miércoles, 16 de abril de 2008

La Chirimía




La Chirimía es un instrumento musical de viento. Las primeras chirimías datan del siglo XVI y las siguen fabricando en la actualidad, aunque los modelos de la misma, han variado mucho durante los últimos 400 años, debido a que es un instrumento meramente artesanal, de diseño sencillo y los países donde ha sido utilizado.
Las primeras Chirimías que se conocen, tienen referencia en Inglaterra y Alemania, eran llamadas “Flageolet Francés” y tenían 4 agujeros en la parte delantera y dos en la posterior. A finales del siglo XVIII y principios del XIX, los ingleses comenzaron a fabricar el instrumento con 6 agujeros en el frente, fueron llamados “English Flageolet”, tanto en madera como en metal.
La Chirimìa, es considerada el antepasado directo del oboe, siendo instrumentos distintos por el sistema empleado para producir el sonido y por la disposición de agujeros y su respectiva digitación.
Fue utilizada en Europa durante el siglo XIII y llevado a las colonias hispanoamericanas a fines del siglo XV, en la época renacentista se le mencionaba como “dulzaina o gralla”.
La Chirimiía ha sido utilizada en Colombia, en donde tiene un doble significado en el folclore colombiano. Es un instrumento de madera que está casi totalmente desaparecido por ser difícil su ejecución, su sonido se aproxima mucho al de la gaita escocesa y exige un considerable esfuerzo pulmonar y en muchas ocasiones se ha dicho que el sonido se produce realmente en la garganta del músico.
Los nombres que ha recibido en distintos países son:
España: “Chirimía”, “Flajeolet”, “Flajolé”
Francia: “Flageolet”, “Flajol”, “Flajolet”, “Flajolez” “Flute 
douce”
Inglaterra: “Flageolet”, “Floyle”
Alemania: “Flageolett”, Pikkeflöte”, “Pikkolo”
Italia: “Flauto piccolo”, “Piccolo”
Colombia y Guatemala: “Chirimía”
Marruecos: “Ghaita”
Túnez: “Mizmar”
Egipto: Sib
Kenya: “Zumari”
Turquìa: “Kaba Zuma”
Iran: “Sorna”
Pakistan:” Sharnai”
Tibet: “Rgya-Gling”
Tailandia: “Pi nai”
China: “So-na”

La Chirimía es una de las más arraigadas tradiciones en Autlán, la cual está formada por dos músicos, uno que es el que toca la Chirimía y el otro toca el tambor, que es la base rítmica de la Chirimía. Ambos músicos visten calzón y camisa de manta, cotón o sarape, ceñidor rojo de algodón, sombrero de faena, un paño rojo enredado al cuello y huaraches de petatillo.
Dice la historia que la Chirimía llegó de los frailes franciscanos quienes enseñaron a los indígenas y con la que participaban principalmente en fiestas y ceremonias religiosas.
La Chirimía participa en nuestro Carnaval desde 1831, anunciando su llegada con 10 días de anticipación, recorriendo las calles del pueblo al alba del día, con el propósito de “alejar a través de la música las malas influencias del día anterior y empezar el día con fuerzas y ganas de divertirse”
Algunos “Chirimilleros autlenses son: Felipe “el pitero”, José Arias al tambor y después don Toribio Morán y su familia.
La Chirimía es considerada una tradición muy Autlense.





Fuentes:Wikipedia
H. Ayuntamiento Constitucional de Autlán de Navarro
Municipio Autlán de Navarro
Universidad de Guadalajara
Publicar un comentario en la entrada