jueves, 25 de febrero de 2016

Autlán de la Grana al Manganeso volumen 3 en la biblioteca del CUCSur

De izquierda a derecha: Edgar Silva, Carlos Boyzo, Ignacio Gómez y Guillermo Tovar.

Esta noche en la Sala de Gestión e Innovación de la biblioteca Antonio Alatorre del CUCSur tuvo lugar la tercera presentación del tercer tomo del libro Autlán de la Grana al Manganeso, de Ignacio Gómez Zepeda. El acto se desarrolló ante unas 15 personas.
Edgar Silva, productor de la emisora Autlán de Radio UdeG, fungió como maestro de ceremonias y dio la bienvenida al público alrededor de las 19:45 hrs. Igual que en la presentación de dos días antes en el Museo Regional, tuve el honor de comentar este libro, lo que hice describiendo el contenido de sus diferentes capítulos, destacando los datos novedosos que aporta.
El autor, enseguida, habló sobre el proceso de publicación de esta obra, el tiempo que le tomó recopilar la información, organizarla y publicarla. Este es el libro número 21 en su haber y dijo sentirse muy satisfecho del conjunto de su obra, aunque lo que dice en algunos de sus libros le haya causado problemas y enemistades entre algunos habitantes de los pueblos cuya historia le ha servido de tema.
El último en tomar la palabra fue el reconocido autor Carlos Boyzo. Hizo un recorrido por los temas de que se ocupa don Ignacio en este tercer tomo de su obra, complementándolo con información nueva, desconocida para la mayoría de los asistentes y relacionándola con la actual vida cotidiana de los autlenses. Así, habló de la Minera Autlán y del Ingenio Melchor Ocampo y de las herencias materiales que aún disfrutamos de la primera de esas empresas, como la pavimentación de la carretera a Manzanillo y la colonia Guadalupe; de la familia Monroy que vivió en Autlán en el siglo XVII; de la importancia social y económica en el virreinato de los integrantes de la familia Gómez de Parada, nacidos o criados en Autlán; de los documentos y otras evidencias que permiten suponer que existían festejos similares al Carnaval ya desde principios del siglo XVIII... Al final, invitó a los asistentes a que "vivamos este libro leyéndolo", lo que nos permitirá entender mejor el origen de nuestra forma de vida.
Publicar un comentario