viernes, 30 de noviembre de 2018

Caren Cooper en la biblioteca Antonio Alatorre


La tarde de este viernes 30 de noviembre en la sala de Gestión e Innovación de la biblioteca Antonio Alatorre del CUCSur tuvo lugar la segunda sesión del programa Ecos de la FIL 2018 en Autlán, con la visita de la investigadora estadounidense Caren Cooper. La sesión comenzó a las 17:10 horas y se desarrolló ante unas 30 personas.
Fue el investigador del CUCSur Óscar Cárdenas quien dio la bienvenida a los asistentes con una semblanza profesional de Caren Cooper. A él le tocaría además fungir como traductor, puesto que la invitada no habla español.
El tema del que habló Cooper fue el de la ciencia ciudadana, que es además su tema de trabajo actualmente. Ella definió esta actividad como "hacer ciencia sin tener que vivir de ella", tomando actividades como la observación y registro de fenómenos naturales como una especie de hobby, de la misma forma que otras personas hacen deporte, artes o activismo social. Esta actividad puede ser realizada por cualquier persona que tenga intención de sacrificar algo de tiempo y recursos en ella, como ejemplo puso a quienes observan y registran la presencia de aves, generando datos que han servido para establecer las rutas migratorias.
La doctora Cooper expuso varios ejemplos de casos exitosos de ciencia ciudadana, realizada mediante grupos organizados bajo la dirección de investigadores profesionales que generan conocimiento válido y verificable: desde las primeras observaciones de la migración de la mariposa monarca hasta la medición de niveles de ruido en los patios de las casas, pasando por el descubrimiento de planetas del tamaño de Júpiter en otras galaxias y el desarrollo de una app de alerta de mosquitos. Otro caso excepcional fue el de cómo los habitantes de un pueblo de Carolina del Norte demostraron el daño que causaba a su salud una granja porcícola ubicada cerca de ellos y cómo este tipo de granjas se instalaban, en ese Estado, siempre en las cercanías de vecindarios pobres y de gente negra.
Por último la autora invitada hizo algunas reflexiones sobre la generación de conocimiento científico y su divulgación. El proceso tradicional, dijo, es como si el conocimiento se generara dentro de una caja negra, insondable, de donde los divulgadores tomaran un poco de información para compartirla con el público. Con la ciencia ciudadana, aseguró, rompemos la caja negra y todos participamos en el proceso.

Ecos de la FIL 2018 en la EPRA



La tarde de este jueves 29 de noviembre en el auditorio de la Escuela Preparatoria Regional de Autlán el escritor zapotlense Hiram Ruvalcaba visitó a la comunidad estudiantil dentro del marco del programa Ecos de la FIL. El diálogo entre Hiram y los alumnos de la prepa comenzó a las 16:25 horas y tuvo lugar ante más de 150 personas.
El cuentista, ganador entre otros del Premio Nacional de Cuento Joven Comala 2018, estuvo acompañado por el director de la EPRA, José Luis Cárdenas Ramos, por el maestro Carlos Montes Rivas, responsable del Programa de Fomento a la Lectura y a la Expresión Escrita de la misma escuela, y por el también cuentista Jaime Romero, ganador del Concurso Nacional de Cuento Juan José Arreola 2018.
El director de la prepa dio un mensaje de bienvenida, en el que resaltó el primer lugar en la categoría de cuento del Concurso Creadores Literarios FIL Joven 2018 ganado por el autlense Dylan Celis, del que Hiram formó parte del jurado. Luego de recordar su paso como directivo por la preparatoria regional de Ciudad Guzmán, donde pudo haber coincidido con Hiram, comentó que la única forma de aprender más y tener más visión es leyendo y observando el entorno, herramientas cuyo peor enemigo, dijo, es el celular.
Enseguida cedió el uso de la voz al autor invitado, quien comenzó presentando a Jaime Romero, a su vez invitado por él. Con respecto al premio ganado por Dylan y mencionado anteriormente por el director, dijo que le gusta que los jóvenes de prepa estén escribiendo y observando su entorno, demostrando una verdadera intención de narrar su problemática. Aseguró que él mismo decidió venir a Autlán, lugar que conoce y visitó frecuentemente durante algunos años en que tuvo una novia autlense (de ahí aprendió que las mujeres de aquí son muy hermosas y son el mismo demonio), donde se enamoró del paisaje entre Tonaya y Autlán.
En una primera parte de la sesión Hiram sostuvo un diálogo con Jaime Romero, sobre el proceso creativo de la escritura: este último aseguró que "la literatura es para todos", que es un proceso para poder crear en el que la imaginación es una herramienta fundamental que permite al escritor ser libre. Para demostrar este proceso creativo, que se da también en el proceso de la lectura, contó un cuento breve, para luego pedir a algunos de los asistentes que le describieran a los personajes y el entorno del cuento. El acto de recrear cada uno a los personajes de un texto es inhibido por la televisión y otros medios, que ofrecen todos los detalles para solamente observarlos. Dijo también que leer es incluso más fascinante que escribir.
Hiram estuvo de acuerdo con Jaime en que al leer uno crea los personajes y entornos con base en la descripción del autor; actualmente hay herramientas que han facilitado la comunicación, como los celulares y redes sociales, pero son también entorpecedores de la imaginación. A diferencia de Jaime, aseguró que las experiencias vitales son la herramienta principal para escribir, puesto que en ese proceso las experiencias se utilizan como la materia prima de la trama. Como cuentista hay que tener la capacidad de encontrar algo que merece ser contado.
En la segunda parte de la sesión los escritores entablaron un diálogo con los alumnos, en la que recibieron preguntas y comentarios de asuntos "técnicos": cómo hacer para escribir una obra de largo aliento, como Harry Potter, a lo que respondieron que la duración de la obra no es tan importante como lo que se tenga que decir, poniendo como ejemplo la obra de Juan Rulfo; sobre la importancia de las vivencias personales en la escritura, que dijeron que es fundamental como materia prima, Hiram dijo en este momento que sus cuentos vienen de experiencias personales trastocadas para que sean reconocibles por cualquier persona (aquí refirió el origen de su cuento Paseo nocturno; sobre qué elementos debe tener una buena novela, que dijeron que deben ser, además de lo técnico, la honestidad y el tener algo qué decir. Hiram y Jaime mencionaron, además, que en diez o quince años los autores jaliscienses serán la guía de la narrativa nacional y que leer es fundamental para poder escibir, puesto que hay que conocer perfectamente el lenguaje para poder utilizarlo.
Al final los escritores regalaron cuatro libros, mediante dinámicas como recitar un poema o hacer un final para un cuento corto. Por último las autoridades preparatorianas entregaron reconocimientos a los alumnos que participaron en el concurso interno de poesía, cuento y microrrelato.

martes, 27 de noviembre de 2018

Terminó el taller de lectura de Al filo del agua


La tarde de este martes 27 de noviembre terminó el taller de lectura de la novela Al filo del agua, de Agustín Yáñez, que comenzó el pasado 25 de septiembre en el Museo Regional. Esta última sesión inició a las 17:10 horas y tuvo una asistencia de 14 talleristas, asistencia que, con ligeras variaciones, se mantuvo durante los dos meses que duró el taller.
Los trabajos de esta tarde fueron bastante ligeros y fueron la continuación de la sesión anterior: once de los catorce asistentes leyeron una carta que redactaron previamente, dirigida a alguno de los personajes de la novela, donde le podían decir lo que quisieran, según la imagen que se formaron de ese personaje y de sus circunstancias. Así, escuchamos palabras de velado reclamo, de reconocimiento, de apoyo moral y de búsqueda de una explicación para el comportamiento de la inconforme Micaela Rodríguez, el desquiciado Luis Gonzaga Pérez, el bestial Damián Limón, el cronista Lucas Macías, la arrepentida Mercedes Toledo, la deslumbrante Victoria, el atribulado padre Dionisio Martínez, el artista Gabriel, la liberada María, el padre director José María Islas, el atormentado Justino Pelayo y la maternal Marta.
Al término de la lectura y comentarios de las cartas, algunas de las cuales fueron presentadas en su sobre postal, los asistentes recibimos un reconocimiento y tuvimos un convivio dentro del salón de usos múltiples, para despedirnos asegurando nuestra asistencia al próximo taller de lectura, que se desarrollará el próximo año.

lunes, 26 de noviembre de 2018

Cuentos de don Ernesto Medina Lima


El Centro Universitario de la Costa Sur, mediante su sello editorial CuCostaSur Grana, acaba de publicar de manera póstuma un volumen recopilatorio de 18 cuentos del cronista autlense Ernesto Medina Lima, fallecido en 2017. El libro, que lleva como título Cuentos, fue presentado en el stand de la Universidad de Guadalajara en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2017, luego en el Museo y Centro Regional de las Artes de Autlán durante la semana cultural organizada por el capítulo Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco en mayo pasado y, por último y ya con el libro impreso, el pasado 17 de noviembre, en el auditorio Hermilio Hernández de la Casa de la Cultura de Autlán. La selección de los cuentos publicados en este volumen es de Alfredo Ortega y de Jesús Medina.
Acostumbrado a leer de don Ernesto solamente crónicas de la vida autlense en épocas pasadas, me costó trabajo no buscar en estos cuentos algún indicio del Autlán de hace por lo menos 80 años, época de juventud del autor. Sin embargo, y aunque estos indicios efectivamente aparecen en el libro (hay constantes referencias al Carnaval, al barrio de Las Montañas y a los equipos autlenses de futbol de aquellos años), aquí no parece haber una intención de registrar y preservar para las generaciones futuras los acontecimientos sino retratar actitudes y personalidades, así como la forma de enfrentar situaciones cotidianas por sus personajes. Vemos, por ejemplo, una descripción detallada de la febril actividad mental de una víctima de insomnio, el tesón de un futbolista tan constante y disciplinado como malo con el balón, pero que al final se consagra dentro de la cancha, la terrible nostalgia y decepción de un desterrado al regresar a su pueblo y no encontrar nada de lo que dejó ahí en su juventud, entre otros. Son estos retratos de sentimientos y actitudes humanas, junto con la ágil y elegante prosa de Ernesto Medina Lima, que ya conocíamos en sus crónicas, la principal virtud de este libro.
Sin embargo, el libro adolece de algunos defectos que convendrá corregir en una futura edición, que esperemos que cuente también con un tiraje más amplio: las páginas están salpicadas de errores ortográficos que por ningún motivo deberían aparecer en ellas.
Con todo, la publicación de estos cuentos es un acierto porque nos permite conocer una faceta más en la obra de don Ernesto Medina Lima, de quien ya conocíamos composiciones musicales, poemas y, desde luego, las crónicas. Cuentos puede conseguirse en la coordinación de Extensión del Centro Universitario de la Costa Sur.

Ficha técnica:
Cuentos
Ernesto Medina Lima (2017)
Autlán. CuCostaSur Grana, 109 pp.
Colección A través de las letras
ISBN: 978-607-547-194-5

sábado, 24 de noviembre de 2018

Noche de tertulia en el cuartel de La Luna

Capitán Simón Hernández Plata.

La noche de este viernes 23 de noviembre en el patio central de la finca donde se encuentra la refaccionaria La Luna (que la familia Rodríguez Quintero amablemente cedió para esta velada), muy cerca del cruce de las calles de Mariano de la Bárcena y Álvaro Obregón, se llevó a cabo una noche de tertulia organizada por el Museo Regional, Pulso Regional, Autlán y sus Regiones y CulturAutlán, con el tema del cuartel de La Luna y la comunidad militar en Autlán. La tertulia contó con la asistencia de unas 50 personas y comenzó a las 20:15 horas.

El trovador Emmanuel Velázquez.
La tertulia de anoche se organizó con un formato similar al que se utilizaba en las que los mismos organizadores realizaron en la primera etapa, entre 2015 y 2017, con una sección musical, una literaria y una exposición sobre el tema de la noche, además de los comentarios de los asistentes. La música corrió a cargo del trovador Emmanuel Velázquez quien, enfundado en traje charro, interpretó en diversos momentos algunos corridos revolucionarios, muy aplaudidos por el público presente. Para despedirse interpretó algunas piezas de un corte distinto, como la parodia La casita, de Óscar Chávez, Pablo del Monte, de Gerardo Reyes y, a petición del público, Jacinto Cenobio.

Guillermo Tovar.
En su oportunidad el cronista honorario de Autlán, Guillermo Tovar Vázquez, habló sobre las instalaciones militares que ha habido en Autlán en diferentes épocas, como en la finca donde ahora está la secundaria Jesús Velázquez, en el Mercadito y el recordado cuartel de La Luna, situado en las inmediaciones de donde se realizó esta tertulia. También habló sobre cómo la comunidad militar se ha involucrado en la vida cotidiana de Autlán, llegando a formar incluso un gremio organizador del Carnaval a finales del siglo XIX y principios del XX, citando crónicas de don Ernesto Medina Lima y notas periodísticas de la época. En una segunda intervención leyó un par de testimonios recogidos por los escritores Ramón Rubín y Luis Sandoval Godoy sobre los asaltos de Pedro Zamora a Autlán y cómo se vivieron estas acciones en el cuartel de La Luna.
Como invitado especial estuvo el capitán Simón Hernández Plata, del 102 batallón de infantería, cuya sede acaba de ser inaugurada el pasado miércoles 21. Él hizo una exposición sobre esta nueva instalación, explicando que su anterior sede estuvo en San Miguel Ixtapan, municipio de Tejupilco de Hidalgo, Estado de México, y cómo el personal que trabaja y vive dentro de un lugar de este tipo es como cualquier otra, con familias y necesidades como las de cualquier ciudadano. Habló también sobre los servicios que ofrece una instalación como esta, entre ellas las de extensión, deportivas, de adiestramiento militar para escoltas y bandas de guerra y otros, que están a disposición del público que lo solicite. De la misma forma, dijo, la instalación estará abierta para hacer recorridos guiados y para otras actividades, como los "domingos familiares" en los que la gente podrá ingresar para realizar actividades deportivas y sociales. También habló sobre la forma en que se acercarán a la juventud de la región, llevando información a las preparatorias sobre la forma de hacer estudios académicos en los centros de estudios militares y recibiendo a los jóvenes que hagan su servicio militar quienes, según el sorteo que se hace al tramitarlo, podrían ser encuadrados durante algún tiempo para cumplir con esta obligación.
La exposición del capitán Hernández fue muy comentada por los asistentes, quienes mostraron curiosidad por algunos elementos de la vida cotidiana del personal militar, sobre los servicios que ofrecerá la sede del batallón al público en general y la forma de acceder a ellos y, en general, una opinión positiva sobre la llegada de la nueva comunidad militar a Autlán.
La tertulia duró aproximadamente dos horas, bastante activas y provechosas.

miércoles, 21 de noviembre de 2018

Inauguraron la sede del 102° batallón de infantería en Autlán

Develación de las placas.

Este miércoles 21 de noviembre se realizaron en Autlán un par de actos para formalizar la inauguración de la sede del 102° batallón de infantería del Ejército Nacional, cuyas instalaciones se encuentran en las cercanías de El Corcovado y que se encuentra ya habitado desde finales de octubre.
Afuera de la Presidencia Municipal ya había movimiento desde muy temprano, ahí se instaló un toldo en cuyo fondo se podía ver una fotografía de la entrada de la sede del batallón y el escudo de la V Región Militar, en ese sitio se instalaría el presidium de la primera ceremonia. A las 7:30 horas el personal militar ya hacía ensayos y la gente ya comenzaba a reunirse para presenciar el esperado desfile.

Durante la ceremonia previa al desfile.

A las 8:15 horas comenzó por fin la ceremonia, presidida por el general José Alfredo González Rodríguez, comandante de la 41 zona militar. Estuvieron presentes también los presidentes municipales de Autlán, Casimiro Castillo, El Grullo y Tonaya. Fue el presidente de Autlán, Miguel Ángel Íñiguez Brambila, quien dio el discurso de apertura de la ceremonia, donde dio la bienvenida al 102° batallón, con el que dijo que el Ayuntamiento colaborará en todo, coordinando acciones de seguridad pública. Invitó a dar la mayor de las batallas contra los malos hábitos, desde la familia y con educación.
Enseguida el coronel José Guillermo Lira Hernández, comandante del 102° batallón, agradeció la hospitalidad de los autlenses y el recibimiento que le dieron a su personal y dijo que al batallón lo mueve la convicción de que México necesita el esfuerzo de todos sus ciudadanos. Se comprometió a poner todo su empeño para cumplir con la meta de un país en paz y aseguró que en cualquier situación de riesgo los autlenses contarán con el personal de su batallón. Por último, se dirigió al general González Rodríguez para solicitar permiso de iniciar el desfile militar, que comenzó a las 8:25 horas, partiendo de la avenida Hidalgo a la altura de la Casa Universitaria y recorrió las calles de Venustiano Carranza, General Anaya, Guadalupe Victoria, Obregón, Bárcena e Hidalgo otra vez, pero ahora en sentido contrario para salir del pueblo. Duró pasando por un mismo punto aproximadamente diez minutos y, según el parte oficial, participaron en él una banda de guerra, 1 bandera de batalla y siete de gasa, 995 integrantes de las fuerzas armadas, 30 vehículos, entre Hummer y Cheyenne, 8 aeronaves, cuatro DC-7 y cuatro D-120, seis vehículos blindados DNC-1 (tanques de oruga, que causaron sensación entre el numeroso público) y una ambulancia. Al paso de los vehículos por la Presidencia una maestra de ceremonias explicaba las características y el uso que se le da a cada tipo de vehículo.
El desfile fue presenciado por varios miles de personas aunque, como había sido anunciado para comenzar a las 9:00 horas, muchas más personas llegaron a esa hora solo para alcanzar a escuchar a la banda de guerra y a la banda de música que interpretaron por un rato sones jaliscienses en la explanada de la Presidencia. Por cierto, este breve concierto abrió con la marcha Viva Autlán, como un homenaje involuntario a Clemente Amaya, quien falleció hoy hace 97 años.
Enseguida compartimos algunas fotografías del desfile:

Banderas.

Infantería.

Vehículos Hummer.

Vehículos Cheyenne.

Tanques.

Ambulancia.

Banda de guerra.

Banda de música.

La segunda ceremonia del día tuvo lugar precisamente en la sede del 102° batallón, donde desde las 13:00 horas comenzó a recibirse a los invitados. Esta recepción fue un proceso largo, con revisión de vehículos y el regreso de algunos de ellos para ser estacionados fuera de la instalación al no haber espacio suficiente. A las 13:30 horas comenzó la formación de la tropa en la explanada de la instalación, donde se encuentra una bandera monumental, para comenzar con la ceremonia a las 14:15 horas, cuando llegaron las autoridades estatales y federales. Para la ceremonia se dispusieron tres toldos en el ángulo frente a la bandera; en el toldo central estuvo el presidium, integrado por el general Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional, Aristóteles Sandoval, gobernador de Jalisco, el oficial mayor de la SEDENA, el comandante de la V Región Militar, los directores generales de Administración, Seguridad Social de las Fuerzas Armadas y de Ingenieros y presidentes municipales de las regiones Costa Sur y Sierra de Amula. En los toldos laterales se colocaron los invitados especiales, muchos de ellos funcionarios y empleados del Ayuntamiento de Autlán, además de 24 generales en retiro del Ejército Mexicano, provenientes de varias regiones del país.

En el mensaje del gobernador.

Luego de unos honores al alto mando hechos por el personal militar presente el gobernador Aristóteles Sandoval dirigió un mensaje en el que elogió el espíritu de servicio del Ejército y agradeció su intervención en momentos difíciles que ha sufrido el Estado. Con un tono de franca despedida, el gobernador consideró que la estrategia de combate al crimen organizado no fue equivocada, puesto que se mantendrá en el sexenio federal entrante y ponderó lo que la naciente comunidad militar aportará a la economía de la región, cuyos habitantes se sentirán más tranquilos. Llamó, por último, a la unidad, puesto que los criminales nos quieren desunidos.
El general David Córdoba, comandante de la V Región Militar, dio otro mensaje que inició compartiendo datos históricos de Autlán y resaltando la importancia estratégica y económica del municipio. Dijo que el 102° batallón tendrá la misión de velar por la seguridad de la región, con acciones como la aplicación del plan DN-III. La instalación que se inauguró hoy permitirá elevar la moral de la tropa y la interacción con la población.
Luego de una salva de fusilería a cargo de una compañía de fusileros del 102° batallón, algunos integrantes del presidium, encabezados por el general Cienfuegos, develaron las placas conmemorativas de la inauguración de esta sede, cuya construcción comenzó apenas en febrero pasado.

Parte de la tropa, con las montañas de Ejutla al fondo.

La virgen oriental del Museo Regional


En la sala de arte sacro del Museo Regional se encuentra en exposición permanente una pieza singular, contrastante con sus compañeras de sala: una imagen de bulto que representa a la virgen María con el niño, pero que cuenta con evidentes rasgos orientales. Se trata de una talla en madera cuyos rostros, atuendos, aureolas e incluso la posición del cuerpo de la virgen y la forma en que se destaca su figura son completamente distintos a la forma occidental de representar a los personajes divinos.
Según el pintor y restaurador de arte Pedro Amador esta pieza perteneció desde la década de 1920 a la comunidad del monasterio de San José de Carmelitas Descalzas de Guadalajara, quienes la regalaron a la persona que a su vez la prestó al Museo para su exhibición. Pedro comenta que es imposible datar la pieza pero que en la comunidad de donde proviene se comenta que es muy antigua y, posiblemente, de origen tailandés. Para las carmelitas resultaba demasiado sensual.
Cualquiera que sea su antigüedad, esta pieza es una evidencia del intercambio cultural entre Asia, América y Europa: los personajes representados son netamente occidentales pero presentan una fuerte influencia oriental. Valga esta publicación como un recuerdo de la expedición que zarpó a las Filipinas del Puerto de la Navidad el 21 de noviembre de 1564, hoy hace 454 años, comandada por fray Andrés de Urdaneta y Miguel López de Legazpi y que terminaría estableciendo la ruta para la Nao de China, ruta comercial que hizo posible el intercambio cultural entre estos tres mundos.
La pieza puede visitarse en los horarios habituales del Museo.


martes, 20 de noviembre de 2018

Novena sesión del taller de lectura de Al filo del agua


La tarde de este martes 20 de noviembre de llevó a cabo en el salón de usos múltiples del Museo Regional la novena y penúltima sesión del taller de lectura de la novela Al filo del agua, de Agustín Yáñez. La sesión comenzó a las 17:10 horas, con la asistencia de 13 personas.
Los trabajos fueron dirigidos esta vez por la maestra Maricela Huitrón, quien asignó a cada tallerista algunos de los 33 textos que componen el último capítulo de la novela, titulado El cometa Halley. Cada participante debía poner atención en cuatro pasajes contenidos en los textos que le tocaron, para explicarlos al pleno y armar entre todos la línea narrativa del capítulo entero.
Con esta actividad terminamos de leer y analizar la novela, quedando solo una actividad pendiente que entregaremos la próxima semana y que consiste en redactar una carta para alguno de los personajes. No deja de ser significativo que hayamos terminado el libro precisamente en esta fecha en que conmemoramos el inicio de la Revolución, el desencadenamiento de la tormenta.

Desfile del 20 de Noviembre 2018

Del contingente de la Escuela Secundaria Técnica #7

Información y fotos de Miriam Vaca

Como marca la tradición, la mañana de este 20 de noviembre se llevó a cabo en el centro de Autlán el desfile conmemorativo del inicio de la Revolución Mexicana, esta vez con la participación de escuelas secundarias y preparatorias, una escuela de tae kwon do y la escaramuza charra La Grana.
Luego de muchos años en que este desfile se hacía ya muy breve (se resolvía en alrededor de media hora) y algo deslucido, debido en parte a que el 20 de noviembre ya no es día de asueto, el de hoy duró una hora y media, haciendo recordar a los desfiles de los años 1990. Comenzó puntualmente a las 9:00 horas en la Alameda, para recorrer al ritmo lo mismo de música electrónica para las evoluciones gimnásticas (recordemos que, por alguna razón, el desfile del 20 de noviembre tiene desde hace mucho un carácter deportivo) que de corridos de la Revolución para ambientar los carros alegóricos alusivos a la fecha, las calles de Mariano de la Bárcena, Hidalgo, Venustiano Carranza, General Anaya, Guadalupe Victoria y Allende, donde se dispersaron los contingentes entre Guadalupe Victoria y Guillermo Prieto. La asistencia, de varios miles de personas, no fue comparable, sin embargo, a las de los desfiles del 16 de septiembre y menos a las del Entierro del Mal Humor, aunque esto no viene mucho al caso.



A la vanguardia desfilaron la escolta de Seguridad Pública y las bandas de guerra de la Escuela Secundaria Técnica #7 (la ETA) y de la Secundaria Autlán, detrás de las cuales pudimos ver a los siguientes contingentes:



* Secundaria Manuel López Cotilla, que celebrará su 80 aniversario el próximo mes de febrero. El contingente incluyó a la reina elegida para su aniversario, a su banda de guerra, su escolta, un grupo de alumnos caracterizados como adelitas y soldados revolucionarios y grupos que formaban pirámides. También algunos alumnos desfilaron disfrazados como algunas de las figuras de la lotería.



* Instituto Autlense, con una representación de danza folclórica jalisciense.



* Secundaria Autlán, presentando evoluciones de basquetbol.



* Bachillerato Tecnológico de Autlán, con tablas rítmicas.


* Telesecundaria Salvador Esquer Apodaca, con tablas rítmicas y pirámides.





* Secundaria Jesús Velásquez, que llevó a su banda de guerra, a un grupo de las infaltables adelitas, a alumnos caracterizados como algunos personajes de la Revolución en México y en Autlán y a grupos haciendo pirámides.


* Secundaria Efraín González Luna, que también combinó lo histórico con lo deportivo, con pirámides, tablas rítmicas y voleibol y la escenificación de una batalla.



* Secundaria Jaime Llamas García, con tablas rítmicas.



* Secundaria Técnica #7, con una parte deportiva en la que figuraron el voleibole, basquetbol y el futbol y una artística que consistió en un remolque en el que viajaban personajes revolucionarios, músicos y un cantante interpretando música de la época.


* Escuela Preparatoria Regional de Autlán, con tablas rítmicas.


* Escuela de tae kwon do Cheng Woo Hoi, con exhibición de su disciplina.


* CONAFE, con un carro alegórico, un curioso tren y un grupo de adelitas.


* Un carro alegórico del Bachillerato Tecnológico de Autlán.


* Escaramuza charra La Grana.

lunes, 19 de noviembre de 2018

Se celebró el XXIII Congreso Anual de Cronistas Municipales del Estado de Jalisco

El presidente Pedro Vargas Ávalos en el uso de la voz. En el presidium aparecen Héctor Perfecto, Manuel González, Paco Padilla y Carlos Boyzo, en el orden acostumbrado.
El sábado 17 de noviembre de 2018 en la ex capilla fray Luis Argüello del Centro Cultural El Refugio de San Pedro Tlaquepaque se celebró el XXIII Congreso Anual de Cronistas Municipales del Estado de Jalisco, convocado por la Asociación de Cronistas Municipales del Estado de Jalisco, A. C. Con la asistencia de unas 100 personas, entre cronistas de algunos municipios de Jalisco, autoridades del municipio anfitrión y público en general, los trabajos comenzaron a las 9:50 horas con un acto de honores a la bandera nacional, con la participación de la escolta de la comisaría de Tlaquepaque y con la banda de música de la policía de Zapopan ejecutando el himno nacional, dirigida por el profesor Felipe Vázquez. El himno fue cantado por la oficial Lidia Velázquez.
En el presídium estuvieron, al arranque de los trabajos, el regidor de Tlaquepaque Héctor Manuel Perfecto, el presidente de la Federación de Asociaciones de Cronistas Mexicanos, Manuel González Ramírez y Pedro Vargas Ávalos, presidente de la Asociación de Cronistas Municipales del Estado de Jalisco. Entre los asistentes estuvieron también la escritora Sara Velasco, el ingeniero Javier Hernández Larrañaga, el académico Esteban Garaiz, el artesano y promotor cultural Paco Padilla, entre otros.
Fue el regidor Héctor Perfecto quien tomó la palabra en primer lugar, para dar la bienvenida a los asistentes y ofrecer un mensaje, a nombra de la presidente municipal, María Elena Limón, acerca de la importancia del cronista local como “rescatador del pasado, testigo del presente y referencia para el futuro”.
Enseguida el presidente de la Federación, Manuel González, felicitó a la Asociación jalisciense por los 23 años de trabajos e hizo un par de anuncios importantes: dijo que en dos semanas más, el 1 de diciembre, comenzará un año de conmemoraciones por el 15 aniversario de la Federación; este comienza tendrá lugar en Guadalajara, cuna de la Federación. En esta celebración estarán presentes el presidente y el vicepresidente de la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales, con la que hace tres años la Federación mexicana firmó un convenio de colaboración. El segundo anuncio fue que en este acto de celebración serán entregados galardones a tres cronistas jaliscienses: Bernardo Carlos Casas de Tlaquepaque, Ezequiel Hernández Lugo de Lagos de Moreno y Pedro Vargas Ávalos, presidente de la asociación jalisciense, noticia que causó alegría entre los presentes. Dicho esto, el licenciado Manuel González declaró inaugurado el Congreso.
El licenciado Pedro Vargas dijo en su oportunidad que los anuncios hechos por el licenciado Manuel González son muy estimulantes para los cronistas y para los jaliscienses en general; de Bernardo Carlos y Ezequiel Hernández dijo que son “cronistas simbólicos” y ejemplo de trabajo y constancia. Sobre el trabajo de un cronista dijo que, así como el artista se nutre del aplauso, aquel se nutre de que la gente consulte sus obras y escuche sus prédicas, aunque la autoridad no lo haga. Lanzó una crítica a las autoridades municipales y estatales, de las que dijo que prefieren financiar obras costosas pero que no trascienden en el tiempo y utilidad para la población pero generalmente ignoran el trabajo de los cronistas y a la cultura en general. Llamó por último a sumar esfuerzos entre los cronistas, las autoridades y los ciudadanos.

Entrega de la presea Manuel Cambre a Paco Padilla.

Luego de estos mensajes tuvo lugar un reconocimiento al promotor cultural Paco Padilla, que comenzó con la lectura de un acróstico, por parte del cronista de Etzatlán, Carlos Parra Ron, y de una síntesis curricular por el secretario de la Asociación, Raúl Sánchez. Enseguida se le entregó, de manos del licenciado Manuel González, la presea Manuel Cambre, y por el licenciado Pedro Vargas el nombramiento como “cronista musical de Jalisco”. Paco Padilla dijo que dedicaba este honor a sus padres, que le inculcaron el amor por el terruño.

Profesores Moisés Guerrero y Felipe Vázquez.

A continuación se hizo otro reconocimiento, esta vez a los autores del himno a Jalisco, los profesores Felipe Vázquez Barbosa (música) y Moisés Guerrero López (letra), que comenzó con la lectura de una “historia azarosa” de este himno, a cargo del vicepresidente de la Asociación, Carlos Boyzo, en la que se explicó el origen de la composición en un concurso convocado por el Congreso de Jalisco en 1981, ganado por los personajes homenajeados, su olvido durante más de dos décadas hasta que en 2004 se pretendió convocar a otro concurso similar y, por fin, el establecimiento formal del himno en 2005. A los compositores se les entregó un reconocimiento, de manos de Manuel González y Paco Padilla, para dar paso a que el profesor Felipe Vázquez dirigiera a la Banda de Música de la policía de Zapopan en un par de piezas: A Santa Cecilia, de su propia inspiración, y un popurrí de canciones jaliscienses, muy aplaudidas ambas por los presentes.

El Bello y las bestias

Un tercer y último reconocimiento, éste a cargo del Consejo de la Crónica de Tlaquepaque, tuvo lugar enseguida: al ingeniero Gerónimo Sahagún Moreno, benefactor de Tlaquepaque y al autlense Carlos Boyzo, vicepresidente de la Asociación jalisciense, por su producción como cronista. Como cierre de la primera parte de la jornada el grupo musical tlaquepaquense El Bello y las bestias (guitarras, violín, bajo, piano y voz), dirigido por el Félix Navarro “el Bello”, integrante del Consejo de la Crónica de ese municipio, deleitó a los asistentes con un breve concierto en el que pudimos escuchar piezas como Jacinto Cenobio, Carreras de Tlaquepaque, el tango Por una cabeza, Rondinelas, entre otras. Con esto inició un breve receso en los trabajos del Congreso.

Presentando Guadalajara. Identidad perdida.

La actividad continuó con la presentación del libro Guadalajara. Identidad perdida, del ingeniero Javier Hernández Larrañaga, quien habló sobre la pérdida del patrimonio edificado tapatío en los últimos 70 años y llamó a reflexionar sobre la necesidad de determinar qué conservar y para qué y cómo hacerlo. Los cronistas locales tienen responsabilidad en esta pérdida, dijo, en la difusión de la importancia y el valor de las construcciones patrimoniales.
En el siguiente turno la escritora Sara Velasco dio una plática sobre personajes tlaquepaquenses poco conocidos pero que tuvieron una vida y obra trascendentes: compartió semblanzas de Ricardo Álvarez del Castillo, sacerdote fundador de casas de ejercicios en la ciudad de México y Guadalajara, de fray Luis Argüello, benefactor, de los profesores Ladislao Rodríguez, María del Refugio Pérez de la Torre, María del Refugio Sánchez (los nombres de estos cuatro últimos personajes los llevan igual número de bibliotecas públicas de este municipio) y Amelia Alcántar Gutiérrez, quien aún vive y fue galardonada el pasado Día del Maestro por el Presidente de la República.
En tercer lugar, luego del receso, el cronista de Lagos de Moreno, Ezequiel Hernández Lugo, dio una plática sobre los pueblos mágicos y el proceso en el que Lagos consiguió este nombramiento. Mencionó que los cronistas de los pueblos mágicos deben vigilar y oponerse a que, una vez que se otorga el nombramiento, se pretenda hacer cambios en la fisonomía urbana con la intención de atraer al turismo, puso como ejemplo que en Lagos se alteraron las medidas de anchura de las calles del centro, mismas que fueron trazadas en 1563, sin conocer ni consultar su historia.
Ya en la recta final del Congreso se presentaron algunos libros de cronistas municipales, publicados recientemente:

Carlos Parra presentando sus últimas publicaciones.

Isaac Padilla Barragán, del Consejo de la Crónica de Tlaquepaque, presentó Del arado a la curul, una biografía del agrarista de Tizapán Lucio García Guerrero, que definió como la historia de un pueblo que se defendió de ambos bandos, los agraristas y los cristeros, quienes cometían excesos similares.
La cronista de Acatic, Ana Rosa González, presentó Forjador de ilusiones, una biografía del benefactor de ese municipio, Rubén González Sánchez, quien ha impulsado notablemente la educación en ese lugar.
Carlos Parra Ron, cronista de Etzatlán, presentó sus últimas publicaciones: Garabatos, retazos para su historia, del poblado de ese nombre en el municipio de Amatlán de Cañas, Nayarit; el último número de Etzatlán, gotas de nuestra historia, revista de divulgación que se publica mensualmente y se reparte gratuitamente en las escuelas de nivel básico de ese municipio; y Dimes y diretes de Etzatlán, una recopilación de anécdotas del pueblo.

Intervención del cronista de Villamar, Michoacán, Gabriel Montes.

Como última actividad del XXIII Congreso el cronista de Villamar, Michoacán, profesor Gabriel Montes, dio un mensaje en el que explicó el programa de agentes de turismo que tiene el Estado de Michoacán y que se apoya en el trabajo y la información de los cronistas municipales, quienes se encargan de capacitar a los voluntarios que participan en el programa. Éste consiste en el establecimiento de rutas turísticas, como la de los pueblos insurgentes de la ribera del lago de Chapala, la de las haciendas o la del “niño santo” José Sánchez del Río. Cerró su intervención hablando de la necesidad de que los cronistas locales entren a la era digital y comiencen a divulgar la historia y demás información de sus municipios en redes sociales y otros canales de Internet y no solo en impresos, puesto que éstos ya se leen muy poco. Dijo que el programa de agentes turísticos se basa en buena medida en la difusión por Internet, como transmisiones en vivo.
El mismo profesor Gabriel Montes dio por clausurados los trabajos del XXIII Congreso Anual de Cronistas Municipales del Estado de Jalisco a las 14:45 horas.