martes, 29 de octubre de 2013

Artes y oficios 8: Martha García, fabricante de coronas de muerto


En Autlán, más que los altares de muerto, las catrinas y las calaveritas, la forma tradicional de festejar a los muertos ha sido llevándoles coronas a sus tumbas. Desde hace más de cincuenta años existe la costumbre de fabricar, o comprar ya hechas, estas artesanías confeccionadas sobre una base de carrizo o madera forrada con distintos materiales, en los que se forman figuras de flores o se colocan estampas religiosas.
Los materiales más utilizados para fabricar estas coronas son el papel crepé, el papel de china, la huleva, el celofán, entre otros. Este año Martha García, quien se dedica a trabajar distintos tipos de artesanía, comenzó a fabricar coronas de muerto con hoja de maíz.


Martha nos contó que esta técnica es muy común en Chilapa, Guerrero, y en Autlán tiene tiempo usándose para fabricar figuras decorativas, como muñecas, pero muy poco para hacer coronas de muerto. Ella consigue este material aquí en la región, ya limpio y listo para usarse. Le agrega tintes y el trabajo de formar cada pieza de los adornos que llevará la corona, además del trabajo completo de forrar la base de carrizo y colocarle los agregados. Una corona grande y muy elaborada puede tomarle un día y medio de trabajo, desde la preparación de los materiales hasta tenerla lista para entregarla.


Aunque conseguir la hoja de maíz es fácil, su uso en la elaboración de coronas no se ha extendido. Ella cree que paulatinamente se irán popularizando estas coronas porque, aunque son más caras que las de papel, su terminado es más vistoso y resultan más bonitas. La competencia con otros fabricantes de coronas no es problema, pues considera que en estas fechas hay demanda para la producción de todos. Lo que sí le parece negativo es la falta de unión entre los artesanos autlenses.
Por lo pronto trabaja en hacerse difusión en redes sociales, donde exhibe fotos de sus coronas y del resto de artesanías que produce, como las famosas tejas decoradas. Considera a su oficio como valioso para el pueblo, puesto que ayuda a conservar una de las tradiciones de Autlán.


Publicar un comentario en la entrada