lunes, 19 de julio de 2010

Paulino Navarro Serrano



Nació en Autlán en el año 1892, donde cursó la instrucción primaria en la Escuela Elemental y Superior para Niños dirigida por la ameritada maestra María Mares Germán.

De cuna humilde, trabajó como mozo en casa del doctor Alfredo Uribe, de donde se separó para ayudar a su hermana Lucía en sus labores como maestra en el Instituto del Sagrado Corazón del padre Manuel C. Silva y dedicando los sábados y domingos a la zapatería.

Luego fue maestro del propio Instituto del Sagrado Corazón, pasando enseguida, también como maestro, a la escuela oficial de la que era directora la profesora María Mares.

Posteriormente partió a Cuautitlán, donde continuó con el magisterio, de ahí se trasladó a Colima, cursando la carrera de maestro normalista en la escuela Porfirio Díaz, donde se titula pero, estando allá, abraza la carrera de las armas sentando plaza como pagador del regimiento.

Cuando la lucha revolucionaria se ubicó en el norte del país se encontraron en acciones de armas Paulino Navarro y Marcelino García Barragán; Paulino conocía la trayectoria de su paisano y lo convenció de que formalizara su carrera en el Colegio Militar.

En Ciudad Juárez fungió como jefe del Servicio Aduanal, entre tanto fue ganando ascensos y, ya siendo brigadier, fue destinado a la ciudad de México como comandante militar de la plaza.

Habiendo estallado la rebelión delahuertista fue enviado a Jalisco bajo las órdenes del general Lázaro Cárdenas del Río a combatir la infidencia encabezada aquí por el jefe de las operaciones militares en el estado, general Enrique Estrada.

Con una fuerza numéricamente inferior, las fuerzas leales trabaron combate con las rebeldes, al mando del general Rafael Buelna, en el puertecito de Huejotitlán, cerca de Teocuitatlán de Corona. En esta acción murió heroicamente el general Paulino Navarro al asaltar un nido de ametralladoras enemigas el 23 de diciembre de 1923.

En su honor al haber muerto en defensa del gobierno legítimamente constituido el otrora Autlán de la Grana, desde el decreto del Honorable Congreso del estado de Jalisco del 19 de julio de 1939, ostenta el nombre de Autlán de Navarro.

Una escuela primaria, una colonia, dos calles y el parque conocido como Alameda, en Autlán, llevan su nombre. Además, en el barrio de Tultenco de la ciudad de México existe una colonia llamada Paulino Navarro y el mercado municipal de Ciudad Guzmán también lleva el nombre de este personaje.

Texto tomado del libro Ciudadanos distinguidos de Autlán.
Publicar un comentario