viernes, 25 de junio de 2010

Presentación de Alberto Preciado en Casa Morumbí


Esta noche, después de un breve receso, la Casa Morumbí ofreció uno de sus acostumbrados recitales, ahora con la participación del trovador tapatío Alberto Preciado (guitarra y voz). El concierto comenzó casi a las 21:00 hrs. y fue presenciado por aproximadamente 30 personas, muy pocas comparadas con la concurrencia que suele haber cada mes (quizás le tuvieron miedo a la lluvia).
Alberto Preciado presentó un programa dividido en dos partes: una con música latinoamericana, recorriendo la obra de algunos de los más conocidos compositores populares del subcontinente y otra de música mexicana.
En la primera parte interpretó, entre otras, Fronteras (Uruguay), Yo vendo unos ojos negros y Las dos puntas (Chile) y Canción con todos (Argentina). En la parte de música mexicana cantó piezas de los diferentes géneros que se cultivan en el país, como huapango (La espiga) o son (La madrugada). Aquí incluyó, además de la infaltable Jacinto Cenobio, la canción Cómo me río, compuesta por él mismo inspirado en Eva, una locataria del mercado de Casimiro Castillo a la que conoció cuando fue a desayunar menudo a su negocio después de una presentación en aquél pueblo junto con el grupo El Borlote.
El de hoy fue un buen concierto aunque, para mi gusto, géneros como el son se oyen mucho mejor con una instrumentación más completa.
Alberto Preciado trabajó desde 1975 en la famosa Peña Cuicacalli y ha colaborado con músicos como Paco Padilla, Pancho Madrigal y Pepe Quezada.
Publicar un comentario