jueves, 26 de febrero de 2015

Exposición sobre la familia Villaseñor en Guadalajara


Con información proporcionada por la oficina de prensa de la Secretaría de Cultura.

Esta semana el Museo del Panteón de Belén, dependiente de la Secretaría de Cultura, anunció la exposición Familia Villaseñor. Historias de quienes fallecen en Panteón de Belén, dentro del marco de la Feria por el aniversario de la fundación de Guadalajara.
Esta exposición consta de 16 piezas, entre ampliaciones de fotos antiguas y reproducción de cuadros del pintor Carlos Villaseñor, que podrán verse en la galería del museo. Se trata de una muestra de carácter histórico; cada una de las piezas expuestas cuenta con una ficha en la que se presenta información de la trayectoria de los miembros de la familia Villaseñor y Villaseñor, de quienes seis yacen en el panteón de Belén.
Esta es la segunda exposición que se instala en esta galería y es curada por el especialista en arte mexicano Gutierre Aceves. Se inaugura hoy a las 19:00 hrs. y permanecerá disponible hasta el último día de marzo, en el domicilio del panteón: Belén #684.
Creemos que esta exposición resultará de interés para Autlán y la región, teniendo en cuenta que el apellido Villaseñor es relativamente común aquí.


PD: Enseguida compartimos algunos datos sobre los integrantes de la familia Villaseñor que se encuentran sepultados en este panteón:

CARLOS RAMÓN VILLASEÑOR ARRIOLA
Pintor (Ameca 1849 – Guadalajara 1920)

Nacido en Ameca en junio de 1849, el artista forma parte de un núcleo de pintores formados dentro de la tradición académica durante la segunda mitad del siglo XIX. Hijo único y huérfano desde los seis meses de edad al morir sus padres en una epidemia de cólera, creció en Guadalajara bajo la tutela de sus tíos Mariano y María Josefa Villaseñor en una casa situada en la esquina de las calles Colón y Miguel Blanco. A los doce años ingresó como discípulo al taller de Jacobo Gálvez, Gerardo Suárez y Felipe Castro donde demostró desde sus inicios su talento y dedicación tanto en dibujo como en pintura al óleo. Después de nueve años de formación, se inscribió en el Liceo de Varones, donde fue alumno de Pablo Valdés durante un corto lapso, ya que, a partir de 1873, al parecer, estudió en la Academia de San Carlos donde pudo haberse formado con Santiago Rebull. Ya de vuelta en Guadalajara impartió cursos de dibujo y pintura en el Liceo de Niñas y en su propio estudio. Tuvo tres hijos con su esposa Ignacia Gutiérrez Castrejón y falleció el 22 de diciembre de 1920.

CARLOS VILLASEÑOR GUTIERREZ
Médico (Guadalajara, Jalisco 1875-1955)

Sus padres fueron el pintor Carlos Villaseñor Arriola e Ignacia Gutiérrez Castrejón. Quedó huérfano de madre a los 13 años y su padre en solitario se encargó de la familia. Toda su vida habitó en la casa familiar ubicada en la calle Aranzazú. Con formación en Química y en Medicina, Carlos Villaseñor Gutiérrez recibió por la Universidad de Guadalajara el nombramiento de profesor honorario vitalicio en las escuelas de Medicina y Ciencias Químicas, y en esta última también el de director honorario. De igual manera recibió el diploma como miembro de honor en el Primer Congreso Panamericano de Farmacia celebrado en La Habana en 1948 y fue socio honorario de la Sociedad Química de Guadalajara desde 1945.
Este distinguido médico fue muy importante por su participación en la elaboración de la Constitución de 1917 en Querétaro y de la Constitución Política de Jalisco, al lado de Sebastián Allende, Manuel Bouquet y Ambrosio Ulloa. Gracias a su gusto por el arte, también le debemos un registro fotográfico de Guadalajara, sus alrededores y la costa de Jalisco.


CARLOS VILLASEÑOR Y VILLASEÑOR
Odontólogo (Guadalajara 1919-1960)

Nieto del pintor e hijo del médico y constituyente, Carlos Villaseñor y Villaseñor fue un importante odontólogo que además de dirigir la facultad logró la implantación de nuevos programas de estudio y gestionar la creación de un nuevo edificio funcional, estético y dotado de equipo eficiente y moderno.
Fue miembro fundador de la Sociedad de Ortodoncia de Guadalajara y de la Asociación Odontológica de Occidente y miembro correspondiente de la Asociación Mexicana de Ortodoncia.
Heredó de su abuelo y de su padre una marcada inclinación por las artes y de su madre, Josefina Villaseñor Gómez, su gusto por la gastronomía. Las magníficas cenas que ofrecía en su casa manifestaban una refinada sensibilidad que lo definían como un bon vivant.
________________________________________________________________________________
 En esa tumba se encuentran también Doña Ignacia Gutiérrez Castrejón, originaria de Tepatitlán y esposa del pintor Carlos Ramón Villaseñor; Josefina Villaseñor Gómez, hija del Lic. Mauro Villaseñor Ponce de León y Carlota Gómez Semería y su madre, quien había muerto en Lagos de Moreno donde fue sepultada y que en los años 1950 trasladaron sus restos a este Panteón de Santa Paula.
Si bien los varones de la familia destacaron en la vida pública, sus esposas fueron un modelo de la vida familiar. Eran excelentes cocineras, magníficas bordadoras y  cultivaban las virtudes de la conversación, la práctica de la música y el cuidado de un huerto familiar. 
Publicar un comentario