miércoles, 19 de diciembre de 2012

Concierto de Paco Padilla en Autlán


Esta noche, ante más de 100 personas que se reunieron en la explanada de la calle Ernesto Medina Lima, se desarrolló uno de los eventos más esperados del programa artístico navideño: el concierto del folclorista tlaquepaquense Paco Padilla. Patrocinado por la Secretaría de Cultura del Estado, el concierto comenzó justo a las 20:00 hrs. y duró poco más de una hora.
En esta velada, como en la obra completa de Paco Padilla, los asistentes hicimos un recorrido musical por la vida cotidiana de Jalisco, escuchando por ejemplo la historia de una niña indígena que vende chicles en un crucero de Guadalajara (Grabiela), las peripecias de un panadero de Tlaquepaque (Juan el panadero) o una descripción humorística de los cambios sociales que traen las nuevas tecnologías (Amor cibernético). Otra parte del repertorio de hoy incluyó piezas de temas tan variados como un elogio a los huaraches, el sentimiento de abandono de quienes emigran al Norte y un lamento de la situación de violencia social que se vive actualmente en el país, pasando por canciones inspiradas en elementos culturales como el juego de lotería o los chiles y piezas de otros autores, como la instrumental Rondinelas, Coincidir y Jacinto Cenobio, todas de autores jaliscienses.
Con una alineación que incluye guitarrón, vihuela, guitarra y violín, el grupo de Paco Padilla hace música de raíces netamente jaliscienses, muy cercana al mariachi tradicional por la instrumentación, pero con la que abordan géneros como el corrido, el son y hasta la chilena. Esta música es el marco más adecuado para las letras de Padilla, que sirven como una crónica de la vida en diaria en Jalisco.
El público quedó más que satisfecho con la presentación, lo que se reflejó en los aplausos de pie que Paco Padilla cosechó al final de la presentación y en que tuvo que tocar tres piezas extra después de terminar su programa.


1 comentario:

Nicolas Aviles dijo...

Guillermo, estuve en el concierto del señor Paco padilla, te dire que me gusto mucho las letras de sus melodias, ah ignoraba que el compositor de Jacinto Cenobio era de esas hermosas tierras jaliciences. En casa de mi hermano escuché algo de la "saxofona", despúes al leer al maestro Rubin me percaté de que era una mujer muy fea que se la llevó la leva de manera equivocada (francisco Madrigal) el que la interpreta y creo que es el autor de "Jacinto Cenovio". Saludos desde la Tierra de las mujeres bonitas; Culiacán, Sinaloa.