martes, 7 de febrero de 2012

Ética, estética y patética del toreo



Esta noche en la sala Rubén Villaseñor del centro cultural José Atanasio Monroy del CUCSur se inauguró la quinta edición de la Semana Cultural Taurina, que cada año desde 2008 organiza el Círculo Taurino Autlán de la Grana en la semana previa al inicio del Carnaval. El evento comenzó a las 20:30 hrs. y tuvo una asistencia de unas 100 personas.

Para el inicio de esta semana cultural el MVZ Jesús Borbón Alvarado, quien actualmente es juez de callejón en la plaza de toros Nuevo Progreso de Guadalajara, dictó la conferencia Ética, estética y patética del toreo que, según él mismo comentó, es original del matador David Silveti y de él la aprendió.

La conferencia comenzó con una reseña biográfica de David Silveti, con especial énfasis en el sufrimiento de sus últimos años debido a la gran cantidad de lesiones que padeció en su carrera y al mal de montera que lo aquejaba y que lo llevó al suicidio.

El cuerpo de la plática se dividió en tres partes, cada una dedicada a explicar y ejemplificar cada uno de los tres pilares de la fiesta brava, como los llamaba Silveti: la ética, la estética y la patética. Todo comenzó con los significados de cada una de estas palabras, tanto los conceptos filosóficos más aceptados como los inventados por Silveti, relacionados con la fiesta brava y derivados de sus experiencias.

Cuando habló de la ética, el médico Borbón explicó que la fiesta brava en México está en un riesgo latente, mas no debido a los nuevos grupos antitaurinos y a las voces que llaman a prohibir la tauromaquia, sino a la falta de compromiso, apatía e ignorancia de los propios involucrados, como matadores, empresarios, ganaderos y hasta aficionados. Así, los mayores males de la fiesta serían los derivados de las malas prácticas que realizan los personajes mencionados, que menoscaban la calidad y belleza de las corridas y alejan al público de las plazas.

En cuanto a la estética, el ponente dio varios ejemplos de corrección visual en el momento de la lidia, mostrando fotografías de matadores en posturas estéticas mientras torean y explicando detalles como la posición de los pies y del capote al recibir la embestida. Mencionó también que la estética del toreo debe estar en todos los lugares y en todos los tiempos de una corrida, tanto en la arena como en el tendido (la belleza femenina) y el callejón y debe ser respetada por todos los involucrados, por respeto a la fiesta.

Al llegar a la patética el médico Borbón ejemplificó más que en las partes anteriores. Aquí mostró gran profusión de fotografías de actitudes y acciones que ridiculizan y degradan a la tauromaquia y en la que todos los participantes tienen algo que ver, ya sea permitiéndolas, realizándolas o aún aplaudiéndolas. Así, vimos los callejones densamente poblados y algunas de sus trágicas consecuencias, a matadores inventando suertes como la de poner un sombrero en la cabeza de un toro y al público aplaudiéndolo. También vimos aquí algunas imágenes de percances ocurridos a toreros, como una vertiente más oscura de la patética del toreo.

La conferencia culminó con un video de la última corrida de David Silveti, donde se observan los sufrimientos que lo obligaron a dejar el toreo y, a más largo plazo, también la vida.

Al ser dictada por una autlense, la conferencia tuvo un sentido muy local, al comentar y ejemplificar con situaciones ocurridas en la Alberto Balderas (las acrobacias de El Conde, la costumbre de algunos toreros de pedir Viva Autlán en cualquier momento, etc.). Esto facilitó a los villamelones (me incluyo) la comprensión de la plática.

Con una sesión de preguntas y respuestas bastante concurrida, donde algunos asistentes felicitaron y profundizaron un poco más en el tema, culminó la velada, que dejó a los conocedores y a quienes asistimos a aprender con un buen sabor de boca.
Publicar un comentario en la entrada