lunes, 20 de noviembre de 2017

Sesión académica solemne de la BSGEEJ para conmemorar el 453 aniversario de la expedición de Legazpi y Urdaneta



Este sábado 18 de noviembre en el auditorio de la Casa de la Cultura de Cihuatlán la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco (BSGEEJ) celebró una sesión académica solemne para conmemorar el 453 aniversario de la expedición capitaneada por Miguel López de Legazpi y guiada por fray Andrés de Urdaneta, que partió del Puerto de la Navidad el 21 de noviembre de 1564. La sesión, que consistió en tres conferencias y la presentación del trabajo de ingreso de un nuevo socio de la BSGEEJ, fue declarada abierta a las 10:10 horas, con la asistencia de unas 100 personas.
En el escenario del auditorio lucieron las banderas nacionales de México y de Filipinas y el estandarte del capítulo Costa Sur de la BSGEEJ, flanqueados por un par de pinturas al óleo con temas referentes a la navegación. Uno de ellos, que representa a Andrés de Urdaneta como marinero, es obra del autlense José Santana Téllez y el otro es del pintor filipino Manuel Baldemor. Ahí estuvo instalado el presídium, conformado por el recipiendario, profesor Luis Ernesto Dávila Rodríguez; el doctor Nabor de Niz, coordinador del capítulo Costa Sur de la BSGEEJ; José Gorgonio Ponce, secretario de la Sociedad; Silviano Hernández González, su presidente; Fernando Martínez Guerrero, presidente municipal de Cihuatlán; Lilia Victoria Oliver Sánchez, rectora del CUCSur; el síndico del Ayuntamiento de Cihuatlán Carlos Rodarte; el regidor Francisco Martínez y el capitán del puerto de Barra de Navidad Miguel Ángel Gómez Gómez. En calidad de invitados asistieron investigadores de las universidades de Guadalajara y Autónoma de Guerrero.

Doctor Nabor de Niz

Después de unas palabras de bienvenida por el presidente municipal de Cihuatlán el doctor Nabor de Niz inició el programa de la sesión con la conferencia El Galeón de Manila, el principio de la globalización. En ella, comenzó hablando sobre algunos antecedentes históricos de la expedición a las Filipinas: el comercio europeo con el Extremo Oriente que comenzó en 1225 con los viajes de Marco Polo, teniendo la seda como su principal mercancía. Otro antecedente fueron los viajes de Cristóbal Colón, entre 1492 y 1504, que terminaron de demostrar la redondez de la Tierra, y el comercio marítimo portugués con el sur de Asia. Ya ubicado en América, abordó el descubrimiento de la Mar del Sur (Océano Pacífico) por Vasco Núñez de Balboa en Panamá y el descubrimiento del paso del Atlántico al Pacífico por Magallanes, en el extremo sur del continente. Enseguida, habló sobre los viajes de circunnavegación, de Magallanes y Elcano primero y de Jofré de Loayza después.
Después de mencionar las expediciones que partieron de América a Filipinas y que no lograron regresar por el Pacífico, el doctor pasó a describir la fascinante historia de fray Andrés de Urdaneta: después de una expedición que se prolongó por doce años, capitaneada por Jofré de Loayza, en la que participó un jovencísimo Urdaneta (17 años), logra éste regresar con los restos de la expedición a España, por lo que cumplió la promesa de ingresar al convento agustino de la ciudad de México, de donde salió con permiso papal casi cuarenta años después, para ayudar a organizar y guiar la expedición que zarpó el 21 de noviembre de 1564 del Puerto de la Navidad, por orden del virrey Luis de Velasco. Leyendo fragmentos de la bitácora que llevó este fraile marinero, el doctor Nabor explicó cómo éste fue capaz de encontrar la forma de regresar desde Asia directamente a América, sin pasar por el Océano Índico y ayudado por la corriente oceánica bautizada por los japoneses como kuroshio, contribuyendo con esto a establecer el comercio entre estas dos regiones mediante lo que años después se conoció como el galeón de Manila y a sentar las bases para lo que ahora conocemos como globalización.

Doctor Silviano Hernández

 En el siguiente punto del orden del día el doctor Silviano Hernández González, presidente de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco, dictó la conferencia La importancia sociocultural y comercial del galeón de Manila, en la que describió las aportaciones en la forma de vida que se intercambiaron entre la región del sureste de Asia y la América española. En su introducción explicó la importancia del descubrimiento de la ruta para el tornaviaje desde Filipinas para el comercio de Asia, América y Europa, impulsada por la producción china que, por razones políticas, ya no salía al Imperio japonés y encontró en el comercio ultramarino una ruta de salida, y por la plata novohispana, muy apreciada en Asia como medio de cambio.
Enseguida el ponente pasó a explicar cómo la Conquista española en Filipinas, llevada a cabo con un derramamiento de sangre mucho menor que la de América, significó la creación de una identidad filipina, común a todo el archipiélago. Sobre este hecho histórico, mencionó que fue obra novohispana más que española y que los habitantes del Occidente de México, especialmente los de la actual Costa de Jalisco, debemos sentirnos orgullosos de que fueron personas originarias de estos lugares quienes lo llevaron a cabo. Para concluir hizo un resumen de algunos de los productos y costumbres que se intercambiaron durante los 250 años que funcionó el galeón de Manila: desde productos agrícolas como la palma de coco y el maíz hasta porcelanas y reales de a ocho, técnicas artesanales como el tejido de palma y el laqueado (típico de Olinalá, Guerrero), biombos, la fabricación de la tuba (bebida extraída de la palma)… todos ellos elementos irremplazables de la cultura de ambos lados del Pacífico.

Doctora Lilia Oliver

La tercera conferencia de la sesión estuvo a cargo de la doctora Lilia Victoria Oliver Sánchez, rectora del Centro Universitario de la Costa Sur de la Universidad de Guadalajara, y se tituló De Autlán al Puerto de la Navidad en el relato de Lebrón de Quiñones. Para abrir su presentación la doctora Oliver ofreció datos biográficos de Lorenzo Lebrón de Quiñones, nacido en Santo Domingo (hoy República Dominicana) dentro de una familia ilustrada y defensora de los indios y que llegó como oidor a la Audiencia de Guadalajara en 1548. Con ese cargo hizo una visita a los pueblos del actual Estado de Colima y de la Costa y Sur de Jalisco, entre 1551 y 1554, en la que denunció los abusos de los encomenderos y funcionarios españoles sobre la población indígena, lo que le costó enfrentar un juicio planteado en su contra por estos personajes. Sobre el informe de esa visita, la conferencista dijo que es una importante fuente para obras de historia.
La doctora precisó que la visita de Lebrón tuvo lugar apenas 30 años después de la llegada del primer español a Autlán y diez años antes de la expedición de Legazpi y Urdaneta. Entre las denuncias que hizo este visitador estaba el “gran desorden” de la villa de Colima, el descenso de población india y la fusión de pueblos como consecuencia de la mencionada disminución, la esclavización de los indios y cómo se negaban éstos a tener hijos. Ilustró esto último con la lectura de un pasaje del informe y pasó enseguida a exponer la descripción que hizo Lebrón de Quiñones de los pueblos que visitó entre Autlán y Cihuatlán, lugar este último donde asentó que su población descendió de 5 mil a apenas 35 habitantes entre los años de la Conquista y su visita. Describió muy favorablemente al Puerto de la Navidad, donde se construían navíos. La doctora se refirió a este informe como una “descripción de la condición humana, desde lo más oscuro hasta lo más luminoso”, mientras que a Lebrón lo comparó, guardando las proporciones del caso, con fray Bartolomé de las Casas, por su tendencia a defender a los indios.
Al término de su presentación la doctora Lilia habló sobre la expedición de la corbeta María Pita, que partió de La Coruña en 1803 para llevar la vacuna contra la viruela a las posesiones españolas en América y Asia y que completó también una vuelta al mundo, usando entre Nueva España y Filipinas la ruta seguida por Legazpi y Urdaneta. Concluyó diciendo que “de cara a la política del Norte se vuelve más importante este comercio”, en referencia al proteccionismo defendido por la actual administración estadounidense.

Profesor Luis Ernesto Dávila


El último punto del orden del día de la sesión fue la presentación del trabajo de ingreso del profesor Luis Ernesto Dávila Rodríguez, cihuatlense, al capítulo Costa Sur de la BSGEEJ. Su trabajo lleva el título de Puerto de la Navidad. Antiguo puerto de la Mar del Sur. En él, el profesor Dávila comenzó haciendo una descripción geográfica del puerto y la bahía y exponiendo algunos detalles de su historia prehispánica, según los trabajos de Isabel Kelly y otros arqueólogos. Así llegó a la época de los grandes descubrimientos (siglo XVI), de la que el puerto de la Navidad fue protagonista, y del hallazgo del mismo por los españoles siguiendo el mito de las amazonas. Mencionó los diferentes nombres con que se conoció al puerto en esa época, en un contexto de conflictos políticos y judiciales entre los diferentes conquistadores españoles. El nombre definitivo de Puerto de la Navidad le fue impuesto por Pedro de Alvarado, que desembarcó ahí para dirigirse a sofocar la Guerra del Mixtón, donde finalmente moriría.
El ponente describió enseguida las expediciones que partieron de este puerto durante el siglo XVI: la de Juan Rodríguez Cabrillo que llegó hasta el actual Estado de Oregon, la de Ruy López de Villalobos a las islas de San Lázaro (actuales Filipinas) y la de Legazpi y Urdaneta, de la que explicó además sus antecedentes y contexto, con una semblanza biográfica de ambos personajes: contó, por ejemplo, cómo fue el transporte de los cañones y la clavazón para los barcos desde España hasta Navidad, vía Veracruz, el río Coatzacoalcos y Acapulco, el reclutamiento de habitantes de la actual Costa de Jalisco para los trabajos y la traída de esclavos negros desde Veracruz. Detalló también los trabajos que se realizaron en el astillero y los problemas que enfrentaron (el terremoto de 1564 y el fallecimiento del virrey Luis de Velasco al año siguiente, entre otros), así como algunos de los responsables de que salieran adelante. Según el profesor Dávila el puerto se convirtió, gracias a la inversión que requirió la empresa de la expedición, en el motor económico del Occidente de Nueva España.
Sobre lo que ocurrió después de la partida de la expedición, dijo que el astillero fue desmantelado días después, por lo que la actividad en el puerto disminuyó, ocurrieron las fundaciones de ciudades en Filipinas y el trascendente tornaviaje por Urdaneta en 1565. El profesor Dávila concluyó con la descripción de las actividades actuales del puerto de Navidad (ahora Barra de Navidad) y la crisis económica y de valores que padece. Dijo que las nuevas generaciones deben conocer y difundir su patrimonio y llamó a que sus habitantes sigan haciendo historia.

Maestro Jesús Medina

La respuesta a este trabajo corrió a cargo del maestro Jesús Medina García, quien habló de los procesos de aculturación que generó el tornaviaje de Urdaneta, a quien calificó como un “hombre del Renacimiento”, por su pasión a la ciencia y el conocimiento. También se refirió a lo que llamó “imponderables de la Historia”, sucesos que terminan siendo fundamentales para su curso: el desembarco de Pedro de Alvarado en Navidad, el tornaviaje de Arellano, anterior al de Urdaneta pero sin llevar una bitácora del viaje, lo que hubiera ocurrido si el astillero de Navidad hubiera seguido funcionando… Sobre el carácter internacional de Barra de Navidad, visible en la preparación de las expediciones del siglo XVI, dijo que no se ha perdido y sigue siendo una de sus características.

Con esto, le fue impuesta al profesor Dávila la venera y el distintivo que lo identifican como socio de la BSGEEJ y se le hizo entrega del título correspondiente y de una copia de los estatutos de la Sociedad.
Publicar un comentario