domingo, 14 de septiembre de 2014

Debut de los Guerreros de Autlán en la Chapultepec

El saque inicial.


Esta tarde en la cancha de la unidad deportiva Chapultepec el equipo Guerreros de Autlán, de la tercera división profesional, hizo su debut como local en la jornada 3 del torneo enfrentando a los Aduaneros de Manzanillo, después de que se pospusiera su partido de la jornada 1 y de ganar como visitante por marcador de 3-1 al Sahuayo. El partido comenzó a las 4 de la tarde, ante las tribunas casi llenas. El rival que estaba anunciado era el Volcanes de Colima.
La lluvia que cayó durante casi todo el día y que hizo dudar a algunos de que el partido se pudiera llevar a cabo dio una tregua a poco de iniciado el juego y se mantuvo ausente durante la mayor parte de éste. Sin embargo el pasto y el balón mojados dificultaban algunas jugadas individuales, sobre todo en la primera parte.
Los primeros minutos del partido transcurrieron mayormente en el medio campo, con algunas llegadas poco claras de ambos equipos. El juego siguió en esta forma hasta la caída del tempranero gol de los Aduaneros, que aprovecharon una falta de los autlenses en medio campo enviando un centro largo que remató de cabeza Hernández, entre dos defensas, para colocar el balón a segundo poste, lejos de la estirada del portero local.
A partir de ese momento los Guerreros se volcaron al área manzanillense, aunque con llegadas de poco peligro; a excepción de un par de jugadas en las que el portero visitante se vio apurado, los Aduaneros resolvieron adecuadamente los ataques a su marco.
Si el primer tiempo fue dominado por Autlán, con Manzanillo haciendo poco por atacar y limitándose a cuidar el gol de ventaja, en el segundo tiempo esta situación se agudizó, jugándose casi todo el tiempo en el campo de los visitantes, cuyo porcentaje de posesión de balón no debe haber pasado del 25%. Sin embargo, los Aduaneros no dejaron de llegar con peligro a la meta autlense, con una cantidad de contragolpes que se hubieran podido contar con los dedos de una mano.
Pero, a pesar del dominio guerrero, el gol del empate no llegaba. No fue sino hasta más o menos la mitad del segundo tiempo, cuando por acumulación de tarjetas amarillas fue expulsado el local Ricardo Ríos, que las cosas comenzaron a tomar el curso que marcaba la lógica. Pocos minutos después de la expulsión, Eder Ortega recibió un pase en el manchón penal, que controló con toda la calma del mundo y mandó el balón al único espacio que le dejaron los defensas y el portero de la aduana, con lo que el público y sus compañeros comenzaron a confiar en que no saldrían de la Chapultepec con una derrota.


Poco después, luego de una falta fuera del área desde la que se mandó el balón al travesaño, Uriel Pedroza tomó el rebote con la cabeza a medio metro del arco abierto para darle la ventaja a los autlenses en el marcador. Eder Ortega, de penal, casi al término del partido, puso el tercer y definitivo gol de los dirigidos por Humberto Romero Romerito.
El hecho de que hubiera tenido el doble de tiros de esquina a favor (10 contra 5) y de faltas cometidas (19 contra 11) demuestra cómo Autlán fue el equipo más voluntarioso y propositivo, por mucho. En descargo del equipo manzanillense hay que decir que tuvo que gastar sus dos primeros cambios por lesión, el primero de ellos de su portero, y que su planteamiento de juego lo tuvo cerca de llevarse un resultado positivo de la Chapultepec.
Publicar un comentario