sábado, 1 de noviembre de 2008

Celebración a los muertos en la UPN

Anoche en las instalaciones de la Universidad Pedagógica Nacional en Autlán también se celebró a los muertos con una kermesse, un concurso de altares de muertos y una representación teatral.


A la entrada de la Universidad colocaron una representación de La Catrina junto con un arco de metal revestido con papel de china de los colores tradicionales del día de muertos, desde donde arrancaba un camino hecho al parecer de tierra y flanqueado por flores de cempasúchil y veladoras encencidas que llevaba hasta el segundo edificio, en una de cuyas salas se encontraban montados los 7 altares participantes en el concurso.
Camino a la sala de los altares

En el patio que está afuera del primer edificio se colocó la kermesse, con venta de café, tamales, tacos y otros antojitos. Ya en la sala de los altares el ambiente era algo tétrico, sin más iluminación que las veladoras de los altares, que estuvieron dedicados en su mayoría a personas de Autlán y la región, como Pedro Barreto, el cura Isidro Ramírez o Gloria Sánchez, aunque también se montó uno dedicado a Pedro Infante.
A doña Gloria Sánchez Gómez
A don Pedro Barreto
Al cura Isidro Ramírez
A Pedro Infante

Alrededor de las 21:00 hrs. inició la representación de teatro en la cancha que está al fondo de las instalaciones de la Universidad, por parte del grupo de teatro de esa institución, dirigido por el maestro Fernando Cisneros Gómez y formado por alumnos. La obra, titulada "Un día con la muerte" no sigue un guión de principio a fin, sino que está formada por una serie de sketches independientes entre sí, en los que se muestra la forma en que el pueblo de México (o por lo menos su estereotipo) ve a la muerte: como algo festivo o de lo que se puede burlar, aunque en el fondo sea bastante temida. Hubo diferentes representaciones de la muerte, como manola, rumbera, parca, catrina...

Una buena velada, donde los aproximadamente 250 asistentes hicimos, otra vez, ese ejercicio psicológico de quitarle lo acartonado a la figura de la muerte, aunque sin dejar de respetarla.
Publicar un comentario