domingo, 6 de septiembre de 2015

María Estela Villaseñor Anguiano, una autlense pródiga



En Autlán viví 24 años. Y no me importa si me dices que viví 44 en Guadalajara. yo todavía soy autlense.


La primera actividad que consigna el programa del mes de septiembre del Museo Regional es una representación teatral, arte casi desaparecido en Autlán. Se trata de la adaptación a monólogo de tres cuentos de la autlense María Estela Villaseñor que, bajo el título de Cuentos para ti realiza el grupo tapatío Los Viajantes. Con este pretexto tuvimos en esta semana una plática con esta autora, para conocerla mejor, junto con nuestros lectores.
Bajo el vivificante viento occidental que refresca las tardes autlenses y ocupando una mesa exterior de El Arcángel, en el histórico atrio de la parroquia del Divino Salvador, hablamos sobre su obra, su fuente de inspiración, su relación con Autlán, entre otras cosas.
La señora María Estela es autlense. Nació aquí, en una familia de profundas raíces en el pueblo, el año de 1948 y se fue a los 24 años a Guadalajara, después de casarse. Como es fácil adivinar, sus más fieles compañeros juveniles fueron los libros: su espacio dentro de casa se distinguía del de sus hermanos por tener un pequeño librero, una mesa y una silla, desde donde conoció lugares y personajes mediante la lectura de Emilio Salgari, Hugo Wast (su libro favorito es La flor de durazno) y hasta Jean Paul Sartre. Pensar, recluida en lugares como un armario o debajo de una cama, fue la actividad complementaria a la lectura que la proveyó de las herramientas para, posteriormente, expresarse mediante la literatura.

Autlán
Aunque en los 44 años que estuvo viviendo fuera de Autlán regresó continuamente a pasar fines de semana con sus papás, fue poco lo que convivió en esos años con las calles y gente del pueblo. Al regresar hace poco, ya con la intención de "disfrutar" Autlán, notó una gran cantidad de cambios, aunque no lo dice en el tono despectivo que suele escucharse en la gente mayor. "Autlán ha crecido, pero ha crecido con respeto", me dijo al preguntarle sobre las diferencias que se encontró con el pueblo que dejó hace cuatro décadas.
Aunque añora algunas tradiciones, como las serenatas dominicales (no entiende por qué el Ayuntamiento, que tiene grupos musicales, no organiza serenatas cada domingo en el kiosco), las tardeadas y las farolas carnavaleras "con orden", y deplora algunas costumbres nuevas, como el callejón del vicio, opina que Autlán todavía conserva los elementos que la hacían enorgullecerse desde su juventud: la limpieza, la amabilidad de su gente, el ambiente seguro y tranquilo y el entorno natural, especialmente el paisaje de las serranías que circundan el valle.

La literatura
En 2009, después de muchos años de matrimonio y de criar a dos hijos, María Estela ingresa a la Escuela de Escritores de Guadalajara, conocida como la SOGEM, por tener el auspicio de la Sociedad General de Escritores de México. El gusto por la literatura y la intención de expresarse mediante ella lo traía desde su primera juventud, aunque no había tenido hasta ese momento la oportunidad de desarrollarla.
En la SOGEM ha llevado talleres de narrativa que le han permitido escribir 20 cuentos autobiográficos, que forman parte de una obra general que llevará el formato de novela, aunque conformada por 40 cuentos. Suspendió temporalmente sus estudios para venir a Autlán, aunque a principios del próximo año volverá para concluirlos y terminar también la novela.

Cuentos para ti
Tres de estos cuentos han sido adaptados para monólogo teatral por el grupo tapatío Los Viajantes y se han presentado ya en el centro cultural El Embarcadero, de Guadalajara. Los cuentos, que no estaban pensados para difundirse de esta manera, llegaron a manos de Los Viajantes de una manera fortuita: la señora María Estela ganó un concurso con una composición sobre el aire, que se desarrolló en el centro cultural de la Amistad. A Ana Isaura González, integrante de Los Viajantes, le gustó la composición y preguntó por la autora, de quien se enteró de que tenía hechos algunos cuentos. Se los pidió para leerlos, le gustaron y, previa autorización, los adaptó y, junto con todo el grupo, diseñó el escenario, la iluminación y la musicalización para montarlos. Este trabajo creativo es el que veremos el próximo viernes en el Museo Regional.
Los tres cuentos narran pasajes de la vida de su autora y son fruto de aquellas largas sesiones de introspección en los rincones de su casa, durante su infancia, junto con su aprendizaje en la SOGEM. Dos de ellos, incluso, tienen un fuerte sabor autlense por el entorno en el que se desarrollan.
De su presentación en El Embarcadero, María Estela notó que los espectadores se vieron reflejados en uno o varios de los personajes de los cuentos. El hecho de que "le llegaran" a alguien ya resulta un éxito para ella, como escritora. El origen y la intención de cada uno son muy distintos, así como lo que los espectadores han visto en ellos: están las vicisitudes de un gato rescatado de la calle cuya dueña lo lleva a viajar por el mundo, hay un cuento fantástico y otro donde la autora rescata una vívida escena de su infancia.

Los Viajantes
Con sede en el centro cultural El Embarcadero (calle Hospital, a dos cuadras de Federalismo, en Guadalajara), Los Viajantes son un grupo de teatro "urbano". Está conformado por cinco miembros, de diversos orígenes: Universidad de Guadalajara, Instituto Nacional de Bellas Artes, entre otros, con especialidad en actuación y en otras disciplinas afines al teatro. Cuentan con cuatro años de trayectoria, en los que han escenificado obras de autores locales, tanto en El Embarcadero como en otros foros de Guadalajara.

Cuentos para ti se presentará el próximo viernes 11 de septiembre a las 20:30 hrs. en el Museo Regional, con entrada gratuita.
Publicar un comentario en la entrada