sábado, 15 de febrero de 2014

El Cantón de Las Barranquitas

El Cantón en septiembre de 2011.


La finca número 104 de la calle de Leandro Valle, cerca de su cruce con la de Mariano Abasolo, en Autlán, tiene una fachada interesantísima por su antigüedad y rareza.
Es el lugar donde hace muchos años estaba la tienda llamada el Cantón de las Barranquitas. Ahí se conservan todavía restos del rótulo con el nombre de la tienda y de una pintura mural que representa un paisaje campirano, con unas montañas como fondo y, en primer plano, lo que parecen ser un par de caballos abrevando. Se desconoce el autor de esta pintura aunque por don Ernesto Medina Lima sabemos que el nombre de la tienda se debe a las crecidas de los arroyos del norte de Autlán que, al bajar por la actual calle de Abasolo, antes llamada calle Honda, formaron su característico desnivel en relación a las calles aledañas, lo que la hacía parecer una pequeña barranca.

El Cantón en febrero de 2014.

Otro elemento que se puede ver en esta fachada es el letrero con el nombre de la calle, original y colocado al parecer en la misma época que la pintura. Este letrero tiene las características que describe don Ernesto para la nomenclatura urbana que se mandó hacer en los años 1920 para las calles de Autlán: contiene el nombre de la calle, los números de cuartel y de manzana pintados en negro sobre superficie blanqueada y enjarrada.


Si el letrero y la pintura son de esta época, estarán entonces cerca de cumplir un siglo. Desafortunadamente, sería muy difícil que lo logren: ante el evidente desinterés de sus dueños y del resto de los autlenses y la necesidad de modernizar y mejorar la finca, esta fachada está en un acelerado proceso de destrucción, que quizás en poco tiempo acabe con ella.

Parte de la pintura.

Publicar un comentario