sábado, 3 de octubre de 2015

Eugenia León en Nocheztli 2015


El cierre de las actividades de la tercera jornada del festival Nocheztli 2015 estuvo a cargo de la cantante mexicana Eugenia León, quien salió al escenario de la unidad deportiva Chapultepec en punto de las 22:00 hrs., para actuar frente a las aproximadamente 2 mil personas que se reunieron a escucharla y no se retiraron en las dos horas que duró el concierto.
Este ya numeroso auditorio fue también bastante heterogéneo: a los que asistieron exclusivamente a escuchar a Eugenia León, reconocibles por ir, la mayoría, armados con sillas plegables, se sumaron los que acudieron desde temprano a ver a las bandas que tocaron previamente. La actitud de estos últimos no decayó con el aparente cambio de género musical y de formato del espectáculo, siguieron bailando y coreando las canciones que interpretó Eugenia como lo hubieran hecho con un grupo de corte "juvenil". Lo mismo podía verse a personas bailar en grupo o en parejas, el embrión de un slam, gritos de ¡Te amo! para la cantante y personas cantando piezas completas, con la mayor emoción. Más que venir a actuar para un público, Eugenia León vino a Autlán a convivir e intercambiar emociones con los asistentes.
Y no era para menos: acompañada por una orquesta de cuerdas, percusiones, alientos y teclados, Eugenia León ofreció una actuación llena de energía y diálogo con el público, producto de las tablas que ha conseguido en su amplia carrera. Otro elemento a su favor fue la selección del repertorio, consistente en un recorrido por la música popular de Latinoamérica, tocando géneros tan diversos como el ranchero, el vallenato, el tango y la cumbia, entre otros, mediante la interpretación de 22 canciones. A piezas tan conocidas como Mi gusto es, de Alfonso Esparza Oteo, y Vámonos de José Alfredo Jiménez, les acompañaron Arriba quemando el sol, de Violeta Parra, y El fandango aquí, de Marcial Alejandro, con el que Eugenia León ganara el primer lugar del Festival OTI 1985 en Sevilla. Esta era, aparentemente, la última pieza de la noche pero, a petición del público, la cantante regresó a cantar tres piezas más. La primera de ellas, La paloma, acompañada de la proyección de imágenes alusivas a tragedias recientes, como el 2 de octubre, la guardería ABC o las muertas de Juárez, no permitió que la efeméride sangrienta de ayer se olvidara.
Por momentos como el de anoche vale la pena desearle larga vida al festival Nocheztli.
Publicar un comentario