domingo, 9 de mayo de 2021

Inauguraron la exposición Trazos, formas y líneas




El sábado 8 de mayo por la tarde en la cafebrería MusAz (Allende #20) el joven dibujante Silvestre K´anil inauguró su exposición Trazos, formas y líneas, una selección de alrededor de 40 de sus más recientes obras.

En la exposición, montada en el pasillo de ingreso a la cafebrería, encontramos una variedad de técnicas y temas. Entre las primeras hay acuarela, tinta y lápiz de color, aunque es común que en un solo dibujo el autor utilice más de una técnica, con lo que logra resultados más completos y expresivos. Hay, incluso, algunos dibujos que incluyen objetos: un armadillo cuyo cuerpo es la piña de un pino, un camarógrafo cuya herramienta es en realidad un encendedor…



Dijimos que los temas también son variados: entre los dibujos de Silvestre hay retratos y caricaturas de personajes reales o ficticios, tan disímbolos como Ponchito (el personaje de Andrés Bustamante), Carlos Santana, Jorge Luis Borges o Jean Paul Sartre pero también breves historietas logradas con unas pocas viñetas, referencias a obras musicales o literarias (El ser y la nada, por ejemplo) y a temas de actualidad, como la nueva cepa de coronavirus surgida en India.

La muestra estará disponible en los horarios habituales de MusAz hasta el 26 de junio. Para comunicarse con el autor para la adquisición de alguna de sus obras, hay que visitar su página en Facebook: K´anil Cartooning.

Los datos biométricos y la seguridad personal

Huella dactilar. Imagen tomada de Conecta, el sitio de noticias del Tec de Monterrey.

La mañana de este sábado 8 de mayo mediante la aplicación Meet, el capítulo Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco celebró su quinta sesión ordinaria del año. Con la asistencia de alrededor de 15 personas el anfitrión de esta sesión, profesor Juan Manuel Ruiz García, expuso el trabajo Los datos biométricos, un peligro para la seguridad personal, comenzando a las 11:10 horas.

Al inicio, el expositor mencionó cuáles son los llamados datos biométricos, que son diferentes en cada persona y, por lo tanto, pueden servir para identificarnos prácticamente sin error: las huellas dactilares, la geometría de la mano, el iris o la retina, las venas de la mano e incluso la grafía, la manera en que cada uno escribimos. Dijo que algunos de estos datos ya se usaban, de forma rudimentaria, en civilizaciones antiguas para identificar a ciertas personas, por lo general de dignidades altas.

En la actualidad existen otros datos que sirven para identificar a las personas y están relacionadas con los datos biométricos: la presión que se ejerce al teclear, las inflexiones y potencia de la voz, entre otras. El profesor Ruiz explicó que los datos biométricos son recopilados por aplicaciones, instituciones como bancos o entes tributarios para identificar con precisión a sus usuarios y ofrecerles servicios o información personalizada: desde la seguridad en el uso de dispositivos electrónicos o el acceso a cuentas bancarias hasta la medición de signos vitales, cantidad e intensidad del ejercicio físico, entre una enorme cantidad de usos. En palabras del expositor, “esto facilita la vida cotidiana”.

Sin embargo, dijo que el hecho de que otros tengan registro de nuestros datos biométricos entraña la posibilidad de que se haga mal uso de ellos. Existe el riesgo, mencionó, de que quienes acceden a ellos puedan manipularlos y cometer delitos como la suplantación de identidad o el comercio de estos datos con fines, en el mejor de los casos, publicitarios o electorales. Esto puede poner en serio riesgo el patrimonio y la integridad física de las personas afectadas.

Para terminar su presentación, el profesor Juan Manuel dijo que la mejor protección de los datos biométricos la tiene quien los genera: debemos asegurarnos de compartir nuestros datos solamente con instituciones seguras y evitar compartir datos personales en redes sociales.

viernes, 7 de mayo de 2021

Conferencia sobre las amenazas a la fauna silvestre en Jalisco

 

La tarde de este viernes 7 de mayo el profesor Luis Eugenio Rivera Cervantes, profesor investigador del Centro Universitario de la Costa Sur y responsable de la Unidad de Fauna Silvestre de esa institución, dictó una conferencia mediante la aplicación Zoom para el sitio habitatradio.com, con el título “Amenazas de extinción de la fauna silvestre en Jalisco”. La exposición comenzó a las 19:15 horas, ante la presencia de alrededor de 25 espectadores de distintas partes del mundo.

El profesor Rivera comenzó recordando algunos datos estadísticos que colocan a México como uno de los países megadiversos: es el primer lugar en cuanto a número de especies de reptiles, segundo de mamíferos y cuarto de anfibios, por ejemplo. Gran parte de esta diversidad se compone de especies endémicas, algunas de ellas muy restringidas geográficamente, limitadas a una isla, montaña o al tramo de un río.

Toda esta biodiversidad se encuentra en un proceso de extinción masiva, la sexta en la historia del planeta, aunque en esta ocasión provocada por la acción humana: el cambio climático global, con origen en la industria, la demanda de alimentos para 7,300 millones de habitantes y la competencia con la fauna silvestre por los recursos naturales son algunas de las causas de esta extinción, según el profesor Rivera.

En cuanto al Estado de Jalisco, explicó que en su territorio convergen tres cadenas montañosas importantes: la Sierra Madre Occidental, el Eje Neovolcánico Transversal y la Sierra Madre del Sur lo que, junto con el hecho de encontrarse en una zona de frontera entre las regiones neártica y neotropical, propicia que se concentren aquí una gran cantidad de especies, muchas de ellas endémicas: el maestro Rivera dijo que en Jalisco, cuyo territorio abarca 80,222 km2, con 417 km de litoral y una altura máxima de 4,260 msnm, viven el 52% de las especies de aves que hay en México, el 40% de mamíferos y el 18% de reptiles, siendo el 5° lugar nacional en biodiversidad.

En nuestro Estado la fauna silvestre, según el ponente, enfrenta varios peligros, todos ellos relacionados con la actividad humana: el desconocimiento, los mitos y las leyendas alrededor de algunas especies; el atropellamiento de ejemplares en las carreteras; el envenenamiento directo o indirecto por contacto con pesticidas o por ingesta de otros animales envenenados por considerarse plagas para los cultivos; las quemas agrícolas o incendios forestales; la cacería ilegal y la destrucción del hábitat por la presión provocada por el crecimiento de las poblaciones. Entre las especies más agredidas en Jalisco, según su experiencia dentro de la Unidad de Fauna Silvestre del CUCSur, mencionó a las aves rapaces nocturnas, a los tlacuaches, serpientes, murciélagos y arácnidos, todos ellos protagonistas de leyendas o víctimas de prejuicios en cuanto a su relación con los humanos.

En la parte final de la presentación el maestro Luis Eugenio explicó el trabajo de la Unidad de Fauna Silvestre, que va desde el rescate y los primeros auxilios a animales agredidos o accidentados hasta la crianza de huérfanos y la rehabilitación y posterior liberación de ejemplares heridos. Entre sus actividades también se encuentra la capacitación de estudiantes de varias universidades, nacionales y extranjeras, en el manejo de este tipo de fauna. Todo esto lo hacen, mencionó, sin apoyo financiero oficial, de institución alguna.

El ponente dijo que todo este trabajo lo hacen, principalmente, por las siguientes razones: el deber y responsabilidad de conservar la fauna silvestre y su diversidad, la carencia de una institución oficial dedicada a este trabajo, el cierre en el sexenio anterior de los Centros de Investigación de Vida Silvestre de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), así como generar mayor conciencia de conservación entre los habitantes de la región.

miércoles, 5 de mayo de 2021

Celebró el Museo Regional su noveno aniversario


 

La tarde de este martes 4 de mayo el Museo y Centro Regional de las Artes comenzó el programa de festejos por el noveno aniversario de su apertura, con un concierto de jazz del quinteto local Jazzé. El concierto, que comenzó a las 19:20 horas, se llevó a cabo en la plazuela Bicentenario, el espacio abierto que se encuentra fuera de la entrada principal del Museo, con la asistencia de unas 30 personas, aforo máximo para la capacidad de la plazuela respetando la llamada sana distancia.

Jazzé es un quinteto conformado por músicos de Autlán y El Grullo, la mayoría de ellos ex integrantes de los grupos de jazz que formó el maestro Lalo Galván en su breve pero fructífero paso por Autlán: Sara Huerta en los teclados y voz, Daniel Becerra en la flauta y el saxofón, los también ex Guishi Funk Job Negrete en la batería y Martín Fuji Rivera en la guitarra eléctrica y voz, y Efrén Sheriff Ramírez en el bajo eléctrico. Ellos ofrecieron un repertorio de alrededor de una hora, en el que interpretaron piezas clásicas de jazz, como Take five, de Paul Desmond, o Summertime, de George Gershwin, junto a canciones de otros géneros adaptadas a este ritmo, como Samba de una sola nota. Todas, claro, muy aplaudidas por el público.

En distintos momentos del concierto la directora del Museo, Martha Corona, y el personal de la institución ofrecieron algunos regalos a los asistentes, además de un trozo del pastel de aniversario. Justo nueve años antes, el 4 de mayo de 2012, el Museo Regional era abierto al público luego de años de gestiones y demás trabajos para conseguir una sede y el acervo para sus exposiciones permanentes.

sábado, 1 de mayo de 2021

Acta constitutiva del Sindicato de Agricultores Pobres de Autlán


 Encabezados por Casimiro Castillo, un grupo de jornaleros y labradores sin tierra se reunieron el 1 de mayo de 1921 en la casa marcada con el número 11 1/2 de la calle de Ignacio Allende, en Autlán, para constituir un sindicato a través del cual defender sus derechos derivados de las nuevas leyes Agraria y del Trabajo.
Esta reunión era una más de una larga serie de sesiones que este grupo había celebrado en distintos sitios de Autlán y sus alrededores, de manera clandestina, bajo la vigilancia y persecución de los hacendados locales y las autoridades municipales y federales. Las reuniones habían comenzado desde 1915, año en que fue promulgada por Venustiano Carranza la Ley Agraria, que otorgaba a los campesinos el derecho a poseer tierra para trabajar. Casimiro Castillo, que habría comenzado a politizarse desde los mítines antirreeleccionistas previos a la Revolución, comenzó luego a organizar a los campesinos autlenses para hacer valer este nuevo derecho.
Enseguida, como conmemoración del centenario de la constitución de este sindicato, antecedente del Ejido de Autlán, transcribimos el acta constitutiva, que se conserva en las oficinas del ejido:

"En la ciudad de Autlán, a las tres de la tarde del día primero del mes de mayo del año de mil novecientos veintiuno, reunidos en la casa marcada con el número once y medio, de la calle Allende de esta misma ciudad los ciudadanos Casimiro Castillo, Emeterio Contreras, J. Jesús Lepe, Camilo Vásquez, Lázaro Casillas, Encarnación Padilla, Bartolo Padilla, Valeriano Gómez, Esteban Padilla, Porfirio Sánchez, Pablo Uribe, Marcelino Terrones, Lázaro Rosales, Felipe Montes, Mateo Uribe, Juan Acosta, Benigno Uribe, Hilario Contreras, Juan Martínez, Víctor Góngora, Ramón Mora, José Góngora, Manuel Mora, Vicente Andrade, Ramón Radillo, Jesús Naranjo, Jesús Mora, Clemente Martínez, Braulio García, Gregorio Robles, Porfirio Pacheco, Rafael Castillo, Carlos Mora, Manuel Michel, Bernardo González, Tomás Gómez, Teófilo Macías, Manuel Gómez, Felipe de Jesús Colmenares, Abundio Landeros, Donaciano Ramos, Simón Naranjo, Manuel Corona, Bernardo Nogales, Eutimio Solórzano, Ángel García, Agustín Navarrete, Pablo Nogales, Guillermo Contreras, Jesús Canal, Inés Verdeja, Ramón Díaz, Jesús Gómez, Policarpo Díaz, Galación Díaz, Demetrio Topete, Rafael Piña, Marcos Vargas, Andrés Macías, Nicolás Pelayo, Andrés Pelayo, Maximino Chávez, Eduardo Palomar, Matías Morán, Jesús Morán, José Rodríguez A., Cenovio Robles, Isidro Aréchiga, Pedro García, José Gómez, Ramón Santana, Leonides Villafaña, Dámaso Espinoza, Salomé Díaz, Rafael Preciado, Esteban Ambrís, Primitivo Ambrís, Pedro Gómez, Enrique Preciado, José Corona, Antonio Covarrubias, Máximo Flores, Ponciano S. Ponce, Mónico Escobar, Narciso Vidrio, Atanasio Gabiño, Sixto González, Juan Ponce, Evaristo Aguilar, Pedro Estrada, Vicente Llamas, Cesáreo Martínez, Mercedes Sánchez, Simón Sánchez, Jesús Macías, Desiderio Ponce, José Ramírez, Victoriano Pelayo, José Quintero, Ascención González, Ignacio Rodríguez, Febronio Leonor, J. Guadalupe Camacho, Fidencio Cobián, Leonardo Barragán, Martín García, Luis Rodríguez, Benito Ramos, Lorenzo Zamora, Cruz Barragán, Luis Zamora, Julián Sánchez, J. de Jesús Gómez V., Pascual Flores, Cesáreo Arreola, Cristóbal López, Antonio V. Gómez, Cayetano Corona, Jesús Corona, Serapio Hurtado, Bibiano Sánchez, Benito Acosta, Andrés Sánchez, Donaciano Valle, Alfonso A. Villaseñor y Enrique Cuéllar, todos mexicanos, mayores de edad, algunos vecinos de esta ciudad y los otros de los ranchos adyacentes, con el objeto de constituir un Sindicato de Agricultores Pobres, de entre los jornaleros y labradores pobres, el cual Sindicato se creará para protegernos mutuamente y defendernos todos de la saña y de los abusos cometidos por los hacendados y terratenientes en contra de los pobres poniendo los primeros a los segundos las condiciones inicuas en que sujetan a éstos en sus contratos leoninos, de aparcería, o como renteros, o como peones, para hacerse de óptimas ganancias con mengua del producto y de los salarios de éstos, y con perjuicio no sólo del patrimonio de los llamados peones, o jornaleros, cuyos sueldos son exiguos y no bastan para asegurar el pan cotidiano de sus hijos ni para satisfacer sus principales necesidades e imperiosas en su modo humilde y económico de vivir, la cual Institución se denominará “Sindicato de Agricultores Pobres de Autlán”, el ciudadano Casimiro Castillo haciendo uso de la palabra dijo: “Que esta reunión se celebraba con el derecho que a todos los mexicanos nos conceden los artículos primero, noveno primer concepto del primer párrafo, y veintiocho tercer párrafo, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y tiene por objeto principal alcanzar un fin lícito por todos los medios pacíficos y legales correspondientes; y que se permitía proponer para ello a todos los ciudadanos aquí reunidos para la creación de un sindicato, cuya Institución defienda los intereses de la colectividad de los asociados, en ejercicio de los derechos que a todo ciudadano nos concede la Ley Agraria y la Ley del Trabajo, a fin de procurar nuestro bienestar y el ensanchamiento y el desarrollo y fomento de la agricultura. Que no se proponía explotar con esta iniciativa a la clase proletaria sino salvarla y salvarse él también, como ya dijo, de extorsionamientos del adinerado contra el pobre; y que no pone en juego su conducta, a ese respecto, para medrar o hacer propaganda demagógica, o política, pues que su ánimo puramente es y ha sido siempre sólo hacer el bien y laborar por el bien mismo para sus semejantes y recíprocamente”.

Siguió diciendo, el ciudadano Castillo, “que era tiempo ya de que nos compenetrásemos todos de los beneficios que nos otorga la Constitución y que estemos conscientes de nuestros derechos, siendo de suma importancia, para las finalidades que se propone llevar a cabo esta Institución que va a establecerse, estudiar, conocer e interpretar bien las leyes agrarias y del trabajo, para procurar con toda eficiencia y con acierto, cooperando con nuestro grano de arena a la realización de las disposiciones de dichas leyes, y para solicitar ante quien corresponda el fraccionamiento que procede de los terrenos que en esta zona están comprendidos en la citada ley. Que así podremos ayudar y facilitar expeditamente a las gestiones que deban hacerse y a los procedimientos que sea necesario emplearse por los solicitantes de parcelas a fin de que obtengamos éxito en el fraccionamiento de las tierras, pues estando en contacto el Sindicato de Agricultores Pobres con las autoridades agrarias, con las comisiones del ramo y sus agentes lograremos, sin duda alguna, poseer los beneficios concedidos por las leyes ya citadas a la clase proletaria, y que por lo mismo urgía que se constituya luego este sindicato; que para ello se permitía proponer a esta asamblea las bases siguientes:

Primera. - Que esta asociación se denomine “Sindicato de Agricultores Pobres de Autlán” y funcionará por el conducto y los acuerdos de una Mesa Directiva, cuyos miembros serán electos hoy por votación de todos los ciudadanos concurrentes y de entre los asociados y se compondrá de los miembros siguientes: un presidente y un vicepresidente, seis vocales, un tesorero y un subtesorero, un secretario y un prosecretario. Este personal será renovado al día primero de mayo de cada año por elección de todos los asociados y en una sesión general que deberá celebrarse con quince días de anticipación, cuando menos, debiendo pertenecer los candidatos a esta misma institución.

Segunda. – Por ahora la Mesa Directiva se instalará hoy inmediatamente de que se haga la elección de sus miembros, quienes protestarán ante esta asamblea desempeñar con fidelidad y honradez el cargo que va a conferírseles, y en lo sucesivo los miembros electos rendirán esa protesta al tomar posesión de sus cargos respectivamente, ante los miembros de la mesa directiva salientes en su última sesión. La mesa directiva estará facultada para disponer y desarrollar los proyectos más fáciles, reglamentándolos, en beneficio de todos los asociados y conforme a los principios y aspiraciones a cuyo fin se instituye este sindicato, reglamentando también su funcionamiento y los deberes y las obligaciones de los sindicados o asociados.

Tercera. – Se reunirán fondos, en lo posible, como donativos de los socios, los cuales fondos, mientras se reglamenta su inversión, permanecerán en poder del tesorero, bajo su estrecha responsabilidad, para la protección y beneficio de todos los asociados, en los casos necesarios, que se acuerde en los estatutos y reglamento de este sindicato, según las distintas eventualidades que puedan presentarse.

Cuarta. – Será obligación de todos los asociados, o socios de este sindicato, principalmente de los miembros de la mesa directiva, cuidar y hacer que se cumplan todos sus acuerdos y disposiciones, así como trabajar laborando con las demás instituciones que de igual carácter hay establecidas y se establecieren en el país, por su sostenimiento, y para que se haga efectivo y de estricto cumplimiento el beneficio de las leyes agrarias y del trabajo, con provecho de los labradores pobres y de los jornaleros, ayudándolos a solicitar y obtener de quienes corresponda el reparto de tierras, conforme a la ley.

Todos los concurrentes ya alistados en esta acta hicieron suyas las proposiciones hechas por el ciudadano Casimiro Castillo y unánimemente quedaron aprobadas las mismas proposiciones, procediéndose luego a la elección de los miembros que deben integrar la mesa directiva de este sindicato, resultando electos por unanimidad: para presidente, el ciudadano Antonio V. Gómez, para vicepresidente el ciudadano Casimiro Castillo, vocales los ciudadanos Serapio Hurtado, Bibiano Sánchez, Benito Acosta, Leonides Villafaña, Andrés Sánchez y Juan Martínez; tesorero el ciudadano Cayetano Corona, subtesorero el ciudadano Jesús Corona; secretario el ciudadano Serapio Ortega y prosecretario el ciudadano Rafael Piña, quienes ante todos los concurrentes protestaron desempeñar con lealtad y honradez los cargos que se les han conferido y tomaron de ellos posesión declarándose que quedaba integrada la mesa directiva del Sindicato de Agricultores Pobres de Autlán, y abierta la sesión, previa declaratoria del presidente de la mesa, él dijo: Que daba las gracias a sus consocios por el honor que se le dispensa y que igualmente lo hace por recomendación de los ciudadanos que integran la mesa, haciendo presente que todos están animados de la mejor manera para cumplir bien su cometido y que se permite poner a la consideración de esta asamblea las siguientes proposiciones: 1ª, que se dé conocimiento a la autoridad municipal local de la instalación de esta agrupación y de su objeto, así como de la denominación del nombre que se da al “Sindicato de Agricultores Pobres de Autlán”, 2ª, que igualmente se haga conocimiento de dicha autoridad quiénes son los ciudadanos que integran la mesa directiva de este sindicato, 3ª, que también comuniquen los hechos a que se concretan los dos puntos anteriores, dirigiendo atentas y respetuosas circulares al Ejecutivo de la Unión, al Ejecutivo del Estado de Jalisco, a las comisiones agrarias de México y de la capital de este Estado y a la Junta Agraria local, y a las demás autoridades agrarias, agencias del ramo y sindicatos establecidos o que se establecieren en el Estado de Jalisco, a fin de que se reconozca el carácter y oficios de nuestra Institución.

Fueron aprobadas, sin discusión, todas y cada una de las proposiciones hechas por el ciudadano presidente, y no habiendo más asunto de qué tratar por ahora, se levantó la sesión, citando para celebrar la segunda sesión a las tres de la tarde del domingo próximo venidero, ocho de mayo, en este mismo local.

A mano: Enseguida el ciudadano Casimiro Castillo, antes de levantarse la sesión, pidió la palabra y habiéndole sido concedida, dijo: Que notando en la presente acta que le faltó externar en las bases que propuso para la institución de este sindicato que pueden asociarse a esta agrupación todos los labradores pobres, los jornaleros y demás trabajadores que deseen agremiarse, agrega esta proposición a fin de que si merece tomarse en consideración se discuta y se diga si se le da o no aprobación.

Fue tomado en cuenta lo propuesto por el ciudadano Castillo y sin discusión se aprobó por unanimidad, levantándose la sesión.

Justicia y trabajo."

Para saber más sobre el tema, recomendamos los siguientes libros:

* Vanduardia agraria de Autlán.
   Fidencio Cobián Regalado
   Autlán, marzo 2009
   ISBN: 978-607-00-0914-3

* La tierra no se vende, o, ¿sí?
   Hirineo Martínez Barragán
   Guadalajara, 2016
   ISBN: 978-607-97158-0-9