domingo, 30 de diciembre de 2012

Cuauhtémoc Tonatiuh Vidrio Sahagún

En el Intel Eco Ukraine.

Cuauhtémoc Vidrio nació en Guadalajara en 1994, aunque pertenece a una familia arraigada en Autlán desde hace por lo menos cuatro generaciones, además de que ha vivido aquí casi toda su vida. Acaba de comenzar a estudiar la carrera de Ingeniería Civil en el CUCEI y obtuvo la mayoría de los votos en la encuesta que realizamos este mes en nuestra página de Facebook para saber a quién consideran nuestros lectores como el autlense más destacado de 2012.
Los méritos para esto son suficientes: durante este año Cuauhtémoc participó en cuatro eventos internacionales de ciencias, con un proyecto desarrollado para aprovechar el cauce del arroyo Manantlán para dotar de agua potable y energía eléctrica a la ciudad de Autlán. El primero de estos eventos fue el denominado Intel Eco Ukraine, celebrado en Kiev, Ucrania en febrero, donde participó por invitación del ministro de Educación y Ciencia de aquel país, quien conoció su proyecto en 2011 en la Genius Olympiad de Nueva York, donde también participó. En Ucrania, donde nunca había competido un proyecto hecho por un estudiante originario del continente americano, obtuvo el primer lugar.

En Shanghai.
El segundo evento internacional de este año fue el Foro Internacional para Estudiantes de SIYSTE 2012 en Shanghai, China, en julio, mismo mes en que se celebró la Expo Internacional de Juventud, Ciencia y Tecnología, en la misma ciudad. Ahí obtuvo el premio del Comité Organizador y el premio Ciudad del Futuro, con el mismo proyecto de aprovechamiento del arroyo Manantlán.




En Hong Kong.
Ya en el mes de octubre viajó a Hong Kong, donde su proyecto ganó la medalla de bronce en la Feria Internacional de Ciencia HKISF 2012. En México, este año participó en el II Simposio de Ingeniería Civil y Topografía de la UdeG en septiembre y fue nombrado consejero en el evento Expo Ideas Michoacán, destinado a jóvenes con inquietudes en la ciencia y la tecnología y delegado del Foro IFSES 2013, un foro internacional para estudiantes de ciencias e ingenierías del CUCEI.
Aunque apenas alcanza la mayoría de edad, Cuauhtémoc ya tiene una buena experiencia en la investigación científica. En una plática que tuvimos hoy con él nos contó que desde que estudiaba la secundaria, en la Escuela Secundaria Técnica 7, de Autlán, comenzó a hacer algunos proyectos sencillos de tecnología, como la fabricación de una pila o el desarrollo de composta o pintura vegetal. Sus materias favoritas desde niño fueron las relacionadas con la física y las matemáticas, aunque nos cuenta que sus mayores estímulos para interesarse por la ciencia fueron las exposiciones que realizaban los alumnos de la Ingeniería en Mecánica Eléctrica del CUCEI, donde podía ver soluciones ingeniosas para problemas cotidianos. En 2007 asistió al foro que organizó el Ayuntamiento de Autlán para buscar una solución al problema del abasto del agua en el pueblo, donde los diferentes proyectos que se presentaron, junto con la observación del desabasto en algunos barrios y colonias de la ciudad lo estimularon a hacer investigación en este tema.
Sus primeros trabajos en la investigación formal se dieron cuando ya estudiaba la prepa, en la Preparatoria 12 de Guadalajara. Ahí, con la ayuda de sus maestros de ciencias, entre ellos el profesor Ángel Jiménez, desarrolló un trabajo sobre nubes noctilucentes, un fenómeno todavía muy poco estudiado, y un modelo de predicción de temperaturas en la ciudad de Guadalajara para los años 2050 y 2100.
El proyecto de las nubes noctilucentes llamó la atención del gobierno de Paraguay, después de participar en una olimpiada de ciencias en Tlaxcala, por lo que fue invitado a presentarlo en aquél país. Desafortunadamente no pudo ir por falta de recursos, misma situación que le impidió asistir a Holanda y a Turquía a presentar su proyecto sobre el arroyo Manantlán. Ya en 2011 surgió la oportunidad de asistir a la Genius Olympiad de Nueva York, con el apoyo del SEMS y la Preparatoria 12, donde obtuvo una mención honorífica y se desencadenó la serie de invitaciones a eventos internacionales de 2012.
De la participación en estos eventos ha obtenido, además del intercambio de ideas y experiencias con sus pares de otros países, el perfeccionamiento de su proyecto con las críticas y observaciones que le han hecho quienes lo han calificado. Así fue pasando de los nervios y el miedo de las primeras olimpiadas nacionales a defender su proyecto con sinodales de alto nivel internacional.
Basado en su experiencia en la investigación, le parece que en Autlán existe el suficiente talento en los jóvenes y en los profesores de ciencias de nivel básico como para que surjan más personas interesadas en la investigación científica. Los principales obstáculos que ha observado para esta actividad son la dificultad en el acceso a la información (por ejemplo, el Ayuntamiento no le pudo proporcionar los datos de extracción de agua de los diferentes pozos) y, lo más grave, la falta de una cultura de la investigación, de innnovar y romper paradigmas.
En el futuro a mediano plazo, él tiene planeado perfeccionar aún más su proyecto y tratar de que sea implementado en Autlán, además de seguir dedicado a la investigación en temas ambientales.

Trabajando en Manantlán.

El proyecto de aprovechamiento del arroyo Manantlán ayudaría a resolver el abasto de agua en Autlán usando un porcentaje de su cauce. Como el agua llegaría al pueblo por gravedad, en el trayecto se instalarían generadores de electricidad para aprovechar la energía potencial de la corriente, con lo que el municipio recibiría ingresos financieros por su venta a la CFE. Además, se ahorraría la energía que se usa actualmente para extraer agua del subsuelo y se eliminaría el problema de erosión que esta extracción ocasiona. El proyecto contempla los aspectos económicos, legales, ambientales y técnicos de todo el proceso, mismo que se ha ido afinando con su exposición en los eventos internacionales.
Para 2013 Cuauhtémoc ya tiene invitaciones a presentar su proyecto en varios países, además de que tiene compromisos para participar en ferias nacionales de divulgación científica. Auguramos un futuro lleno de éxitos para este joven investigador autlense.
Publicar un comentario