sábado, 30 de mayo de 2015

Próximo Congreso Nacional Mutualista en Autlán


En septiembre de 1920, en un contexto de crisis social y económica en la región y en el país, se creó en Autlán la Sociedad Mutualista de Empleados, Obreros y Artesanos, con el objetivo inicial de ayudar económicamente a las familias a dar sepultura a sus muertos, debido a que había casos en que no podían sufragar los gastos necesarios.
En 95 años de historia la sociedad ha evolucionado en todos los sentidos, incluyendo los objetivos que persigue: actualmente la meta general es el "crecimiento cultural y humano del socio", según su ex presidente Héctor Soltero, con quien tuve hoy una plática para redactar este artículo. Así, a lo largo del tiempo ha contado con orquesta, grupo de teatro, diversos grupos musicales y concursos de poesía, todos mantenidos con vida por los mismos socios, además de tener, en el barrio de Los Arquitos, el Centro Recreativo Mutualista. La cantidad de socios en nuestros días ronda el número de 500, siendo la sociedad civil más numerosa en la región. Autlán es pilar del mutualismo nacional, tanto por la cantidad de socios como por la antigüedad de su sociedad y por ser sede de federación y confederación.

Vista de la sede actual de la Mutualista.

En el próximo mes de julio se llevará a cabo en Autlán, por cuarta vez en su historia, un Congreso Nacional Mutualista, actividad que se realiza anualmente para definir los rumbos del mutualismo, hacer reformas a los estatutos y otorgar títulos a socios distinguidos, que pueden ser de legionario, maestro o benemérito. Anteriormente se organizaron en Autlán los Congresos Nacionales de 1945, 1997 y 2006, este último con carácter de internacional por haber incluido también a la delegación argentina.
Para el próximo congreso autlense se tienen grandes expectativas en cuanto al número de socios visitantes pero también sobre la trascendencia de los temas a tratar en las reuniones de trabajo: en la agenda está la discusión de una reforma integral de los estatutos, la disolución del Fondo Único de Defunciones y la forma de digitalizar los archivos históricos de las distintas sociedades. Además, es probable que se otorgue el grado de benemérito, el más alto a que puede aspirar un socio mutualista, al autlense Juan Ignacio Arroyo Verástegui.
Aunque aún no está totalmente definido el programa, además de las sesiones de trabajo se prevé la organización de eventos sociales con comida típica de Autlán, una noche romántica, el concurso de la reina del Congreso, elegida de entre las embajadoras de las sociedades visitantes, un recorrido con las embajadoras por los sitios de interés en el municipio y, al terminar el Congreso, una visita a la Costa con los socios asistentes. Está confirmada la participación de delegados de Tijuana, Monterrey, Sinaloa, Guanajuato, Distrito Federal, Colima y otras ciudades de Jalisco, entre otros.
Autlán tiene una buena imagen entre los mutualistas mexicanos, debido al carácter festivo del pueblo y a la buena organización y alegría de la embajada autlense que asiste a los congresos organizados en otras ciudades, que generalmente se hace acompañar por el grupo musical Mutualista. En el congreso de 1997, incluso,  se agasajó a los visitantes con actividades típicas de Autlán, como un toro de once.
Recibamos en julio a los mutualistas mexicanos con la amabilidad y alegría que nos caracteriza.
Publicar un comentario en la entrada