centro Universitario de la Costa Sur una rueda de prensa para presentar la licenciatura en Artes, aprobada por el Consejo General Universitario el pasado 28 de febrero y que se ofertará a partir de este año por este centro de estudios. La rueda de prensa comenzó a las 17:40 horas y reunió a unas 25 personas, entre representantes de medios de comunicación, del Ayuntamiento de El Grullo y funcionarios universitarios. Fue presidida por Mónica Marín Buenrostro, presidente municipal de El Grullo, Lilia Victoria Oliver Sánchez, rectora del CUCSur, e Hirineo Martínez Barragán, secretario académico del centro.
Fue la rectora quien tomó la palabra en primer lugar y comenzó su intervención expresando algunos agradecimientos por el desarrollo del proyecto de la nueva licenciatura: al rector general de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva Lomelí; a Mónica Marín y al Ayuntamiento de El Grullo por la donación del edificio que será primera sede de la licenciatura en Artes, elemento fundamental para el éxito del proyecto; a Daniel Flores Regalado, profesor de música y director de la Orquesta Sinfónica Juvenil de El Grullo, por su entusiasmo; a Hirineo Martínez Barragán por haber combinado los trabajos para elaborar el proyecto y a los integrantes de la comisión de elaboración del mismo: Alfonso Zepeda Arce, Martha Moreno Zambrano, Alfredo Castañeda Palomera, Héctor Gabriel García López, Jesús Donaciano Medina García y Romalda Elizabeth Reyna Vázquez, quienes trabajaron en él durante tres años.
Enseguida, la rectora hizo algunas reflexiones sobre la licenciatura en Artes, diseñada en el CUCSur y que no existe en otro centro de la Red Universitaria: dijo que es una propuesta innovadora porque tiene un tronco común de licenciatura en arte y cuatro orientaciones hacia las Bellas Artes. También mencionó que este proyecto demuestra que la Universidad de Guadalajara cumple con el espíritu de la Red Universitaria, que es descentralizar los servicios educativos, y que es significativo que sea en artes porque este tipo de carreras están en las grandes ciudades, lo que manifiesta la riqueza cultural de nuestra región.
Luego de mencionar algunos ejemplos de creadores de trascendencia mundial que son originarios de la región, como Carlos Santana, Antonio Alatorre, José Atanasio Monroy y los compositores cuya obra se recopiló en la colección de discos Compositores de la Región, la doctora Lilia Oliver dijo que la nueva licenciatura responde a esta tradición musical, demostrada con la donación hecha por El Grullo. Se dijo convencida de que la enseñanza de las artes es una herramienta para la paz y anunció, por último, que el próximo 23 de marzo se hará la entrega simbólica del edificio por parte de la presidente de El Grullo al rector de la Universidad, en el contexto del informe de la rectora del CUCSur.
La presidente municipal de El Grullo, Mónica Marín, expresó su felicidad por que se lograra el compromiso que contrajeron ella y la rectora el año pasado, de abrir una carrera en artes. También agradeció a los implicados en el desarrollo del proyecto de la nueva carrera pero además al doctor Gabriel Gómez Michel, quien dio el primer paso para la iniciativa de crear una carrera como esta cuando el rector del CUCSur fue Carlos Orozco Santillán. Dijo que la administración municipal que encabeza está comprometida con la sociedad, para rescatarla en estos tiempos difíciles y violentos. Por último, dijo que aunque la licenciatura en Artes tendrá sede en El Grullo serán bienvenidos ahí todos los municipios.
El último turno fue para el secretario académico, Hirineo Martínez Barragán, quien se sumó a los agradecimientos y narró el proceso de creación del proyecto de la nueva carrera: dijo que no fue fácil decidir la licenciatura en Artes porque había interés en una licenciatura en Música. Sin embargo, en la región hay también interés por otras artes. Al no haber en la comisión de elaboración del proyecto especialistas en artes, se asesoraron con el profesor Daniel Flores, con el taller de danza contemporánea de la Facultad de Artes Escénicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León, con personal del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño, específicamente de la división de Artes y Humanidades, entre otros. Se tomó así la decisión de diseñar una licenciatura con tronco común en artes y orientaciones en Música, en Artes Plásticas, en Artes Escénicas y en Arte Fotográfico y Digital, para las que existe mayor interés en la región. Dijo que el egresado de esta carrera podrá ser ejecutante de alguna de las artes o podrá ser profesor en nivel básico o en casas de cultura municipales, promotor o gestor cultural. En cuanto a la posible demanda de esta carrera, dijo que se realizó una encuesta de pertinencia entre estudiantes de preparatoria y se concluyó que hay suficientes candidatos potenciales.
Luego de estos mensajes se dio espacio a la sesión de preguntas y respuestas. De ella extraigo los siguientes datos:

* El grupo inicial de la carrera, que iniciará clases el 11 de agosto, será de 25 alumnos.
* Los aspirantes, además de aprobar el examen College Board, deberá acreditar una entrevista ante un comité especial de la carrera para demostrar sus intereses, conocimientos previos, talentos y habilidades artísticas.
* La carrera iniciará solo ofertando la orientación en música, se espera que a mediano plazo puedan ofertarse las otras tres, aunque no se puede precisar cuándo.
* Como ya concluyó el periodo de inscripciones para las licenciaturas en la Universidad y la carrera apenas fue aprobada por el Consejo General Universitario, se abrirá un periodo extraordinario que comenzará cuando la Secretaría General expida el edicto correspondiente, lo que podría ocurrir la próxima semana.
* El edificio sede de la carrera, que se encuentra en el Centro Cultural Regional de El Grullo, necesita algunas adaptaciones para impartir las clases de música, que deberán quedar listas antes del 11 de agosto. Se cuenta para esto con el respaldo financiero de la Universidad. Es un edificio de tres plantas con 13 aulas que fue construido por el municipio de El Grullo pensando en instalar ahí una escuela de música, actualmente funciona ahí una escuela de artes con más de 300 alumnos.
* Los profesores se reclutarán en la región y se reforzará con profesores de fuera en las materias que sea necesario.
* Se busca que se imparta enseñanza en música académica y en música popular.

miércoles, 4 de marzo de 2020

CARNAVAL AUTLÁN 2020: ¡Toreros, música y FRAUDE!


La Asociación Taurina Autlense nos comparte su posicionamiento respecto al serial taurino del Carnaval Autlán 2020, recientemente concluido. Es el siguiente:

En Autlán, en sus festejos taurinos, se legitimó, una vez más, que el TORO es una comparsa, un acompañante secundario de una nueva fiesta: la de los toreros.
Cierto es que sí hubo uno que otro TORO con edad reglamentaria, aunque en su gran mayoría, NO fuera así. Jamás se debe confundir los kilos con el trapío como pasó con lo anunciado por “Caparica”, siendo “Estudiante”, herrado con el No.152 y con 654 kgs. el astado con mayor peso lidiado en la plaza. Pareciera letanía, pero no. Lo que se pide es un Toro con 4 años cumplidos de edad, con trapío y sobre todas las cosas, INTEGRO DE ASTAS.
Nuevamente, la empresa en turno dirigida por el matador en retiro Fernando Ochoa, suprimió la novillada. Es lamentable y deplorable esta ausencia, y más viniendo de alguien que supuestamente haría las cosas diferentes y mejores. Suprimir la novillada del Carnaval de Autlán es suprimir oportunidades para nuevos valores, para chavales que sueñan con ser toreros y que la única manera en que se forjarán para la profesión es precisamente toreando, enfrentando a un animal. La Tauromaquia moderna, es la antesala a su desaparición con el visto bueno de las “figuras”, ganaderos, empresarios y el público.
Aquellos llenos totales en la histórica plaza “Alberto Balderas” quedaron en el recuerdo de nuestras memorias. Unos cuatro mil asistentes promedio por tarde se dieron cita los cuatro últimos días de celebración y se justificaron aguantando el impacto al bolsillo, entre 260 pesos en  la últimas filas de Sol y hasta 1, 390 pesos para la última corrida en sombra baja.  El Carnaval Autlán 2020 resultó ser una de las peores y más tristes ediciones que se recuerde, una de los niveles más bajos en cuanto a calidad del espectáculo. Toreros fanfarrones que toreaban al público pidiendo ciertas canciones. Un par de rejoneadores que jalaron público más no afición pero que cumplieron con el requisito básico de aplaudir al caballo para que las crónicas se volquearan en elogios y la empresa taurina se pavoneara de haber ofrecido un serial de “gran calidad”. Toreros que representan el toreo burdo y muy a la distancia abusando del pico de la muleta. Una autoridad de plaza incompetente e inoperante que desechó los últimos vestigios de formalidad que tenía la liturgia taurina al incumplir la puntualidad, otrora característica de una corrida de Toros, además de que regaló trofeos y aprobó animales cuya presencia era más que evidentemente cuestionable. Ya lo diría el mismo señor Juez de Plaza Javier Medina: «les quitan el veneno (pitones) a los Toros desde la ganaderías».
En Autlán hubo otros factores que pasaron desapercibidos desde el momento mismo del anuncio de los festejos: el ganado de “Villa Carmela”, invalido, amuermado, noqueados todos ellos desde que pisaron la arena, incapaces siquiera, de jugar el papel que el torerismo les asigna.  Cansados estamos de escuchar año con año: "Vendremos con mucha seriedad a Autlán, hemos buscado en 60 ganaderías 4 corridas de Toros". Pero, ¿por qué no anunciar hierros que todavía tienen bravura y no son ganaderías comerciales?
La mafia taurina es la que está alejando a la gente de las plazas de toros. El Carnaval Autlán 2020 fue pobre tanto en calidad como en entradas. La corrida del martes de Carnaval era la que todos los años representaba un lleno de “No hay billetes”, era el evento donde todos querían estar.  La última tarde de celebración carnavalesca de este año se había anunciado al  valenciano Enrique Ponce, caso aparte que merece su mención.  De noche a la mañana “curiosamente” el matador español “sufrió” en un tentadero una lesión en el tobillo de  la pierna DERECHA, según el parte médico firmada por el Dr. Víctor Villar-Aragón el día 22 de febrero, PEROOOO, dos días después, mediante un VIDEO, el mismo torero se “disculpaba” con la afición “sintiendo en el alma” no poder actuar en nuestra plaza por su lesión en el pie izquierdo, sí, IZQUIERDO. Al respecto, la empresa anunció la sustitución del torero ibérico por la de Joselito Adame. No se necesita ser un erudito en la materia: ¡Enrique Ponce es un sinvergüenza! Es sinónimo de ESTAFA, TRAMPA y FRAUDE.
“AMFE Company”, la empresa encargada del serial, JAMÁS ACTUÓ transparentemente. Conociendo la lesión del torero español CONTINUÓ VENDIENDO boletos dando “gato por liebre”.  Todos aquellos asistentes fueron FRAUDEADOS. Tenían DERECHO a reclamar el DIFERENCIAL del costo con respecto de las otras corridas, es decir, para esa tarde era más elevado el boleto por la presencia y el caché del valenciano, que luego entonces, al no presentarse, el costo debía ser el MISMO de las anteriores. “AMFE Company” en Autlán, hizo esa tarde de Toros de las más desangeladas y en las que se ha podido apreciar muchos vacíos en el tendido, sobre todo en Sol.
El aficionado cabal no es el reventador que influye negativamente en las personas. Los bodrios que presento AMFE Company fueron más que evidentes, aunque haya quienes se empeñen en decir lo contrario y lo pregonen. El desencanto fue generalizado, aunque haya gente que siempre se va a sentir satisfecha.
El señor de apellido Mardueño consiguió que el Carnaval en Autlán se le considerara una celebración emblemática del año. Es verdad, eran otros tiempos, y la fiesta ocupaba un lugar preeminente del que ha sido desbancada. Nada tiene importancia si no hay TORO y las corridas se tornaron en un sucedáneo. Si la estética supera a la épica no existe la lidia. El TORO es el protagonista y no el actor del papel más secundario.
Autlán no puede certificar la muerte de la Tauromaquia AUTÉNTICA y legitimar su decadencia.  Ya está bien de justificar y amparar lo injustificable para no molestar y esquivar la verdad de la fiesta de TOROS. La ocultación de sus males no es el camino para la solución, por el contario, garantiza su pervivencia, ¿verdad señor juez de plaza?
Nuestra histórica plaza no puede refrendar la muerte de la fiesta de TOROS para que surja otra, descafeinada, aburrida, insulsa y herética, aunque la actitud generosa, familiar y triunfalista de los 4 mil asistentes oculte el ánimo y dulcifique el ambiente.
El espectáculo con Toros mutilados es degradante y propicia el engaño de "triunfos" sin merito ni gloria.
Autlán tuvo su Carnaval… ¡Toreros, música y FRAUDE! De Nosotros depende que eso cambie.


Asociación Taurina Autlense
Por orden alfabético:

Jesús Contreras Aceves
Damián García Gómez
Óscar Fernando Huerta Ochoa
Sergio Alejandro Juárez Sandoval
Francisco Javier Mancilla Rodríguez
Luis Alberto Sánchez Aguirre
Emmanuel Alejando Sánchez Díaz
José Isabel Solórzano Guzmán
Abel Antonio Soltero López
Abraham Vallín Gutiérrez
Christian Jacob Vega Ángel
Claudio Eduardo Velázquez Barajas

domingo, 1 de marzo de 2020

Inauguración del foro Hooligans

Fall under sky.

Con un concierto de las bandas Fall under sky y The cake is a lie, esta última la primera originaria de Alemania en presentarse en Autlán, fue inaugurado este sábado 29 de febrero el foro Hooligans, ubicado en Rosario Castellanos #443, en el fraccionamiento El Paraíso. Este foro es parte de las instalaciones del bar Hooligans, abierto en 2018 y que acaba de mudarse a este domicilio hace algunas semanas.
Sobre las 21:25 horas y con la asistencia de unas 50 personas subió al escenario el primer grupo, Fall under sky, originario del Estado de México y cuya primera vez en Autlán ocurrió en octubre de 2016. Este grupo de metalcore tuvo que lidiar al inicio con algunas dificultades del equipo de sonido y con una cierta frialdad del público pero salió adelante con la interpretación de cinco piezas: Solo quedate, Marioneta, Sé libre, Por ti soy y Decidí no volver, que calentaron el ánimo de los asistentes para el resto de la noche.

The cake is a lie.
Para cerrar la noche inaugural del foro Hooligans se presentó la banda alemana, de Nuremberg, The cake is a lie, cuyo nombre remite a un viejo meme de la primera década del siglo que hacía referencia al sentimiento de decepción al enterarse de que aquello por lo que peleábamos era falso. Su música la definen como hardcore melódico. Es la primera banda alemana de rock que se presenta en Autlán y la tercera de origen europeo en los últimos cuatro años, luego de Stab ZsCo de la República Checa (octubre de 2016) y Knives to a gunfight de Bélgica (octubre de 2018), ambas en el contexto del festival Rockautlán. Su presentación de anoche ocurrió dentro de una gira que realizan por México presentando su álbum Torn, publicado en agosto de 2019, y que es su primera grabación de largo aliento, después de dos EPs.
Ellos lograron prender de forma magnífica al público, ya embalado con la música de la banda anterior, con una interacción constante con la gente. Su vocalista Julian, un gran frontman, pasó todo el tiempo bajo el escenario, cantando entre la gente y aún organizando el slam, aunque el resto de los músicos contribuyen también con la comunicación desde arriba. Claro que el idioma fue una barrera para establecer un diálogo, sin embargo, Julian dio a mitad del concierto, en inglés, un mensaje en el que hizo notar que lo que la diferencia de lenguajes entre la banda y el público obstaculizaba la música lo conectaría. Y vaya que eso ocurrió.
El programa del concierto consistió en las ocho piezas del ábum Torn más la canción Pessimist. La lista completa fue la siguiente:

* Torn
* Proem
* Exposure
* Pessimist
* Despair
* Confession
* Ambivalence
* Promises
* Curtain

El público estuvo compuesto, en su mayoría, por jóvenes veinteañeros, algunos integrantes o ex integrantes de bandas locales.
El foro Hooligans tiene agendados ya dos conciertos para el 4 de abril y el 2 de mayo.
Las bandas que inauguraron el foro seguirán su gira por México, de la que Autlán fue su tercera etapa, en Morelia, Querétaro, Matehuala, Saltillo, Río Verde y Pachuca.