miércoles, 23 de junio de 2010

Primer inventario municipal de la riqueza forestal de Autlán de la Grana


La Comisión Municipal de Festejos del año 2010, junto con el Ayuntamiento de Autlán, publicaron en este mes de junio un Inventario municipal de la riqueza forestal de Autlán de la Grana. Con la publicación de esta obra, que se entregó de forma gratuita a quienes asistieron al festejo del Día del Medio Ambiente (que se realizó el 6 de junio), se pretende registrar la ubicación y características de los árboles más importantes que existen dentro del municipio, ya sea por su tamaño, edad o relevancia social. Sin embargo, el registro se limita únicamente a los árboles que se encuentran dentro del pueblo.
El folleto inicia, cómo no, con un mensaje del presidente municipal. También se incluye un texto del cronista municipal, Rafael Cosío Amaral, donde hace una crónica del establecimiento por la ONU del Día Mundial del Medio Ambiente, así como de algunos momentos históricos donde se notaba la importancia que en el pasado se le daba a la riqueza forestal: se mencionan los castigos que se imponían en el Imperio Azteca a quienes derribaran un árbol, además de un Manuscrito 2449, que se encuentra en la Biblioteca Nacional de Madrid, donde se hace una descripción de la riqueza forestal de la región de Autlán.
Al centro del cuadernillo viene la parte más interesante: se trata de un mapa de Autlán (del tipo de los de catastro), donde se señala la ubicación, especie y hasta nombre de 56 árboles relevantes dentro de Autlán. El nombre es una denominación que se le puso a cada árbol según su ubicación: hay algunos que remiten a un punto de referencia, como el "Árbol de la Unidad Revolución" o el "de la Pedagógica"; otros se refieren a un barrio, como el "de la Media Pila" o el "de la Quebradilla"; a otros se les respetó el mote popular, como "El Arbolote" (la ceiba que está en el cruce de Allende y Nicolás Bravo). También hay otros nombres menos afortunados, como el "de la Eternidad", que está afuera de un panteón, o los que llevan nombres de las carreras que se imparten en el CUCSur ("del Contador", "del Administrador") y que están afuera de ese plantel.
El folleto se cierra con las fichas técnicas (con foto y datos científicos) de algunas de las especies de árboles más importantes en la región: ceiba, parota, hule, camichín, tabachín y primavera.
Se trata, como bien lo dice el cronista en su texto, no de una obra de interés científico, pero sí con el valor de registrar por primera vez un aspecto del Autlán contemporáneo.
Publicar un comentario