domingo, 13 de marzo de 2016

Francisco Cortés de San Buenaventura en Autlán

Mapa de la región de Autlán en la Colonia. Museo y Centro Regional de las Artes.
Publicado originalmente en Letra Fría.

Sobrino del conquistador Hernán Cortés, Francisco Cortés de San Buenaventura nació en 1499 o en 1500, al parecer en Medellín, Extremadura, la misma ciudad que su tío. Según don Manuel Orozco y Berra, estuvo entre los españoles que consumaron la conquista de Tenochtitlan en 1521. Además de esto, Francisco tuvo una importante relación con nuestra región, que comenzaría pocos años después.
En 1524 era teniente de gobernador de la villa de Colima, de donde partió, por órdenes de Hernán, a explorar las tierras al norte. Después de pasar sin problemas por Zapotitlán y Amula, llegó con su ejército a Autlán donde, según don Rubén Villaseñor Bordes, sus habitantes ofrecieron resistencia, misma que fue vencida sin demasiado esfuerzo.
De aquí, la expedición de Francisco Cortés pasó a la región de Tenamaxtlán y Tecolotlán, Etzatlán, Ameca y el actual Nayarit, donde protagonizó uno de los pasajes más conocidos de su breve existencia: estando en las inmediaciones del actual Valle de Banderas, los españoles quedaron frente a una fuerza de alrededor de 10 mil indígenas, aderezados de guerra precisamente con banderas y adornos de plumería. Ante la cantidad de enemigos, Cortés habló con sus capitanes para poner a su consideración la decisión de retirarse del lugar, a lo que uno de ellos, Ángel de Villafaña, levantó la voz para exigir que se hiciera frente al peligro “como valientes españoles”. Así se hizo, se venció a los indígenas y, de paso, el capitán Cortés quedó como un cobarde ante sus hombres.
Ya de regreso a Colima, pasando por Tomatlán, Chamela y el valle de la futura Villa Purificación, volvió a pasar por el valle de Autlán, fungiendo como visitador del pueblo de Tecomatlán el 10 de marzo de 1525. Fue Francisco Cortés quien encomendó los indios de Autlán a Hernán Gómez y a Hernán Ruiz de la Peña al vencerlos durante su primer paso por aquí y quien ordenó a este último que partiera a poblar Autlán cuando regresó a la ciudad de México en 1525, estableciendo con esto el primer asentamiento español en nuestro pueblo.
Después de participar en intrigas políticas en la antigua Tenochtitlan en los años posteriores, Francisco Cortés volvió a participar en una expedición, ahora por mar, junto a Diego Hurtado de Mendoza. Levaron anclas del puerto de Acapulco el 30 de mayo de 1532 y zarparon hacia el norte, con la orden de Hernán Cortés de descubrir nuevas tierras en aquel rumbo.
El bergantín que capitaneaba Francisco Cortés encalló en la actual costa de Jalisco, al parecer cerca de Chacala, muy cerca de nuestra región. Ahí fue muerto por los indígenas, con no más de 33 años de edad, junto con casi toda su tripulación.
Publicar un comentario en la entrada