martes, 4 de diciembre de 2012

Ambientación navideña en el centro de Autlán 2012


La noche del pasado domingo, después de varias semanas de trabajo por parte de la empresa Nago Promotions y del Ayuntamiento de Autlán, se realizó la ceremonia de encendido del llamado macro nacimiento y del árbol de Navidad que se instalan cada año en el jardín Constitución y sus alrededores.
Como también ocurre cada año, en esta ocasión el concepto de la ambientación navideña es diferente al de las fiestas pasadas. Según declaraciones de los organizadores al periódico local Letra Fría, esta vez trataron de representar una Navidad en un pueblo mexicano, aunque la mayoría de las figuras humanas están caracterizadas como el estereotipo de los habitantes de Palestina en los tiempos bíblicos. Dentro del kiosco está representado el nacimiento, con figuras de san José, la virgen María y un arcángel junto al pesebre, en espera del niño. De fondo se colocó una figura circular con flores, del tipo de las artesanías en barro de Oaxaca, mientras que el conjunto está rodeado por artesanías de piteado y, detrás de todo, hay figuras de ¡flamencos!. Sobre el techo del kiosco se montó un adorno en forma de corona, con una cruz en su parte superior.
En los prados de las esquinas del jardín se colocaron unas estilizadas figuras que representan casas o iglesias, rodeadas de figuras humanas y de animales de granja. Esto a excepción del prado de la esquina suroeste, donde se montaron las figuras del infierno: una carreta tirada por caballos gobernados por un diablo y rodeada por otros diablos menores. Alrededor del kiosco están las figuras de los pastores con sus borregos y los Reyes Magos con sus tradicionales cabalgaduras. Tanto en los prados como alrededor del kiosco se colocó un piso de aserrín pintado.
Entre los prados del costado oeste del jardín se montó una fuente con angelitos que emulan a la famosísima fuente de Manneken Pis, de Bruselas, Bélgica, pero con la representación en papel maché de artesanías jaliscienses en barro como fondo. Otras artesanías, como un objeto de talavera y un árbol de la vida, están colocadas en diferentes partes del jardín. Todo esto está iluminado con miles de luces navideñas.
Pero fuera del jardín Constitución también hay adornos: aparte del árbol gigante que domina el escenario de la calle Ernesto Medina Lima, donde se desarrolla el programa artístico de estas fechas, en la azotea del portal Juárez hay una representación de la marcha de José y María a Belén y otra del viaje de los tres Reyes Magos, cuyas figuras convergen a lo que parece ser un árbol de la vida, artesanía mexiquense. En la azotea del portal Hidalgo, sobre la esquina del desaparecido Hotel Valencia, hay una virgen de Guadalupe enmarcada en un arco de pencas de nopal, mientras que a lo largo de la calle Medina Lima están unas figuras doradas de ángeles.
El jardín Hidalgo únicamente está adornado con luces y escarcha de colores alrededor de los troncos de las palmeras y árboles y de los postes del alumbrado público.
Como siempre, esta ambientación navideña causa interés entre los habitantes de Autlán y la región, que acuden por lo menos una vez en los más de 30 días que se mantiene para conocerla, criticarla y pasar un rato de esparcimiento, aderezado con los antojitos que se venden alrededor del jardín Constitución y con los eventos artísticos que se desarrollan en el escenario.
Enseguida compartimos un álbum de fotos con los detalles de esta decoración:


Publicar un comentario