martes, 30 de diciembre de 2008

Rock en las fiestas decembrinas


Anoche, en el escenario montado en la explanada del jardín Constitución para el programa artístico de las fiestas decembrinas hubo una demostración de música pa´ locos (José Ramírez dixit) o de música con mensajes diabólicos (el papa nazi dixit: http://www.clarin.com/diario/2007/03/08/elmundo/i-02601.htm).

El concierto comenzó un poco después de las 20:00 hrs. con la banda OG3, con un par de modificaciones: Óscar Ponce (ex Siempre No) en la batería y Jorge Hernández en la voz. Ellos ofrecieron algo de rock pop arrancando con "Samba pa´ tí" de Santana y siguiendo con "Falta amor" de Maná, una versión corta de "The Wall" de Pink Floyd, ésta con un cierto aroma a Soda Stereo, sobre todo en el sonido de la guitarra, "Roadhouse blues" de The Doors y terminaron con "El son del dolor" de Cuca. El guitarrista de esta banda se lució bastante con algunos riffs y el grupo en general despertó "las pasiones primarias" (otra frase del de las Juventudes Hitlerianas): un viejito que estaba un par de filas atrás de mí no paraba de gritar, jeje. Este grupo recibió un reconocimiento de parte del Ayuntamiento de manos de don Chimino, el operador del sonido, por ser la autoridad cultural de más alto rango que estuvo presente.
El concierto de rock lo cerró la banda de heavy metal Nahui Ocelotl. Su repertorio fue muy similar a otros conciertos que ya hemos reseñado aquí, con algunas piezas propias y algunos covers, entre ellos el favorito de la afición: "México Bárbaro" de Transmetal. Su actuación fue bastante más gruesa que la de OG3, por lo que las sillas (ocupadas en su mayoría por gente "normal") empezaron a desocuparse, aunque ésto no mermó el ambiente que armó la banda junto con su porra.

Publicar un comentario