jueves, 28 de octubre de 2010

Inauguración de la XVI Semana de la Muerte


Esta noche en la Casa Universitaria se inauguró la edición 16 de la Semana de la Muerte que organiza el CUCSur con el encendido de un altar de muertos dedicado al filólogo Antonio Alatorre y un concierto de música y poesía alusivas a la muerte. El evento comenzó muy tarde, a las 20:45 hrs. (se había anunciado para las 20:00 hrs.), todo por estar esperando la aparición del rector del CUCSur, que de todos modos no llegó.
El programa comenzó con el encendido de las veladoras del altar de muertos, colocado en la sala Atanasio Monroy y preparado por alumnos del séptimo ciclo de la licenciatura en Turismo. Mientras se encendía el altar el maestro Jesús Medina y dos de los alumnos daban una explicación de los elementos del altar y de la vida de don Antonio.
Enseguida comenzó el recital de Juvenal Hernández, que incluyó música, poesía y hasta algunos chistes, todos de diferentes géneros y épocas pero con el tema de la muerte como punto en común. El concierto se dividió en dos partes, una con piezas tristes o melancólicas como la canción La muerte de Tomás Mendez, el soneto Dos entierros de Antonio Plaza, éste ligado con la canción sudamericana Oh, humanidad, Jacinto Cenobio de Pancho Madrigal, entre otras, y una segunda parte con piezas humorísticas como Cerró sus ojitos Cleto de Chava Flores y El ánima de Sayula.
Como parte de la ambientación se montó también una exposición y venta de dulces típicos mexicanos, incluyendo las famosas calaveritas de azúcar.
Publicar un comentario en la entrada