domingo, 6 de abril de 2008

El Club Autlense de la Banca


El Club Autlense de la Banca es un grupo independiente dedicado a promover audiciones musicales dominicales en el quiosco del jardín Constitución en Autlán. Encabezado por Jaime Gabino Gómez, maestro de música en la Escuela de Artes municipal, nació para combatir el abandono al que estaba condenado el jardín municipal, donde hacía años que no había música en vivo cotidianamente. El nombre del club fue tomado por estar conformado por un grupo de amigos que se reúnen en una de las bancas del jardín Constitución.

En vista de que la apatía del Ayuntamiento respecto a cuestiones culturales tiene muy abandonados los espacios para las expresiones artísticas, decidieron organizar presentaciones de músicos en el quiosco (previo permiso para utilizarlo, of course) uniéndose con los comerciantes del centro de la ciudad, que gustosos han cooperado económicamente para la realización de estos eventos.

Las audiciones musicales comenzaron el pasado domingo 30 de marzo, continuaron este 6 de abril y se tienen agendadas por lo menos otras 3 presentaciones. Las dos primeras audiciones estuvieron a cargo de la Banda Autlán, dirigida por el maestro Jaime Gabino Gómez, que ofrece un amplio repertorio que incluye pasodobles, tangos, danzones, etc. y que definitivamente le da más vida y más alegría al jardín autlense, provocando que más gente se congregue en ese lugar (la foto corresponde a la presentación del 6 de abril).

Según plática con los miembros del club, el próximo domingo se presentará el Mariachi Tradicional Los Tíos (imperdible), después Rubén Yáñez y Álvaro Morán (éste sí, más que perdible) y después un trovador cubano avecindado en Autlán y que se presenta en un restaurante local. Si por casualidad llegaran a tener algún apoyo municipal, posteriormente llegarían a traer a músicos de más renombre para presentarse en el quiosco.

Definitivamente es aplaudible que el pueblo tenga este tipo de iniciativas para llenar los espacios que deja la autoridad en lugar de sentarse a esperar que papá gobierno o mamá universidad nos solucionen los problemas.
Suerte y larga vida al Club Autlense de la Banca.
Publicar un comentario