martes, 14 de febrero de 2012

Entierro del mal humor 2012



Aunque desde la noche del sábado está funcionando el callejón del vicio y desde el lunes se inauguró formalmente en la plaza de toros el Carnaval 2012, a los autlenses nos hacía falta todavía algo para sentir la verdadera vibra y el ambiente de nuestra fiesta: enterrar el mal humor. A causa de las lluvias que han caído casi todos los días desde la semana pasada, el tradicional Entierro del Mal Humor se había estado posponiendo, lo que causaba cierta impaciencia en el público y bastante estrés entre los organizadores.

Por fin la tarde de este martes las condiciones del clima permitieron que se realizara el tradicional desfile, que partió minutos después de las 17:00 hrs. desde el cruce de las avenidas Independencia Nacional y Carlos Santana. Como lo marca la tradición, el recorrido lo abrieron los integrantes de dos de las chirimías locales interpretando sones jaliscienses, seguidos de la bandera del municipio, portada por un miembro de la Asociación Autlense de Charros, y la infaltable farola.

Este año se omitieron algunos elementos, como bandas de guerra y una buena cantidad de patrocinadores, que en los años inmediatos anteriores habían hecho el desfile demasiado largo. Sin embargo, este desfile se recordará por mucho tiempo (aparte de por no haberse realizado el sábado previo al Carnaval) por la belleza y majestuosidad de los carros alegóricos que se presentaron. En total fueron diez carros, dedicado cada uno a una artesanía mexicana tradicional, como la alfarería jalisciense, los ojos de dios nayaritas, los sarapes de Saltillo, la talavera poblana y otras, con el agregado de la belleza de las candidatas a reina y sus repectivas manolas, instaladas en los carros. Esta parte del desfile la abrió la señora Aidée Meda Michel, reina del Carnaval en 1954, viajando en el carro dedicado al piteado, seguida de la actual reina, Marcela Anguiano y de la reina de 1955, Evelia Bonal Madrigal. El último de estos carros alegóricos fue el dedicado a los alebrijes, muy alto y complejo, lo que causó la admiración de la mayoría.

En el desfile también participaron grupos artísticos como el de baile flamenco Sacromonte, el de danza árabe Sarasuadi y el ballet La Grana, presentando estampas de sus especialidades. También se pudo ver a las porras de los dos gremios aunque, como muchos otros elementos tradicionales del Carnaval, cada año van perdiendo protagonismo y energía y se van destiñendo. Los que siguen inamovibles como animadores de estos desfiles son los integrantes del sindicato azucarero, quienes desde su llegada en los años 60 forman quizás el contingente más alegre y bullicioso, disfrazados de calaveras y llevando el ataúd del mal humor.

Como dije antes, este año la cola de patrocinadores fue mucho menor, cosa que se agradece.




Las reinas del Carnaval.



Una novedad en este entierro del mal humor fue la inclusión de un lugar de honor para las anteriores reinas del Carnaval, colocado afuera de la presidencia, donde se instalaron doce de las reinas que ha tenido esta fiesta, desde los años 50 hasta el 2010. Antes de que el desfile pasara por este lugar, a ellas se les rindió un sencillo homenaje y se escucharon sus recuerdos de sus respectivos reinados, como parte de la intención de este Carnaval 2012, cuyo lema es, por iniciativa del cronista de la ciudad, "En homenaje a las reinas del Carnaval".


Enseguida, algunas fotos del desfile:









Publicar un comentario en la entrada