jueves, 10 de diciembre de 2015

José María García Radillo


A Autlán han llegado a vivir personas que se han vuelto entrañables por su aportación a la comunidad y por sus talentos desplegados aquí, en las artes, la academia o cualquier otra actividad. Del mismo modo, algunos autlenses han sido llevados por la vida a otros lugares, en los que han realizado un aporte cultural importante. Estos últimos, sin embargo, casi siempre son desconocidos en Autlán. Es el caso del músico y compositor José María García Radillo.
Con la intención de difundir entre los autlenses el conocimiento de la obra de este personaje, reproducimos aquí una semblanza publicada el 3 de marzo de 1990 en el periódico Novedades, en la sección Personajes de Mexicali:

"José María García Radillo nació en el seno de una familia de campesinos, el día 6 de diciembre de 1940, en el rancho El Mentidero, municipio de Autlán de la Grana, Jalisco, hijo del señor Francisco García Leal y de su señora esposa, María del Refugio Radillo Cisneros. Contaba con 6 años de edad cuando se trasladaron a Autlán, Jalisco, donde su señor padre se desempeñaría como empleado de una iglesia, lugar éste donde tuvo la oportunidad de escuchar ejecutar al maestro organista y tuvo acceso a integrar el coro de niños, dando así principio a sus estudios musicales, a los que se dedicó con todo su empeño, de tal manera que a sus escasos 7 años ya empezaba a pulsar el teclado de los armonios u órganos de viento, con lo cual ya podía auxiliar a sus padres con los gastos del hogar. Corría el año de 1954 cuando ya incursionaba con sus compañeros de escuela, además de hacer lo mismo con otros niños de diferentes escuelas de la entidad. A los 14 años de edad ingresó a la Escuela Superior de Música de la Universidad de Guadalajara, Jalisco, en donde obtuvo su título en la especialidad. En plena adolescencia descubrió el don de la composición, cuyo acervo incluye estudios de piano, obras de música de muy reconocida calidad, para órgano y coros. En el año de 1960 se trasladó a este nuestro querido Estado de Baja California y se desempeñó como organista, cantor notaria en la iglesia de san Antonio de Padua, en la colonia Pueblo Nuevo y en la iglesia de la Mater Dolorosa, en la colonia Cuauhtémoc y formó en cada una de ellas un grupo coral. Fue precisamente en ese año de 1960 cuando dio principio su labor educativa como maestro de educación musical en el Instituto Villafontana, en preescolar y secundaria; posteriormente en el Colegio Ugarte, escuela dependiente también del mismo instituto. En 1967 pasó a depender del patronato de la Cervecería de Mexicali, como maestro compensado en la Escuela de Bellas Artes del Estado; en el mes de mayo de ese mismo año obtuvo alta como maestro dependiente del gobierno del Estado y compartió sus enseñanzas en la Escuela Estatal de Bellas Artes, jardines de niños y secundarias. Hasta hoy ha compuesto y escrito 6 libros de cantos para jardines y 9 tomos de canciones populares, un total de 540 obras musicales escritas y compuestas en nuestro Estado, al cual ha representado en dos ocasiones en los juegos magisteriales en San Luis Potosí y Tamaulipas. Al paso de su fructífera vida profesional ha recibido incontables muestras de afecto, así como innumerables reconocimientos a su labor educativa en bien de nuestra niñez y juventud bajacaliforniana, además de ser de los pocos privilegiados que reciben el altísimo honor de que una escuela lleve su nombre... aquí, en la colonia Santa Clara, en la ciudad de Mexicali. Honor al mérito de ser maestro que en su dedicación a su labor enaltece y dignifica la noble tarea de enseñar."

Hasta aquí la cita de Novedades. El maestro José María García Radillo falleció el 27 de octubre de 1990 en Mexicali; su vida puede servir de ejemplo para las nuevas generaciones de autlenses interesados en la música.

La información y la fotografía me fueron proporcionados por el señor José García Radillo, hermano de don José María.
Publicar un comentario