sábado, 24 de septiembre de 2016

El viaje del héroe

Francisco Penilla.

Esta noche en la plazuela Bicentenario tuvo lugar el concierto titulado El viaje del héroe, del bajista tapatío Francisco Penilla y músicos invitados. El concierto comenzó a las 19:45 hrs., después de una breve llovizna, y tuvo una asistencia de alrededor de 50 personas.
Antes de comenzar, Francisco dio una introducción sobre las características del bajo eléctrico, del que dijo estar seguro de que se convertirá en el corto plazo en un instrumento de vanguardia, y sobre el concepto del concierto, que gira alrededor de la idea del heroísmo.
El concierto abrió con la Sonata no. 1, en tres movimientos, ejecutada por Francisco Penilla al bajo eléctrico en solitario. Demostró con esta ejecución que el bajo puede ser mucho más que un simple acompañamiento y que tiene una gama muy amplia de sonidos y texturas. Su técnica de ejecución es sumamente depurada, se basa en la pulsión de las cuerdas casi exclusivamente en el brazo del instrumento, más o menos a la manera del tapping. Esta pieza narra el ciclo de vida de un héroe clásico, desde su surgimiento hasta el apogeo, pasando por un periodo intermedio de purificación.

Con Fabiola Magaña.

En la segunda pieza, El día de la bestia, estuvo acompañado en la batería por Fabiola Magaña. La canción, que retrata el paso de los migrantes centroamericanos por Jalisco en el ferrocarril apodado "La bestia", intenta crear, en palabras de Francisco Penilla, "un tren con ayuda de la batería".

Con Nicté Macías.

En la tercera canción, Un poco dulce más salado, el acompañamiento para el bajo fue de la soprano Nicté Macías. Esta pieza retrata al héroe ahora desde un punto de vista íntimo, en el que cada uno puede protagonizar actos de heroísmo en su vida cotidiana.

Con Daniel Íñiguez.
La cuarta pieza fue Reencuentro, compuesta por el guitarrista Daniel Íñiguez, quien acompañó a Francisco en la ejecución. Se trata de una hermosa amalgama de elementos de la música tradicional jalisciense en un contexto electrónico.
La siguiente, General Corcholatas, está basada en el personaje de Jorge Ibargüengoitia que lleva ese nombre. Fue compuesta por Francisco Penilla y Fabiola Magaña, quien lo acompañó nuevamente en la batería, para la Feria Internacional del Libro. Tiene el formato de una marcha.
La última pieza del programa, titulada Chicle bombita, fue ejecutada por el grupo completo. Es una composición de Francisco basada en el diálogo entre un niño y un adulto, bajo la premisa de que "a un héroe no se le olvida ser niño."
Después de que la Junta Patriótica entregara a los músicos un reconocimiento por su presentación, éstos tocaron fuera de programa una improvisación de alrededor de tres minutos, con la participación de los cuatro integrantes. La música que fluyó tuvo notorias influencias jazzísticas y fue acompañada por las palmas del público.
Publicar un comentario en la entrada