miércoles, 13 de febrero de 2013

Residuos del Carnaval 2013

Interior del portal Hidalgo.

Mientras en la calle Ernesto Medina Lima se montó un foro para que ahí se desarrollara un interesante y variado programa cultural, en el que los autlenses pudimos apreciar eventos de alta calidad artística, a poquísimos metros de distancia, en las calles aledañas y los portales Hidalgo y Guerrero había (hay) un muladar conformado por una ingente cantidad de comerciantes ambulantes de todo tipo de mercancías, como cada año ocurre en Carnaval.

Interior del portal Guerrero.

Aunque en este 2013 hubo un poco de más facilidad para circular por calles como la Obregón y la González Rubio, además del atrio de la parroquia del Divino Salvador, la situación en los portales que mencioné arriba y en la calle peatonal Jesús Gudiño fue mucho peor. Estos espacios, diseñados para que la gente circule por ellos caminando, estuvieron saturados de vendedores, tanto instalados en puestos semifijos de lona como en tendidos acomodados en el suelo. Para describir el pésimo aspecto de este improvisado tianguis recurro a las fotografías que ilustran esta publicación, aunque la mejor (o peor) manera de percibirlo fue pasando por ahí.

Calle Ernesto Medina Lima.

¿No habrá manera de reinstalar a estas personas, para que en los próximos carnavales ejerzan su derecho a ganarse la vida en un lugar más apropiado? ¿Estaremos asistiendo al nacimiento de otra "tradición", como el callejón del vicio?

Calle Jesús Gudiño Pelayo.
Exterior del portal Guerrero.

Publicar un comentario en la entrada