domingo, 28 de septiembre de 2014

Calle Antonio Borbón


Según el libro Calles y barrios de Autlán, último publicado por don Ernesto Medina Lima, el 28 de septiembre de 1899 la calle hasta entonces llamada de Las Montañas pasó a llamarse Antonio Borbón, en honor al benefactor autlense del segundo tercio del siglo XIX. Así que, de todas las actuales calles de Autlán, ésta es la que más tiempo tiene con su nombre, un total de 115 años.
Además de este detalle, esta vía tiene mucha historia: cruza nada menos que el sector más antiguo del pueblo, arrancando en la avenida Hidalgo y terminando en su cruce con la calle Placeres, es decir, comienza cerca de lo que fue el atrio de la parroquia del Divino Salvador (contraesquina de donde comienza esta calle fueron fusilados los independentistas autlenses, según el historiador Carlos Boyzo) y pasa frente al templo de Las Montañas, a unos metros del primer asentamiento español que se encuentra documentado: las casas que construyó Hernán Ruiz de la Peña en el año 1524 en su encomienda, ubicada en este barrio. Es la calle principal del barrio de Las Montañas, el más antiguo y tradicional de Autlán.

Antigua Escuela Elemental y Superior para Niños.

En la esquina de Antonio Borbón con Mariano Escobedo funcionó la Escuela Elemental y Superior para Niños, dirigida por la maestra María Mares y donde estudiaron sus primeras letras personajes como Antonio Alatorre, Efraín González Luna y Marcelino García Barragán. El edificio que ocupó esta escuela funcionó en la década pasada como centro cultural, donde se presentaban exposiciones, conciertos y conferencias, y actualmente está en ruinas. En la tercera cuadra de esta calle estaba la casa paterna de don Antonio Alatorre, que aparece mencionada, junto con la escuela, en varios textos y entrevistas que se le hicieron a lo largo de su vida.
En el Casino Autlense, ubicado en la segunda cuadra de esta calle, el 27 de marzo de 1971 se realizó la IV Asamblea Regional Municipal, siendo declarado el Casino como recinto oficial de la XLVI Legislatura Estatal.
Por cierto, las segunda y tercera cuadras de la calle de Borbón rivalizan con la última de Guillermo Prieto por la belleza de sus casonas antiguas, construidas en el estilo arquitectónico tradicional en la región, con patio central al aire libre rodeado por un corredor donde se ubicaban las habitaciones. Algunas de estas fincas tienen terminados lujosos, otras se han restaurado para usarse como negocios y otras se encuentran en estado de semiabandono.
La primera cuadra de Antonio Borbón, donde están el banco HSBC y la comandancia de policía, y la que pasa frente al jardín de Las Montañas, son prácticamente barrios comerciales, mientras que el resto de la calle es preponderantemente habitacional. Aquí están las dos notarías que hay en el municipio, una de las entradas del famoso pasaje comercial y el abandonado cine La Grana.
Esta calle forma, junto con las de Guillermo Prieto, Margarito González Luna, Mutualismo y Capaya, que tienen continuidad desde la colonia Valle la Grana hasta la salida a Ayutita, el eje sur-norte que antiguamente dividía al pueblo en cuarteles, junto con el eje que forman las calles Miguel Hidalgo y Pedro Moreno. Es por eso que notamos que, al cruzar con Antonio Borbón, las calles cambian de nombre.
Don Antonio Borbón fue un empresario originario de Etzatlán, que se asentó en Autlán en la tercera década del siglo XIX. Fue propietario de la tienda más grande del pueblo, ubicada en el extremo poniente del actual portal Guerrero, entre otros comercios e industrias. Gestionó y financió, de su peculio, la reconstrucción del acueducto que traía agua desde el arroyo de Ayutita y la construcción de una red de distribución dentro del pueblo, promovió la construcción de los portales del centro de Autlán, entre otras obras.
Ayudó a mantener la paz pública como jefe político en los años de la guerra de Reforma y formó parte de la primera Junta Auxiliar de Geografía y Estadística de Autlán, dependiente de la hoy Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco. Falleció el 2 de noviembre de 1872 y sus restos reposan en una gaveta del panteón de Los Dolores.
Publicar un comentario en la entrada