miércoles, 23 de octubre de 2013

Presentación de libros de Ignacio Gómez Zepeda



Esta noche en la sala de gestión de la biblioteca Antonio Alatorre del CUCSur el autor grullense Ignacio Gómez Zepeda presentó sus últimos tres libros. El acto comenzó a las 20:10 hrs. y se desarrolló ante unas 30 personas.
Los libros que hoy presentó Gómez Zepeda, dos años después de haber presentado los tres anteriores (a la fecha ha publicado 18), son El Chante-170 años de historia, Los médicos generación 1932-1938 y la cuarta parte de su Historia del valle de El Grullo, todos de microhistoria y fruto de sus propias investigaciones documentales y de campo, especialidad en la que lleva trabajando un cuarto de siglo.
Como moderador de la presentación estuvo el doctor Peter Gerritsen, mientras que como comentaristas participaron los historiadores Carlos Boyzo Nolasco y Raúl Rivera Bernal. De ellos, Boyzo fue el primero en tomar la palabra, para hacer un recuento histórico de El Chante y Autlán, desde las primeras referencias documentales españolas hasta mediados del siglo XIX, cuando ya aparece el nombre de El Chante como población, todo haciendo referencia a la información publicada en el libro que hoy se presentó.
Raúl Rivera comentó la cuarta parte de la Historia del valle de El Grullo, donde leyó la anécdota, incluida en el libro, de Manuela la Pitayera, un famoso homosexual grullense. Donde más se extendió fue en el comentario de Los médicos...,donde describió las fuentes del mismo, las memorias de los médicos integrantes de esa generación de la UdeG, relacionando los logros de algunos de ellos. "Era imprescindible escribirlo", dijo de esta reseña histórica de una importante generación de profesionistas jaliscienses.
El autor de los libros explicó brevemente el nacimiento de su libro sobre El Chante, del que explicó que hubo quienes se lo compraron antes de publicarlo, "al tiempo" como se compraba antes el maíz, con tal de que tuviera dinero para poderlo publicar.
Por último se abrió una sesión de preguntas y respuestas donde quienes tomaron la palabra lo hicieron invariablemente para felicitar al autor por la calidad de su vasta producción y por su tesón en la investigación histórica de la región.
Publicar un comentario