martes, 2 de diciembre de 2014

Decoración navideña 2014



La noche del domingo pasado se realizó en el centro de Autlán una ceremonia de encendido del árbol de Navidad que cada año se instala ahí desde 2004, junto con la decoración alusiva a estas fechas que se instala en todo el jardín Constitución y sus alrededores y que ha dado en llamarse "macronacimiento".
Desde entonces y hasta el 6 de enero próximo será común ver a mucha gente en este jardín, en especial por la tarde noche, que asiste a apreciar esta decoración y, de paso, consumir algo en los puestos de comida que ahí se instalan.
Como es una costumbre, la decoración de este año tiene un tema distinto. Todas las figuras humanas y animales que se instalaron son nuevas y fueron fabricadas por autlenses, que trabajaron durante las semanas previas al encendido en el local que antiguamente albergó al salón Palacio, frente al jardín. Se trata de las figuras tradicionales del nacimiento, como la sagrada familia, los pastores, animales, ángeles y diablos, construidos en la técnica de papel maché, en un tamaño un poco menor al natural pero con un terminado mucho más realista que el de las figuras de años anteriores.


En los prados y los pasillos alrededor del kiosco se regó viruta pintada de verde, para simular pasto. En los prados del lado oriente hay figuras de pastores en diferentes actitudes, uno de ellos vendiendo cacahuates con un par de chiquihuites y el otro con algunas piezas de alfarería. Del lado poniente están, en su lugar tradicional, el infierno con sus diablos y efectos de luces y movimiento y María y José en camino a Belén.


Los pasillos que corren entre los prados también tienen figuras humanas: hay unos pastores asando un cabrito, otro cuidando a unos cerdos y otros simplemente cuidando a sus ovejas. En la parte trasera del kiosco (en relación a donde se coloca el nacimiento) se colocó una fuente y un molino de viento, con aspas móviles.


Dentro del kiosco está listo el lugar para colocar al niño una vez llegada la fecha; ya se ve ahí al arcángel y a María y José. Solo que este año se le colocaron añadidos a los lados, donde están las escaleras de acceso al kiosco, que lo hacen parecer más un pesebre, en el que se pueden ver también animales de granja. Dentro del kiosco, detrás del nacimiento, hay una escena hogareña, donde aparecen dos figuras humanas ataviadas con ropa de campo dentro de una sala, con chimenea y algunos muebles de madera, como sillas (que lucen pieles de animales) y una mesa.


Hay en el jardín otras figuras nuevas, como un par de victorias aladas, con escudo, a la entrada de cada uno de los pasillos. Toda esta decoración está rodeada de una profusa iluminación, que cubre los troncos de todos los árboles de los prados y el contorno de éstos.


También se adornaron los techos de los portales Hidalgo y Juárez. En el primero se colocó una imagen de la virgen de Guadalupe justo en la esquina, mientras que en el segundo se colocó, como en años anteriores, la representación de un pueblo, con casas, iglesia y personajes, entre éstos los Reyes Magos. También se adornaron con luces la cornisa y los arcos de los portales.


El árbol que se coloca sobre la calle Ernesto Medina Lima luce una iluminación distinta, que a mi parecer se ve mejor que las anteriores. Es en un color blanco, uniforme, interrumpido solo por los adornos que se le colocaron al árbol.
Enseguida compartimos algunas imágenes de esta decoración:








Publicar un comentario en la entrada