miércoles, 16 de octubre de 2013

Concierto de Electric Soma Orchestra en la semana cultural



Esta noche las actividades del tercer día de la XIX Semana Cultural Universitaria culminaron a ritmo de jazz y bossa nova con el concierto de la Electric Soma Orchestra, dirigida por Lalo Galván, en el Aula Magna. El concierto comenzó a las 19:20 hrs. y se desarrolló ante unos 300 espectadores.
Después de una breve presentación por la maestra de ceremonias, la banda comenzó su presentación, sin decir agua va, con la pieza Agua de beber, de Antonio Carlos Jobim, para calentar motores. Al terminar, el maestro Galván hizo uso del micrófono para dar la bienvenida al público y presentar el concierto; tuvo intervenciones similares antes de comenzar cada una de las siguientes piezas, en las que dio un contexto o explicación sobre lo que tocarían enseguida y sus autores.
Así siguieron con Chicken, de Jaco Pastorius, A night un Tunisia, de Dizzy Gillespie y Take five, de Paul Desmond, con el ánimo de una sección del público en franco crecimiento. (La otra sección, juvenil y mayoritaria, se mantuvo aplatanada y ausente durante el tiempo que permaneció en la sala, más atenta a sus celulares o tabletas que al magnífico recital que se desarrollaba frente a ellos.)
Sin embargo, en el escenario las cosas marchaban de lo mejor: haciendo gala de energía y virtuosismo, con los debidos espacios para la improvisación y el lucimiento de las capacidades técnicas de cada uno de los integrantes de la banda, la velada se completó con música de Chick Corea, Chuck Mangione y otros grandes de la música, para cerrar con Watermelon Man, de Herbie Hancock.
Electric Soma Orchestra alineó hoy con Sara Huerta en los teclados y voz, Dany Becerra en el saxofón, Rubén Reynaga en la trompeta, Joaquín Campos en el bajo, Job Negrete en la batería y Martín Rivera en las percusiones, dirigidos por el guitarrista Lalo Galván, una verdadera selección de talentos musicales de la región de Autlán y El Grullo.
Publicar un comentario en la entrada