domingo, 10 de junio de 2018

Conferencia sobre parasitosis en el suroeste de Jalisco



La mañana de este sábado 9 de junio se celebró en el salón de usos múltiples del Museo Regional la sesión mensual ordinaria del capítulo Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco, en la que el doctor Nabor de Niz, Premio Jalisco en el ámbito cívico 2017, fungió como anfitrión. El punto 8 de la sesión, en el que el doctor presentó su trabajo, comenzó alrededor de las 10:40 horas y tuvo una asistencia de unas 15 personas.
La conferencia, cuyo título es La parasitosis en el suroeste de Jalisco, es el producto de la investigación y registro realizados por el doctor Nabor sobre los resultados de análisis clínicos realizados en Autlán por el IMSS, el ISSSTE y el Centro de Salud, además de un laboratorio particular operado por el mismo doctor De Niz entre los años 1962 (cuando se establecieron aquí las mencionadas instituciones de salud) y 1982.
El doctor comenzó describiendo las condiciones sanitarias que prevalecieron en Autlán a principios del siglo XX y hasta el año 1960 en que él se estableció aquí: no existía un sistema de drenaje y la población defecaba al aire libre en los corrales de las casas o en letrinas; las condiciones más adecuadas para la propagación de parásitos intestinales. Para ese año no existía en Autlán un laboratorio de análisis clínicos que permitiera conocer la incidencia de este tipo de parásitos entre los habitantes del pueblo, lo único parecido era un examen rudimentario de glucosa en la orina que se podía hacer con el químico Adán Uribe. El doctor Nabor comentó que, con ayuda de don Jaime Llamas, gestionaron ante el gobernador Juan Gil Preciado el equipamiento de un laboratorio en forma, lo que consiguieron y comenzaron a operar con el doctor Nabor al mando y donde al principio el IMSS y el ISSSTE subrogaban los servicios de análisis de biometría hemática, excremento y general de orina. Estos análisis eran hechos de forma "manual", sin los adelantos ni equipos que existen ahora.
El doctor Nabor guardó copias de los análisis realizados en ese laboratorio y recopiló los que las instituciones realizaron en sus propios laboratorios, cuando los tuvieron, durante veinte años, lo que le permitió realizar una estadística de la incidencia de parasitosis en Autlán y su evolución durante ese periodo, mismo que presentó como trabajo de ingreso a la Sociedad Mexicana de Gastroenterología y que presentó este sábado en la sesión.
Además de describir la estadística por cada tipo de parásito, que en todos los casos descendió drásticamente (de más de 60% a menos de 20% de incidencia en amiba, por ejemplo), el doctor describió la forma de vida, reproducción y alimentación, además de los daños que causan en el cuerpo humano siete de los parásitos más comunes en la región.


Publicar un comentario