sábado, 16 de noviembre de 2019

Concierto de la Orquesta Higinio Ruvalcaba en el Aula Magna


Este viernes 15 de noviembre, dentro del programa de la Agenda Cultural CUCostaSur más Cultura, la orquesta de cámara Higinio Ruvalcaba de la Universidad de Guadalajara ofreció un concierto en el Aula Magna del CUCSur, con la asistencia de unas 150 personas. El concierto comenzó a las 20:10 horas.
Los maestros Konstantin Ziumbilov y Vladimir Milchtein, viejos conocidos del público autlense, son los directores de esta orquesta. El maestro Ziumbilov dio un mensaje antes de comenzar el programa, diciendo que le resulta grato regresar a Autlán y que ha estado aquí varias veces desde 1993, cuando llegó de Rusia. Recordó también algunas de las veces que ha venido a tocar a Autlán, especialmente la primera, en 1996, con la pianista Nina Velanainen, los homenajes a Hermilio Hernández y semanas culturales del CUCSur y, claro, las grabaciones de los discos de la colección Compositores de la Región. De Autlán dijo que "es mi segunda tierra" y cerró su mensaje diciendo "los felicito por sus talentos, los felicito por este pueblo tan musical".
El maestro Vladimir Milchtein dirigió dos tercios del programa, haciendo uso del micrófono antes de cada pieza para explicar brevemente algunos pormenores de ella, de su autor o del contexto en que fue hecha. También recordó sus anteriores presentaciones en Autlán y las grabaciones de Compositores de la Región, además de al maestro Hermilio Hernández, de quien fue amigo.
El programa del concierto fue el siguiente:

* Concierto en La menor para dos violines, de Antonio Vivaldi, con las solistas Nesbytt Parra, primer violín, y Mariana Hermosillo, segundo violín.
* Gavota, de Manuel M. Ponce.
* Concierto en Do mayor para violoncello, de Joseph Haydn, con Felipe Antón como solista.
* Vals Josefina, de José Rodríguez.
* Cancioncilla, de Manuel Enríquez.
* Popurrí Mexicano, de Jaime Domínguez, que incluye fragmentos de La cucaracha, Valentina y México lindo y querido.
* Salsa para Cristina, de Cristopher Luscher.
* Danzón No. 5, de Arturo Márquez.
* Jalisco de mis amores, de Gori Cortés.

Fuera de programa y ante la consabida petición de otra pieza por el público, la orquesta interpretó Jesusita en Chihuahua.

sábado, 9 de noviembre de 2019

Conferencia sobre el dengue en Autlán en el Museo Regional


La mañana de este sábado 9 de noviembre el capítulo juvenil Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco celebró su sesión ordinaria mensual en la sala de música del Museo Regional. Con la asistencia de 15 personas, la sesión comenzó a las 10:05 horas. El socio José Enrique Vargas Espinoza fue el anfitrión de esta sesión, en la que presentó el trabajo ¿Por qué hay dengue en Autlán?
El ponente comenzó su exposición definiendo el dengue como una enfermedad arbovirosa, cuyos vectores son los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus, este último más resistente a temperaturas bajas. Explicó también que esta enfermedad está diseminada en zonas tropicales y subtropicales de América, pero su origen está en la región swahili de África, de donde proviene también su nombre. Una versión del origen etimológico de su nombre es del swahili kadinga pepo, que pasaría al inglés como dandy fever y de ahí al español como dengue.
Enseguida compartió información estadística de la incidencia de dengue en el mundo, donde hay de 50 a 100 millones de casos anuales, con 25 mil fallecimientos. También nos describió las características y síntomas del dengue clásico y hemorrágico, aclarando que esta clasificación ya no es aceptada: en realidad el dengue se clasifica según los cuatro diferentes serotipos del virus que lo causa, de los cuales el más peligroso es el II.
En este punto Enrique Vargas pasó a lo más interesante y preocupante: nos habló de cómo la incidencia de dengue en México se triplicó entre 2018 y 2019, mientras que Jalisco acaba de llegar, en el pasado mes de octubre, al primer lugar nacional en incidencia general y en incidencia del tipo II. Hizo una amplia exposición de información estadística de incidencia por municipio de Jalisco y por Estado de la República, clasificada por serotipo, así como de fallecimientos. Explicó también cómo "trabaja" el virus del dengue en el organismo y cómo provoca el descenso de plaquetas, al hacer que el sistema inmunológico ataque a estas células. Por cierto, nos explicó cómo el agua de coco, con o sin limón, en realidad no ayuda a reponer el número de plaquetas, puesto que éstas se forman con vitamina B-12 y ácido fólico, elementos con los que no cuenta ese alimento.
Enrique Vargas concluyó que hay dengue en Autlán por problemas de cultura, nos hace falta informarnos y actuar. El problema del dengue actualmente es tratable, aunque se necesita un cambio de enfoque en el combate.

viernes, 8 de noviembre de 2019

Recital de Alexander Vivero en el Aula Magna


Este viernes 8 de noviembre en el Aula Magna del centro cultural José Atanasio Monroy del CUCSur el jovencísimo pianista tapatío Alexander Vivero ofreció un recital muy variado, que incluyó música del barroco y del clasisismo europeo, así como obra de compositores del siglo XX y del propio Alexander. El recital, que comenzó a las 19:10 horas, fue presenciado por unas 200 personas.
Alexander es actualmente alumno del maestro Joel Juan Qui, notable pianista sinaloense, de larga y exitosa trayectoria. El mismo profesor Qui fungió como maestro de ceremonias en la velada, que abrió dando una semblanza de Alexander Vivero, quien a sus once años de edad ya ha ganado premios nacionales de piano y, en este año 2019, ya ganó un premio de composición en España.
El repertorio de este recital fue el siguiente:

* Preludio en Do mayor BWV 933
   Invención en Fa mayor BWV 779
   Fantasía en Do menor BWV 906, de Bach.
* Los movimientos Allegro moderato, Adagio y Finale de la Sonata en Fa mayor de Haydn.
* De las Seis bagatelas para piano de Hermilio Hernández, la I Allegro guisto y la V Andantino.
* The hours, de la película homónima, de Philip Glass.
* El tercer movimiento, Vals, de la Sonata No. I, de Alexander Vivero.
* Tocatta, de Aram Khachaturian.

Fuera de programa y para corresponder a la ovación del público, Alexander regresó al piano para tocar la Fantasía impromptu de Chopin.
Esta fue la segunda presentación en Autlán de Alexander Vivero, luego del recital que ofreció en el tercer festival Áurea Corona el pasado mes de agosto. No hay que perderlo de vista.

Presentación de la obra de Robi en el CUCSur


Al mediodía de este viernes 8 de noviembre el caricaturista colimote Robi, alias Ivón Rodríguez Barbosa, presentó en la sala José Trinidad Lepe Preciado del centro cultural José Atanasio Monroy su obra publicada, especialmente la novela gráfica La montaña del oro. La presentación, a la que asistieron unas 20 personas, comenzó a las 12:20 horas.
Robi comenzó mencionando las coincidencias alrededor de Trinidad Lepe que se vivieron en la presentación: dijo que en Colima se está celebrando el centenario del nacimiento de este escritor, nacido en Tonaya el 30 de octubre de 1919, que la sala donde se desarrollaba la ceremonia lleva el nombre de ese escritor y que la novela gráfica que presentaba es una adaptación a una novela original del tonayense.
Enseguida hizo una auto presentación, diciendo que tiene 37 años haciendo cartón político para El Diario de Colima, luego de haberse dedicado a diseñar la publicidad en ese periódico años antes. La caricatura, dijo, es una afición que tiene desde niño, desde que cursaba la primaria deseó dedicarse profesionalmente a esta profesión.
Luego de este mensaje de introducción Robi nos expuso un repaso por su obra, apoyado en un video que se exhibió, en cinco partes, en la misma sala: en la primera parte nos mostró ejemplos de su trabajo como cartonista político, en la segunda vimos muestras de sus tiras cómicas, que con el título de Frijolitos se publican también en El Diario de Colima, en la tercera conocimos sus trabajos de historieta, en la cuarta vimos algunos dibujos de su primera adaptación gráfica a un libro publicado anteriormente (El nahual y otros relatos, del también colimense Gregorio Torres Quintero) y, en la última, nos mostró unos trabajos de animación a partir de sus tiras cómicas de Frijolitos.
Entre cada una de estas partes Robi nos explicaba los pormenores y desarrollo de cada faceta de su trabajo. Así conocimos el nacimiento de su editorial Colima Hot Cocomics, creada para publicar en forma de historieta algunos dibujos que el diario ya no le quiso publicar como tira cómica, como el caso de Enigma. También nos dijo que quiere que los niños vuelvan a leer historietas, para fomentar la lectura y el desarrollo de la imaginación.
Nos explicó cómo, de hacer publicidad y cartón político, pasó a hacer tira cómica, todo en El Diario de Colima, donde creó a sus personajes Enigma, Robi y Cuervomán, que dieron el salto a la historieta recientemente. De hecho, trajo los últimos ejemplares de esas tres historietas, de los cuales regaló uno a cada asistente.
De la historieta su trabajo evolucionó a la novela gráfica, con el ya mencionado Nahual. Este surgió de un acercamiento con la familia de Torres Quintero, a quienes les propuso hacer la versión gráfica de los cuentos de don Gregorio y aceptaron, lográndose la publicación con el auspicio del gobierno de Colima. Más recientemente publicó La montaña del oro, también con recursos públicos. De esta novela, de la que también regaló ejemplares a todos los asistentes, dijo que habla de valores, en especial de la amistad, y le gustó porque contiene escenas muy visuales, que pueden retratarse bien en caricatura.
Al final, el autor autografió ejemplares de La montaña del oro a los asistentes. El trabajo de Robi se puede ver en este enlace.

jueves, 7 de noviembre de 2019

El CUCSur festejó 25 años de vida

La placa de la cápsula del tiempo.


Por Guillermo Tovar y Miriam Vaca
Con información de las redes sociales del CUCSur.

Con un apretado programa de actividades de todo tipo, la jornada de este miércoles 6 de noviembre de 2019 la comunidad del Centro Universitario de la Costa Sur festejó los 25 años de vida de este centro de estudios, contados a partir de la creación de la Red Universitaria de Jalisco y la transformación de la antigua Escuela de Agricultura de Autlán en un centro integrante de la red.
A los festejos acudieron el rector general de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva Lomelí, todos los ex rectores del centro universitario que viven y funcionarios universitarios que participaron en las distintas actividades: desde futbolistas del equipo Leones Negros hasta trabajadores de la librería Carlos Fuentes, pasando por los integrantes del ballet folclórico de la Universidad de Guadalajara.
Las actividades se llevaron a cabo en las instalaciones del CUCSur y en las vecinas plaza cívica Marcelino García Barragán y unidad deportiva Chapultepec. Aunque el programa comenzaría a las 10:00 horas del miércoles, en la tarde del martes ya era notorio el movimiento en la plaza cívica, donde se podía ver a algunos trabajadores montando un escenario profesional en el espacio donde se encuentra el monumento a los Niños Héroes. Desde ahí la rectora del centro universitario, Lilia Victoria Oliver Sánchez, dio el primer mensaje del día, ya casi a las 11:00 horas del miércoles, para comenzar la primera actividad: la entrega de reconocimientos a deportistas destacados. Ella felicitó a los deportistas, reflexionando sobre el concepto de mente sana en cuerpo sano. También habló el director del Sistema de Educación Media Superior, César Barba Delgadillo, sobre el desarrollo del deporte universitario en el último cuarto de siglo, que pasó de los últimos lugares nacionales a ser la segunda universidad en el país en este rubro. María Georgina Contreras de la Torre, coordinadora de Cultura Física de la UdeG presumió algunos de los logros deportivos de la Universidad y dijo al rector general que ya no quieren que se vayan de la institución los talentos deportivos. Por fin se entregaron los reconocimientos, consistentes en una estatuilla de un león, al luchador Rodolfo Salazar Guijarro, a la taekwandoín Yanira Lizandy Rosas Rodríguez, al basquetbolista Carlos León y al entrenador Óscar Iván Campos.
Para terminar esta primera ceremonia el rector general de la Universidad dirigió un mensaje más, donde dijo que la institución debe pensar en formar personas y no precisamente profesionistas. Afirmó que la Red Universitaria es la obra del siglo XX en Jalisco, que no se hizo nada más importante que los campus de la Universidad en el Estado. Su mensaje tuvo el carácter de una inauguración oficial, sugirió a los universitarios participar en las actividades del día y volver a reunirse frente al escenario a las 16:00 horas, cuando comenzarían ahí los últimos eventos. Dijo que este día sería “medio libre” para los trabajadores.
Y sí que hubo a dónde ir: a las 11:00 horas (por lo menos a esa hora estaba anunciado) se jugó en la unidad deportiva Chapultepec un partido de futbol entre los Leones Negros de la UdeG y una selección regional, que se resolvió con un marcador de 3-0 a favor de los también llamados melenudos.

Silvestre Díaz, ganador de Storytelling.

A esa misma hora comenzó en la biblioteca Antonio Alatorre el llamado Storytelling (está por saberse la causa de preferir el terminajo gringo a una expresión castellana que diga lo mismo), una dinámica cuyo objetivo fue contar historias relacionadas con la Universidad, a la que fueron convocados los universitarios y el público en general. Esta narración de historias fue también un concurso, cuyos premios fueron vales de compra de libros en la librería Carlos Fuentes, cuya directora, Diana Gutiérrez, el escritor local Alfredo Tomás Ortega Ojeda y la académica Marcela García Rojas conformaron el jurado. Los participantes fueron Rosario de la Torre Cruz, coordinadora de Calidad del CUCSur, quien habló sobre su experiencia como estudiante y como trabajadora universitaria y el impacto de esta experiencia en su vida; el cronista municipal de Autlán, Guillermo Tovar Vázquez, quien narró las discusiones del Foro de Reflexión y Propuestas Acerca del Carnaval de Autlán, celebrado en diciembre de 2008 y convocado por el CUCSur y la CANIRAC Autlán; el académico Fernando Limón Pelayo, quien ofreció una historia, casi poética, sobre la vida de una cochinilla de nopal, inspirada en una práctica de campo en la que él participó; la también alumna Nayhomi Michel Pelayo, quien recordó sus experiencias y logros como estudiante; el egresado Silvestre K´'anil Díaz Landeros, con una narración de cómo ingresó a la licenciatura en Administración para estudiar una carrera “de verdad”, práctica y con buen mercado laboral, aunque insípida, y el descubrimiento de un libro de Arthur Schopenhauer en la biblioteca del CUCSur durante un rato libre entre clases; el académico Daniel Edén Ramírez Arreola contando la primera impresión que le causó, en sus primeros tiempos como profesor, uno de los personajes legendarios del CUCSur y la que él cree que le causó a la actual rectora del centro, antes de que ella accediera a ese cargo; y, por último, la también académica Claudia Ivette Gómez Rodríguez contó sus experiencias como alumna y cómo ingresó a trabajar en el centro universitario, porque quería estar del lado de los que toman decisiones.
El maestro Alfredo Ortega dio un mensaje de cierre titulado Y entonces nos fuimos a Autlán, donde contó la mudanza que hizo con su familia a Autlán en 1995, sus primeras impresiones de la región y cómo conoció los elementos de identidad autlenses, sus personajes destacados, la comida, la música y la fiesta. Enseguida se dio a conocer a los ganadores: Silvestre Díaz se hizo con el primer lugar, Fernando Limón con el segundo y Claudia Gómez quedó en tercer lugar.

La rectora del CUCSur, Lilia Oliver, en la gala conmemorativa.

Al terminar la narración de historias hubo que atravesar medio centro para llegar al Aula Magna, donde alrededor de las 12:10 horas comenzó una gala conmemorativa del aniversario del CUCSur. Esta ceremonia comenzó nada menos que con un concierto de la chirimía López Peña, papaquis incluidos, para dar paso a la rectora del CUCSur, quien dio un mensaje más, ahora sobre el impacto del centro universitario en la región, tanto en la formación profesional como en la investigación para la solución de problemas, así como en el freno de la migración hacia otras regiones, en la divulgación de la cultura y en otros ámbitos.
Luego de la exhibición de un video conmemorativo del aniversario, se cedió el uso de la tribuna a miembros de la comunidad del CUCSur, quienes compartieron sus testimonios sobre el impacto de la Universidad en sus vidas: hablaron Miguel Ángel Hernández Ramírez, trabajador administrativo y Axel Bermejo del Río, egresado.
Enseguida los representantes de la autoridad universitaria, que antes habían inaugurado los festejos, junto con los directores de las preparatorias de la región, entregaron un reconocimiento a personajes significativos en la vida del CUCSur y a sus primeros funcionarios. El reconocimiento consistió en una estatuilla del artista Álvaro Cuevas y se entregó a los ex rectores del centro universitario Adolfo Espinosa de los Monteros Cárdenas, Salvador Acosta Romero, Juan José Palacios Lara, Enrique Javier Solórzano Carrillo, Carlos Manuel Orozco Santillán y Alfredo Tomás Ortega Ojeda; y también a Carlos Alfonso Alvarado Navarro, Luis Flavio Arias Fierro, Ángel Efraín Brambila Michel, Alfredo Castañeda Palomera, José Flores Sandoval, Enrique Flores Terríquez, Laura Georgina Fong Gollaz, Óscar García Montañez, Fausto Gutiérrez Lugo, Francisco Julián Íñiguez García, Elizabeth Kuri Cano, Armando Martínez López, José Luis Meléndez Rodríguez, Adán Michel Aréchiga, José Manuel Monzón Sandoval, Ranulfo Orozco Rueda, Juan Ernesto Pelayo García, Julio César Quiñones Bejarano y María Teresa Sandoval Madrigal.
Un reconocimiento especial se hizo a los benefactores del centro universitario: Óscar García Montañez, Javier García Paniagua y Francisco Julián Íñiguez García, quien fue presidente municipal de Autlán en la época del nacimiento del CUCSur.
El doctor Alfredo Castañeda Palomera, uno de los fundadores del centro universitario, dio enseguida un mensaje sobre el impacto general del CUCSur en la región, en lo social, cultural y económico, compartiendo su testimonio como universitario.
Por último el rector general Ricardo Villanueva, cerró la gala con una reflexión sobre cómo la Universidad, que ha acudido a las regiones a llevar y generar nuevos conocimientos, también ha llegado a aprender de las cosas que ya se hacían antes en ellas. También recordó cómo nació la red universitaria y, de nuevo, habló sobre los beneficios de la presencia de la Universidad en las regiones.
Para terminar, apareció en el escenario nuevamente la chirimía López Peña para despedir con notas carnavalescas a los más de 400 asistentes.

Sala de ex rectores.

Mientras sonaban los sones de la chirimía hubo que volver a correr de regreso a la biblioteca Antonio Alatorre para participar en la ceremonia de imposición del nombre de Sala de Ex Rectores a la hasta entonces Sala de Gestión e Innovación, con lo que la biblioteca pierde, afortunadamente, el último resto de aquellos nombres técnicos con los que nació. El primero lo perdió, como recordamos, en septiembre de 2013, cuando se le cambió el nombre de Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación por el mucho más cálido de biblioteca Antonio Alatorre.
La ceremonia de imposición del nuevo nombre de esta sala, que se anunció como una ceremonia de inauguración, comenzó a las 14:00 horas y tuvo la asistencia de unas 150 personas, entre las que se contó a todos los ex rectores, cuyos retratos se colocaron en la pared norte de la sala, y a la señora Emma Deyanira Barajas Pérez, viuda del licenciado José Negrete Naranjo, primer rector del CUCSur.
En un primer momento la rectora Lilia Oliver dijo que la celebración del aniversario 25 de la red es un momento propicio para reconocer el desarrollo y crecimiento del campus con las gestiones que hizo cada rector en su momento. La sala, dijo, es una muestra de gratitud y reconocimiento a los ex rectores del centro, por su trabajo y esfuerzo para llevar a cabo el crecimiento de lo que hoy es el CUCSur.
A nombre de los ex rectores el doctor Adolfo Espinosa de los Monteros Cárdenas dijo que él, estando en la administración general, quiso venir al CUCSur para fortalecer al campus y porque lo une una historia en la Costa. El rector general, por último, dijo que con este reconocimiento también se premia el esfuerzo de toda la comunidad universitaria de cada época, puesto que los avances en el centro universitario se deben a todos los universitarios.
Al terminar esta ceremonia se llevó a cabo otra más, ahora en la sala de juntas del edificio de rectoría, a la que se impuso el nombre de José Negrete Naranjo. La ceremonia consistió en la develación de la placa correspondiente.
Una última ceremonia tuvo lugar a las 17:20 horas junto a la pérgola mayor del centro cultural José Atanasio Monroy, donde se enterró una cápsula del tiempo en la que se incluyeron documentos, fotografías, discos compactos de la colección Compositores de la Región, una camiseta conmemorativa del aniversario 25, una libreta de comentarios, el busto del robot NAO y una maqueta de la sede principal del CUCSur impresa en 3D. Los documentos y fotos se guardaron, además, en un dispositivo USB. La cápsula del tiempo quedó sellada con una placa metálica que dice que se abrirá el 6 de noviembre de 2044, dentro de 25 años, deseando que los universitarios de entonces vivan en un mundo más justo, sustentable y humano.

El escenario de la plaza cívica.

Además de todas estas ceremonias, desde las 10:00 y hasta las 18:00 horas se vivió en la plaza cívica una fiesta popular, con música, danza, venta de comida y bebida (aunque no alcohólica), juegos inflables, toro mecánico, entre otros. La plaza lució llena prácticamente toda la jornada, con algunos niños y adultos y una gran mayoría de jóvenes, muchos de ellos estudiantes de la Escuela Preparatoria Regional de Autlán, fácilmente identificables por el tono verde de sus uniformes. En el escenario se presentaron a lo largo del día alumnos preparatorianos de la región, de los talleres de arte, quienes ofrecieron conciertos de varios géneros. También se presentó ahí, haciendo su debut, el grupo de danza folclórica Los Decanos, conformado por autlenses con experiencia en esta disciplina y que, por alguna razón, tenían tiempo sin practicarla. En los tiempos entre cada presentación un par de animadores mantuvieron el ambiente animado, con chistes, regalos y demás formas de interactuar y mantener la atención del público.
En el Aula Magna, mientras tanto, se exhibió la película "La forma del agua", a las 14:00 horas, y se representó la obra de teatro "Salvador, el niño, la montaña y el mango", de Ardelefante teatro, a las 16:00.


Las actividades del día las cerró el ballet folclórico de la Universidad de Guadalajara, que bailó en el escenario de la plaza cívica sones jaliscienses ante algunos cientos de personas que se reunieron a verlo, entre universitarios y miembros de la comunidad autlense. Así se vivieron los festejos por el aniversario 25 del Centro Universitario de la Costa Sur, institución de suma relevancia en la historia de Autlán.

lunes, 4 de noviembre de 2019

Homenaje al profesor Fausto Maldonado Vargas en el Palacio del Arte

Altar de muerto dedicado al profesor Fausto Maldonado Vargas.

Este domingo 3 de noviembre en el Palacio del Arte (José Clemente Orozco #115, colonia Huitzilacate) celebró su primer aniversario con un homenaje al profesor Fausto Maldonado Vargas. La actividad comenzó a las 12:20 horas y reunió a unas 35 personas.
Desde el día anterior en una esquina del recinto se montó un altar de muerto para el profesor Fausto, en el que pudieron verse, además de los elementos tradicionales, su título expedido por la Escuela Normal Nueva Galicia y un ejemplar del libro Vivir para contarla, de Gabriel García Márquez.
La profesora Armida Briceida Maldonado Rubio, propietaria del Palacio del Arte, dirigió el primer mensaje a los asistentes, en el que precisó que ese espacio se abrió sin fines de lucro para apoyar a todos los que realicen alguna disciplina artística, para enseguida hacer una relación de las exposiciones, conferencias y demás actividades que se han realizado en su primer año: una conferencia de Ernesto Cano Lomelí en el Día Municipal de la Chirimía, la exposición colectiva La chirimía jalisciense, la exposición Los colores de mi tierra, de Becky Torres, entre otros.
Luego de otro mensaje, ahora de felicitaciones a los propietarios del Palacio del Arte por parte del regidor Servando Navarro Medina, comenzó lo que originalmente se había pensado como un panel pero que terminó siendo una serie de pláticas acerca del profesor Maldonado Vargas:

Lourdes Urbano en el uso de la voz.

En primer lugar el cronista municipal de Autlán, Guillermo Tovar Vázquez, leyó una semblanza biográfica del profesor, en la que se mencionan sus estudios y los lugares donde trabajó, como profesor, supervisor y director y, desde luego, su papel como fundador de la unidad 143 de la Universidad Pedagógica Nacional.
Enseguida la profesora Lourdes Urbano Vargas, quien fuera alumna de Fausto Maldonado en la Escuela Normal para Educadoras de Unión de Tula (ENEUT), compartió su experiencia como alumna suya, que comenzó ya grande, casada y con hijos, cuando Maldonado la animó a hacer trámites para ingresar a la ENEUT y prepararse para la carrera docente. En uno de los viajes a Unión de Tula desde Autlán, previo a su ingreso, sufrió un severo accidente junto con toda su familia, que le impidió presentar el examen de admisión. El profesor Maldonado le permitió presentar el examen en otra fecha pero, cuando recuperó la salud, le exigió que se pusiera al corriente con sus compañeras.
La señora Melania Galván Galván, quien fue secretaria de la dirección en la unidad 143 de la Universidad Pedagógica Nacional, narró cómo el profesor Maldonado la llamó a trabajar en esta institución justo después de su fundación, en 1979. Dijo que de él aprendió a trabajar con humildad y discreción, que con él había que trabajar en equipo aunque no se tratara de tareas que incumbieran estrictamente a su puesto de trabajo: lo mismo le podía tocar atender las áreas verdes que aplicar exámenes o atender sus funciones de secretaria; era necesario para sacar adelante a un plantel que daba sus primeros pasos. El maestro Maldonado, mientras fue director de la UPN (1980-1981) no trabajaba dentro de la dirección, estaba por todo el plantel atendiendo asuntos.
Por último el maestro José Antonio Gómez Vargas, ex director de la UPN en Autlán, comenzó su intervención compartiendo una definición de la palabra ilustre, para decir que de todos los elementos que contiene esa acepción, a Fausto Maldonado Vargas no le falta ninguno. Recordó enseguida a un grupo de maestros que tuvo en su época de secundaria, que cursó en la Morelos, hoy Secundaria Autlán, entre los que se encontraba Fausto Maldonado. Ellos, dijo, eran personas altruistas, puesto que "rescataron" a varios niños que, por falta de recursos económicos, no hubieran podido seguir estudiando más allá de la primaria, entre los que se encontraba el mismo Antonio Gómez. Ellos hablaron con sus padres y ofrecieron becas para que pudieran seguir estudiando. Al profesor Maldonado lo conoció, dijo, como maestro en la secundaria Morelos, como director en la UPN y como compañero de trabajo en esta misma institución, de su personalidad destacó su espíritu de sacrificio y su personalidad entusiasta y altruista.

Dylan Celis.
Al terminar el panel el pianista Dylan Celis interpretó algunas piezas, de autores como Ludovico Einaudi, Yanni y Yiruma.
En el Palacio del Arte se encuentran expuestas algunas pinturas de tema relacionado con el Día de Muertos y una colección de fotografías que muestran los daños que sufrió el Parque Funeral Autlán a causa del huracán Jova, en octubre de 2011, que permanecerán disponibles durante un mes.

domingo, 3 de noviembre de 2019

Una aproximación a la cronología histórica de Pedro Zamora en la sesión mensual de la BSGEEJ


La mañana de este sábado 2 de noviembre el capítulo Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco celebró su sesión ordinaria del mes en el salón de usos múltiples del Museo Regional. Ante la presencia de unas 25 personas, la parte pública de la sesión comenzó a las 11:15 horas.
El maestro Alfredo Tomás Ortega Ojeda, quien fungió como anfitrión, expuso el tema Una aproximación a la cronología histórica de Pedro Zamora, al que calificó como una presentación "atrevida y poco documentada", que hizo con el objetivo de ordenar cronológicamente los acontecimientos que narran los diferentes autores que cuentan la historia de este personaje, no todos con rigor o metodología científica. Esta diversidad de enfoques ha ocasionado que se cuenten los hechos desde distinto punto de vista pero también que algunos hechos sean omitidos en algunas publicaciones. La cronología del maestro Ortega está hecha a partir de estas publicaciones, reuniendo y ordenando lo que aparece en todas. Para el maestro Ortega, la falta de rigor metodológico en quienes escribieron sobre Pedro Zamora es la causa de toda la incertidumbre alrededor de él.
Durante casi una hora el ponente hizo una relación de acontecimientos en la corta pero agitada vida de Pedro Zamora, presentando la fecha en que sucedieron: comenzó con su nacimiento en El Palmar de los Pelayo en el año 1890, sus inicios en la compra venta de huevo en la región en 1906 y su primer asesinato, en Cocula, al parecer al defenderse de un asalto mientras desarrollaba esa actividad económica. En junio de 1911, cuando el maderismo ya había triunfado, Zamora asesina al hermano del cura Darío Cuevas, por lo que es encarcelado en Unión de Tula, de donde escapa en diciembre de ese año y comienza su carrera delictiva disfrazada de alzamiento, en un momento en que no había ya algún movimiento armado vigente en el país.
El maestro Ortega puso énfasis en el movido año de 1914, que Zamora comenzó atacando el pueblo de Tomatlán y que terminó en Guadalajara como parte de las triunfantes tropas constitucionalistas. La febril actividad de ese año incluyó los sangrientos ataques a Purificación el 22 de abril y a San Gabriel el 6 de mayo, además del que realizó a Autlán el 23 de mayo. De esta forma el expositor nos llevó por cada etapa de la vida de Zamora, su gradual aislamiento de otros jefes locales y de cualquier movimiento nacional, su degeneración al simple bandolerismo y su caída y muerte en 1921.
La exposición del maestro Alfredo Ortega incluyó explicaciones del contexto político nacional e internacional de cada época y cómo influyó en las acciones de Pedro Zamora.

sábado, 2 de noviembre de 2019

Encendido de altares de muerto a personajes autlenses

La noche de este viernes 1 de noviembre se llevaron a cabo un par de ceremonias de encendido de altares de muerto dedicados a personajes autlenses fallecidos recientemente, ambas con unos cuantos minutos de diferencia y unos cuantos metros de distancia entre sí, pero organizados por instituciones distintas.

Altar dedicado a Mario Ramírez Vega. Casa Universitaria.

La primera de ellas tuvo lugar en la Casa Universitaria Antonio Alatorre, poco antes de las 19:30 horas. Ante unas 20 personas, entre universitarios, socios del capítulo Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco (BSGEEJ) y familiares del personaje homenajeado, se encendieron las veladoras de un altar de muerto dedicado al maestro Mario Ramírez Vega, uno de los fundadores de la licenciatura en Turismo del CUCSur y quien falleció en diciembre pasado. Mientras se llevaba a cabo el encendido los maestros Julio Mendoza Torres, coordinador de la licenciatura en Turismo, y Jesús Medina García, catedrático de la misma, compartieron una semblanza de Ramírez Vega en la que recordaron su formación como ingeniero agrónomo, sus investigaciones y publicaciones y su interés por la fotografía y por la naturaleza. Mario Ramírez Vega expuso en varias ocasiones trabajos de fotografía, la última vez fue en la Biblioteca Pública del Estado a finales de 2018. En el altar, además de los elementos acostumbrados, se colocaron algunos libros en los que aparecen fotografías suyas y equipos para esta actividad. Al término del encendido le fue entregado a una de sus hijas un reconocimiento post mortem expedido por el Centro Universitario de la Costa Sur a Mario Ramírez Vega por haber figurado en la plantilla docente fundadora del centro.

Altar dedicado a Carlos Marudeño Velázquez.
Alrededor de las 20:15 horas en el patio central del Museo Regional comenzó la segunda ceremonia, esta vez de encendido del altar dedicado al comerciante y promotor cultural autlense Carlos Mardueño Velázquez, fallecido en junio pasado. Luego de que se terminó de encender el altar, montado por el personal del Museo y el capítulo Costa Sur de la BSGEEJ, el presidente del patronato del Museo, Agustín Godoy, dio la bienvenida a los alrededor de 40 asistentes, entre los que se encontraban familiares de don Carlos, miembros del Grupo Cultural Autlense, socios de la BSGEEJ y la flamante Reina de la Cultura Autlense. Enseguida la profesora Griselda Álvarez Navarro, quien fuera amiga de don Carlos Mardueño, hizo una semblanza en la que lo recordó como un comerciante exitoso que hizo crecer la tienda La Marina Mercante, a la que calificó como la proveedora de moda de la región porque ahí se encontraban, a buen precio, los diseños más recientes. También se podían comprar en esa tienda los aparatos electrónicos más avanzados, de los que recordó a los de la marca Telefunken, de la que aseguró que don Carlos fue el principal vendedor de la República. Recordó también su faceta "artística", pues tenía gran sensibilidad para apreciar el arte y no dudaba en promover y financiar actividades artísticas en Autlán, en una época en que no existían universidades u otras instituciones que lo hicieran. Aficionado al cine, a la buena mesa y a la pintura, don Carlos Mardueño fue el último mecenas del pintor Atanasio Monroy, a quien asistió en la última década de su vida.
A continuación la señora Teresa Mardueño, sobrina de don Carlos, dirigió un mensaje de agradecimiento a los organizadores de la ceremonia, para hacer enseguida otro recuerdo de su tío, a quien calificó como un "icono del comercio de Autlán", que obtuvo su título universitario lo obtuvo en la experiencia de la vida. Aunque también habló de la promoción cultural que realizó, se enfocó más en su personalidad, calificó a don Carlos de aguantador, trabajador y emprendedor, muy respetuoso con su madre, a la que nunca contradijo, y con su familia en general.
Por último el doctor Nabor de Niz, quien fue amigo y compañero de don Carlos en el Grupo Cultural Autlense y en otras actividades, recordó que ellos dos fueron compañeros en la escuela primaria, en la primera generación del Centro Escolar Chapultepec. Además de recordar sus éxitos en el comercio y en la promoción cultural, el doctor refirió la amistad que don Carlos trabó con Jaime Llamas García y con Ernesto Medina Lima, dos de los líderes autlenses más importantes del siglo XX y que influyeron en don Carlos. Habló de sus viajes a Europa, en los que visitó algunos de los principales museos, y de su sensibilidad para apreciar el arte de la pintura. Recordó las exposiciones de pintores autlenses radicados fuera de Autlán que organizó el Consejo Municipal para la  Cultura y las Artes, en la época de los años 80, cuya obra era traída en vehículos proporcionados por don Carlos y con embalaje financiado y supervisado por él.
Luego de las palabras del doctor Nabor el licenciado Agustín Godoy dio otro mensaje para agradecer a quienes trabajaron en la organización de la ceremonia y a la familia Mardueño. Al final de la ceremonia los asistentes pudimos probar pan de muerto y champurrado proporcionado por la familia de don Carlos.

viernes, 1 de noviembre de 2019

Exposición de Hiram Villaseñor en el centro cultural José Atanasio Monroy

El despojador. Resina chapeada en cobre, madera y resina epóxica.
Desde el viernes 25 de octubre está disponible en el vestíbulo del centro cultural José Atanasio Monroy del CUCSur una exposición del artista plástico autlense Hiram Villaseñor, consistente en seis piezas escultóricas y un dibujo en gis pastel.
Las seis esculturas están montadas al centro del vestíbulo, sobre mesas altas de cristal, que permiten una adecuada apreciación de cada detalle. Están elaboradas con materiales diversos, desde resina hasta espuma de poliuretano, incluyendo algunos francamente sorprendentes: arroz, piloncillo, huesos, pelo natural y otros. Todas ellas están relacionadas con la muerte, vemos representaciones de ella como personaje y también elementos relacionados: el miedo a la muerte, un buitre y hasta un cadáver nonato. Las piezas son de notable calidad, el autor cuida cada uno de los detalles de la pieza para no solo representar la realidad sino expresar algo con ella.

Tributo a la muerte. Cera metalizada en cobre base de madera.

La exposición se completa con un dibujo en gis pastel que representa a un perro xoloitzcuintle tocado con un cráneo humano y portando un collar de flores de cempasúchil, reproducción de La dama fría, de Luciano Rodríguez.
Hiram Villaseñor es un artista joven que lleva una carrera de muchos logros: ha ganado el Festival Internacional de Madonari 2012 en Italia y otros concursos similares en México y su obra se conoce cada vez en más lugares del mundo. Suya es, por ejemplo, aquella enorme guitarra eléctrica tallada en un tronco, que estuvo expuesta durante el Carnaval 2019 en el Cerveza Artesanal Fest.