jueves, 24 de mayo de 2018

Conferencia sobre el general Paulino Navarro en la semana cultural Ernesto Medina Lima

De izquierda a derecha: José Francisco Cobián Figueroa, Nabor de Niz Domínguez y Carlos Martín Boyzo Nolasco.

Esta tarde en el salón de usos múltiples del Museo Regional tuvo lugar la tercera jornada de la semana cultural Ernesto Medina Lima, organizada por el capítulo Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco. Con la asistencia de unas 30 personas, el primer número de la jornada fue la exposición, por Carlos Martín Boyzo Nolasco, vicepresidente de la Asociación de Cronistas Municipales del Estado de Jalisco, de la conferencia Apuntes biográficos del general Paulino Navarro.
El ponente comenzó hablando sobre el nacimiento de Paulino Navarro en el rancho El Aguacate, municipio de Autlán (hoy dentro del municipio de El Grullo) el 22 de junio de 1891 y cómo su bautizo quedó registrado en la parroquia de El Grullo y su nacimiento en el registro civil de El Chante. Dijo que el hecho de que su lugar de nacimiento esté actualmente dentro de los límites de El Grullo ha sido motivo de polémica que alimenta la rivalidad entre este municipio y Autlánj, aunque es una polémica que no ha dado ningún resultado, puesto que ningún municipio le rinde el reconocimiento adecuado. También compartió datos sobre su infancia y primera juventud en Autlán, su lugar de residencia: nos dio los nombres y fechas de nacimiento de sus hermanos, narró su paso por la escuela elemental bajo la tutela de la maestra María Mares y sus inicios como profesor, hasta que fue cesado del Instituto del Sagrado Corazón (hoy Instituto Autlense) el 18 de mayo de 1911 junto con otros profesores y cómo en septiembre de 1913 ya aparece en la Normal de Colima como estudiante.
Fue en esta última ciudad donde comenzó su carrera revolucionaria, levantándose contra Victoriano Huerta. Esto marcaría el inicio de una década turbulenta en la vida de Paulino Navarro, acorde a la situación social del país. De la hoja de servicios del general, Carlos Boyzo extrajo los datos de las campañas y acciones de armas en que participó, destacando las batallas de Acaponeta y de Orendáin, en la que formó parte de la vanguardia del Ejército Constitucionalista, y la entrada triunfal a Guadalajara el 8 de julio de 1914.
Después de la escisión convencionista Paulino Navarro aparece en Sonora, donde llegó a formar parte del Estado Mayor de Plutarco Elías Calles y donde participó en las campañas del Yaqui. También combatió el bandolerismo en la persona de José Inés Chávez (Michoacán, 1918) y Manuel Peláez "el Petrolero" (Huasteca, 1919).
Entre lo más sorprendente que aprendimos los asistentes fue el hecho de que Paulino Navarro fue comisionado a realizar exploraciones aéreas sobre los campamentos de los rebeldes maytorenistas en Sonora en 1915, lo que lo convertiría en uno de los pioneros de la aviación militar en México y su trabajo como jefe del Servicio Confidencial, antecedente del actual CISEN, donde realizó funciones de espionaje e investigación que desembocaron en la aprehensión del diputado local de Durango Jesús Salas Barraza, asesino de Pancho Villa, así como de Rodolfo Herrero, el asesino de Venustiano Carranza.
Boyzo describió también el contexto y la forma en que se desarrolló la batalla de Huejotitlán, en la que fue herido de muerte Paulino Navarro. Sus restos reposan en el Panteón Francés de la ciudad de México.
Por último el cronista reflexionó sobre la figura de Paulino Navarro y el olvido en que lo tenemos los autlenses, a pesar de que nuestro municipio lleva su apellido. Mencionó que hay que reconocerlo por las acciones que llevó a cabo durante su carrera, que demuestran que no fue un militar del montón, y porque fue autlense por nacimiento y porque estaba orgulloso de serlo.
Publicar un comentario