domingo, 24 de enero de 2016

Café literario taurino en la Alameda


Esta noche en la Alameda tuvo lugar el segundo de los cafés literarios temáticos organizados por el Museo Regional, Adrián Jiménez Amaya y Pulso Regional. El evento comenzó a las 20:20 hrs. y registró una asistencia de unas 70 personas.
Aunque lo principal es la literatura, en estos eventos existe también una variedad de actividades artísticas: esta noche pudimos disfrutar música, fotografía y tauromaquia, de la siguiente forma:


La chirimía López Peña abrió la velada con la ejecución de Viva Autlán, imprimiendo el ambiente carnavalero. Después de una pieza musical más, el maestro Manuel López Morales, su director, dio una plática sobre la historia de la chirimía en Autlán, dando los nombres de los chirimilleros del siglo XIX y principios del XX y los recorridos que hacían tradicionalmente para anunciar el Carnaval. Al final mencionó las actividades que las dos chirimías autlenses tendrán para el Carnaval de este año y recordó a los asistentes que esta forma musical está registrada como un patrimonio cultural inmaterial de Autlán. Para terminar su participación los chirimilleros tocaron la tradicional pieza de los Paspaques.


Enseguida, este bloguero llevó a cabo la parte literaria, con la lectura de textos con tema taurino, en diversos géneros: Primeras corridas de toros, del libro Precursores de México, de Heriberto García Rivas, un fragmento de Fiestas de papel crepé y sórdido ponche de Ramón Rubín, la crónica de la primera corrida formal en Autlán por don Ernesto Medina Lima, la columna de opinión El cuento del toro mexicano y el toro artista de Luis Alberto Sánchez Aguirre, un fragmento del poema Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejías, de Federico García Lorca y los sonetos De la diversa Andalucía de Jorge Luis Borges, Manolete de Rafael Duyos y Al maestro Antoñete de Joaquín Sabina, éstos últimos con la ayuda del artesano Tito Vargas. En esta sección y con base en los textos leídos se encendió un inicio de polémica con los comentarios de los asistentes, acerca de la viabilidad de la tauromaquia como actividad cultural y sobre el tratamiento del ganado de lidia. También hubo comentarios sobre algunos vicios en las corridas del Carnaval de Autlán, como el exceso de música interpretada por la banda durante los festejos.


Después los novilleros Carlos Casanueva y Alejandro Galaviz explicaron algunos fundamentos del toreo, como los implementos utilizados por los matadores y las suertes y movimientos básicos. El primero también contó parte de su carrera.


Por último el tenor grullense Joaquín Larios ofreció un breve recital, ya bajo los efectos del frío que se comenzó a sentir con fuerza después de las 21:30 hrs. Cantó acompañado de pistas musicales las piezas Va pensiero, de la ópera Nabucodonosor, de Verdi, No te olvides de mí de Beniamino Gigli y el arreglo de Giulio Caccini para Ave María. Joaquín fue merecidamente muy aplaudido.


Durante toda la velada estuvieron expuestas catorce fotos en gran formato del autlense Fernando Gálvez, en las que se pueden ver diversos momentos de lidias celebradas en la plaza Alberto Balderas. Complementando estéticamente a la exposición estuvieron los implementos de toreo de los novilleros, montados sobre unas sillas.
Publicar un comentario en la entrada