lunes, 19 de enero de 2015

Ricardo Corona Grajales

Ricardo Corona (al centro) con la Camerata de Cancún.

Texto proporcionado por la señora Sylvia H. Corona.

Ricardo Corona Grajales forma parte de una familia con raíces profundas en la música, siendo sus principales maestros su abuelo Reynaldo Corona, nacido en Autlán, y su tío Alejandro Corona. Es egresado de la carrera de Relaciones Internacionales por la UNAM y con estudios de composición con el maestro Hernández Medrano y de piano en la Escuela Nacional de Música, llegó a Cancún hace 26 años con el dinero que había ganado de una producción musical original en la Ciudad de México. Como solista ha realizado presentaciones a nivel nacional e internacional y en 2005, motivado por el movimiento artístico que despertó el paso del huracán Wilma, empezó a impulsar diversos proyectos artísticos.  
En 2010 fundó y asumió la dirección y producción artística de la Camerata de Cancún, alternando esta actividad con su empresa turística Yaakun Experiencias.
La Camerata de Cancún es un ensamble sinfónico contemporáneo cuyo objetivo es ser un motor de integración artística, musical y social para el desarrollo armonioso de Cancún. Su repertorio va desde la música clásica a la música pop, pasando por el jazz, la música mexicana e internacional y obras originales de compositores locales, gracias a la formación y talento de más de 30 músicos que, si bien son originarios de más de nueve países, han echado sus raíces ahora en Cancún. 
Fundado en 2010 cuando Ricardo Corona organizó un conjunto musical para una serie de conciertos en la Universidad del Caribe, se consolidó en 2011 gracias a su dirección artística.
Además de representar una actividad artística, la Camerata tiene un profundo sentido social, marcando a Cancún como una ciudad a la altura de las grandes ciudades del mundo, abriendo los horizontes de todos los que la escuchan y permitiendo cultivar la apreciación para la música en una nueva generación de niños y jóvenes.
Publicar un comentario