martes, 9 de febrero de 2016

Tertulia taurina en el Museo Regional

Valeriano Salceda "Giraldés" (izq.) y Juan Antonio de Labra.

Esta tarde en el salón de usos múltiples del Museo Regional tuvo lugar una tertulia taurina con el título Vivencias y anécdotas de dos periodistas taurinos. El acto comenzó a las 14:40 hrs. y tuvo una asistencia de alrededor de 60 personas, muchas de ellas ya listas para partir a la corrida de esta tarde en la Alberto Balderas.
El título de la tertulia, organizada por la empresa Casa Toreros y el Museo Regional, no es gratuito: consistió en un diálogo entre Valeriano Salveda "el Giraldés" y Juan Antonio de Labra, dos de los periodistas taurinos más reconocidos en México. La primera parte transcurrió como una entrevista de De Labra a Giraldés, quien cuenta con una trayectoria de más de seis décadas escribiendo y narrando sobre toros.
El Giraldés, periodista avecindado en Tijuana, comenzó hablando sobre el verdadero papel del periodista en el medio taurino, que no está para que lo vean sino "para decir lo que vemos, lo que pasó". Sobre su oficio considera que la independencia es fundamental, que la amistad con toreros o ganaderos afecta su opinión a la hora de reseñar o narrar. Contó también anécdotas como la reclamación que le hizo Arturo Ruiz por no mencionar en su crónica de una corrida la oreja que le concedieron en la plaza Monumental de Tijuana y cómo logró entablar una verdadera amistad con Juan Silveti y Alfredo Leal. Describió también grandes faenas que le tocó ver y la personalidad y carácter de algunos toreros con los que convivió. Al escucharlo hablar puede notarse que se trata de una persona de amplia cultura, capaz de utilizar referencias literarias o musicales para fortalecer sus opiniones. Entre los conceptos que compartió el Giraldés con el público estuvieron, respecto a la apreciación de una faena, que "el toreo no se puede medir, lo sientes".
Por su parte Juan Antonio de Labra habló del sentimiento del público mexicano, más espontáneo y cálido que el del público europeo, de la antigüedad y prosapia de la ganadería de La Punta, cuyo fundador es antepasado suyo y que le gusta observar el movimiento y las patas del toro, sustrayendo de la acción al torero, para calibrar su temple. Sobre la mencionada ganadería, contó la anécdota de que un empresario taurino le propuso realizar una serie de homenajes en el año 2018 por el centenario de su fundación, a lo que le respondió que "el mejor homenaje es ya no lidiar chivos con ese nombre", en referencia a la decadencia de su producción.
Entre los dos periodistas contaron vivencias con toreros como el Juli, Luis Miguel Dominguín (el incidente del oftalmólogo de Bilbao), Antonio Ordóñez, Heriberto García, Manolete (sus últimas horas de vida) y Silverio Pérez (la famosa llamada que recibió del presidente Manuel Ávila Camacho), de periodistas como Pepe Alameda y de grandes acontecimientos taurinos, lo que nos ayudó a conocer mejor la personalidad de cada uno de estos personajes y el ambiente taurino.
Ya en la sesión de comentarios del público, Valeriano Salceda se vio obligado a explicar la causa de su apodo, que inventó para "esconderse" y sus padres no se dieran cuenta que realizaba actividades periodísticas en lugar de dedicarle tiempo a sus estudios de Leyes.
Cuando ya algunas personas se habían retirado para dirigirse a la plaza se dio por concluida la tertulia y se realizó el acto de develación de las obras ganadoras del concurso de cartel taurino y de dibujo infantil a los que convocó la empresa. Estos fueron los resultados:
Primer lugar del concurso de cartel taurino: ¡Soberbio pase!, cuadro a lápiz y gouache por Juan Carlos Castro, de Michoacán.

¡Soberbio pase!
Segundo lugar: Casa del toreo autlense, de Mauricio Carrizales, de Autlán.

Casa del toreo autlense.

Tercer lugar: Apasionada entrega, de Ismael Mejía, de la ciudad de México.

Apasionada entrega.
Ganador del concurso de dibujo infantil: Tarde de grana, de Hirum Aviña, de Autlán.

Tarde de grana.

Publicar un comentario