miércoles, 16 de marzo de 2016

Avances en la restauración de la Casa Universitaria



Después de poco más de 4 años de que la Casa Universitaria Antonio Alatorre Chávez fue declarada inhabilitada por presentar daños en su estructura debido a las lluvias provocadas por el huracán Jova en octubre de 2011 y, sobretodo, por el sismo que se presentó el 21 de enero de 2012, el día de hoy se volvieron a abrir sus puertas para hacer un pequeño recorrido por sus instalaciones.

Desde 2013 se planteó que se llevara a cabo una remodelación de la misma pero, al ser un edificio que se encuentra en la zona protegida por el Reglamento del Centro Histórico de Autlán, se llevó a cabo un proyecto de restauración, con el que se podría preservar mejor su valor arquitectónico.
A comienzos de 2014 se diseñó el proyecto en la coordinación de Servicios Generales del CUCSur, se hicieron las licitaciones convenientes y fue con el nombre de "Habilitación de la Casa Universitaria para actividades de formación integral e innovación de los PE de derecho, Administración, Contaduría, Turismo y Nutrición (Primera Etapa)" que se llevaron a cabo los trámites correspondientes para que se presentara la convocatoria de licitación y que una empresa constructora realizara dicho trabajo, siendo la Constructora Hospicio S.A. de C.V.
Durante este tiempo se hicieron grandes cambios en el inmueble: se eliminó la cocina, cuyo espacio será destinado para resguardar la pinacoteca del CUCSur; también fue eliminada la panadería, que será reemplazada por un pequeño auditorio para conferencias, presentaciones de libros y demás actividades académicas; el área donde se encontraban la librería y los baños, se convertirá en una pequeña cafetería para servicio de los visitantes y la del antiguo despacho jurídico será ahora un área de recepción.
Se conservaron las salas de exposición, aunque con algunas modificaciones: las salas que conocíamos como 3 y 4 fueron unificadas y se comunican entre sí para una mejor apreciación de las exposiciones que se presentarán en el lugar, también se eliminaron 3 puertas que daban a la calle, las cuales se convirtieron en ventanas, por lo que el inmueble muestra una nueva fachada, pero sin perder la esencia original.
Una de las actividades más importantes de la restauración de la Casa Universitaria fue el rescate de los pilares de cantera que se encuentran en el patio interior, que fueron pintados en la primera restauración (a finales de los años 1990), pero que ahora ya lucen su tono original y se puede apreciar mejor su belleza.
De la misma manera se cambió por completo el piso, ya que el anterior, sobretodo en las salas de exposición, se encontraba dañado, pero que ahora luce con uniformidad en todo el edificio.
Durante el recorrido que realizaron los maestros Itzcoatl Tonatiuh Bravo Padilla, rector general de la Universidad de Guadalajara y Alfredo Tomás Ortega Ojeda, rector del CUCSur, en el marco de las actividades por el tercer informe de actividades de éste último y acompañados de una gran comitiva, se pudieron apreciar 32 imágenes que muestran el antes y después de los trabajos realizados al inmueble, así como un croquis en el que se puede apreciar cómo quedaron los espacios en los que en un futuro trabajarán tanto alumnos como maestros de la institución.
En este álbum se pueden ver algunos detalles de la nueva Casa Universiaria:


Recorrido por la Casa Universitaria
Publicar un comentario en la entrada