viernes, 8 de junio de 2012

Un pintor autlense en Italia


Alegoría de la Resurrección.
Foto tomada del perfil de Facebook de Hiram Villaseñor

El pasado mes de mayo, en la localidad italiana de Nocera Superiore se llevó a cabo el tradicional Concurso Internacional de Madonnari, que se realiza anualmente desde hace casi quince años, organizado por varias asociaciones de promoción cultural, entre las que se encuentra la iglesia de la localidad y la Escuela Napolitana de Madonnari, que es un género de pintura religiosa. En esta edición del concurso, que consiste en hacer una pintura con gises en el piso de una plaza de la localidad (pintura efímera, se llama), participaron tres jóvenes artistas mexicanos. Uno de ellos, Hiram Armando Villaseñor García, es originario de Autlán.
Este año el tema del concurso fue la Resurrección de Cristo. Hiram participó con una versión de la Alegoría de la Resurrección del pintor Hugh Patrick Devonas, aunque con colores distintos y enfocándose solamente en algunos de los elementos de la obra original. Esta pintura, que puede verse en la foto que ilustra este texto, le valió ganar nada menos que el primer lugar del concurso, por arriba de más de 30 jóvenes pintores de varias nacionalidades. Los trabajos se realizaron entre el 18 y el 19 de mayo y la premiación fue el 21 de ese mes.
El camino que llevó a Hiram a Nocera comenzó en 2010, cuando ganó el segundo lugar en el primer festival Colores de Jalisco, de arte sobre el piso, con sede en Guadalajara. Después, en 2011 ganó el primer lugar de la categoría libre en el festival Bella Vía de Monterrey, cuyos premios fueron un reconocimiento, un premio económico y el pase para participar en el Concurso Internacional de Madonnari.
Desde su infancia en Autlán, Hiram destacó por su talento para el dibujo, escultura y confección de maquetas, participando en varios concursos escolares de dibujo y pintura. Fue alumno del reconocido pintor Everardo Jiménez, donde participó en exposiciones colectivas con sus compañeros.
Actualmente Hiram estudia Artes Visuales para la Expresión Plástica en el Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño de la UdeG. Es pintor y dibujante, como bien lo demostró en Nocera, pero menciona que su disciplina favorita es la escultura, porque le gusta la tridimensionalidad y mirar una pieza desde distintos ángulos. Cita entre sus influencias a Saturnino Herrán, Alma Tadema y Caravaggio, además de los contemporáneos Carlos Larracilla, José Fors y Carlos Cortés, y el escultor David Meng.
En su futuro a corto plazo tiene un mural en la ciudad de México, participar en más festivales de arte en el piso y establecer su propio taller para trabajar y desarrollar nuevas técnicas. No descarta traer una buena exposición a Autlán, para lo que tendría que preparar obra por casi un año. También quiere venir a hacer arte efímero pronto, "antes de que se vengan las lluvias".
Aunque pocos medios de comunicación se han ocupado todavía de su trabajo, en CulturAutlán le auguramos un rotundo éxito en su carrera artística.
Publicar un comentario en la entrada