viernes, 28 de octubre de 2011

Se presentó el libro Leer la vida

Fausto Nava, Francisco Cobián, Nabor de Niz y Arnulfo Álvarez.



Esta tarde se realizó en la escuela secundaria J. Jesús Velázquez una sesión extraordinaria del capítulo Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco, con la finalidad de presentar el más reciente libro del profesor José Francisco Cobián Figueroa, Leer la vida.

Con un auditorio de unas 120 personas, casi todos alumnos de la secundaria, aproximadamente a las 18:10 hrs. comenzó la sesión, bajo la conducción del director del plantel, profesor Arnulfo Álvarez García, y con la participación del médico Nabor de Niz Domínguez, coordinador del capítulo Costa Sur de la BSGEEJ y el profesor Fausto Nava González, miembro de la misma sociedad.

El profesor Álvarez hizo una semblanza de la obra de Cobián, resaltando su facilidad para la escritura en todos los géneros literarios, condición que se demuestra con la decena de libros que ya ha publicado.

Para el médico de Niz, los trabajos de la Sala de Lectura de la Preparatoria Regional de El Grullo, de donde resultó el libro Leer la vida, son un ejercicio sencillo pero trascendente para inducir a la lectura y escritura a los jóvenes, al invitarlos a escribir sobre su propia biografía y la historia de sus familias, donde se reflejaron sus conflictos, formas de vida y experiencias. Este tipo de trabajos, según el doctor de Niz, llevan siempre a una superación intelectual.

Por su parte, el profesor Fausto Nava recordó el ejercicio que realizó en el siglo XX el educador brasileño Paulo Freire, al reemplazar los libros de texto por lecturas de la vida cotidiana, como los periódicos y revistas, para ubicar a los estudiantes en la realidad de su entorno. Con esto llamó a retomar la costumbre de leer en cualquier momento y lugar, pero siempre de forma crítica y consciente, porque una sociedad lectora y pensante ayudará a alcanzar más fácilmente el desarrollo nacional.

Al final, el autor platicó su experiencia con la lectura, mencionando la dificultad que en su niñez y juventud implicaba conseguir lecturas, debido a la falta de recursos y a la escasez de libros. En son de broma recitó algunos poemas clásicos, como el Nocturno a Rosario, y los comparó con las letras de canciones de moda, con la clara intención de mostrar los enormes contrastes que existen entre ambas composiciones y convencer a su auditorio de buscar en los libros una riqueza expresiva mayor a la que actualmente está a su disposición. También habló sobre su Sala de Lectura y cómo presentó el proyecto de escritura de donde surgió Leer la vida en el Segundo Congreso Nacional de Salas de Lectura en 2009.

Los presentadores mencionaron en todo momento la dificultad que había en su juventud para emplear el ocio con la lectura y la facilidad con que actualmente se puede conseguir qué leer, incluso con las herramientas tecnológicas que han surgido en los últimos años, por lo que animaron a los estudiantes de secundaria que los escuchaban a leer como parte de su formación personal.
Publicar un comentario