sábado, 28 de mayo de 2016

Noche de Tertulia en la plazuela Bicentenario

La cantante Rosario Sevilla.



Esta noche en la plazuela Bicentenario, por fuera del Museo Regional y dentro del marco de los festejos por el cuarto aniversario de este recinto, se llevó a cabo la sexta tertulia organizada por varios grupos y promotores culturales locales. Con una asistencia de alrededor de 40 personas, la tertulia comenzó a las 20:15 hrs.
Como en las anteriores ocasiones, los asistentes escuchamos música en vivo, compartimos lecturas y experiencias, esta vez alrededor del tema de los museos. La música corrió a cargo de la cantante Rosario Sevilla quien, con el acompañamiento de pistas grabadas, cantó piezas populares mexicanas como Desdén, Rezaré, Perfidia y otras. Ella tuvo varias participaciones, intercaladas con la sección literaria, llevada por este bloguero.

Letras.

En esta parte leímos ensayo, poesía y fragmentos de novelas, inspirados en los museos o en los objetos que en ellos se exhiben. Entre los autores que escuchamos están Alberto Chimal (La cámara de maravillas), Octavio Paz (Objetos y apariciones), Pablo Neruda (Oda a las cosas), Pedro Jesús Fernández (la novela Tela de juicio, ambientada en el Museo del Prado) y Dan Brown (Inferno, ambientada en Florencia, Italia). Las lecturas fueron acompañadas por comentarios de los asistentes, que versaron desde la importancia de las colecciones de objetos antiguos que se encuentran en algunas casas particulares de Autlán hasta las infaltables historias de aparecidos.
La directora del Museo Regional, Martha Corona, y el personal del mismo, Kenia de la Cruz, Eduardo Andrade y Gibrán Gómez, dieron un mensaje sobre su experiencia trabajando ahí durante los últimos cuatro años y sobre su interés en formar público para las diversas expresiones artísticas y culturales.

Del Grupo de Expresión Visual.

Como en la mayoría de las tertulias anteriores, el Grupo de Expresión Visual de la Casa de las Artes estuvo presente con una exposición del trabajo de cuatro de sus integrantes, que se montó sobre caballetes y en las rejas de las ventanas del Museo, redondeando con esto un ambiente festivo y de disfrute del arte.
Publicar un comentario