miércoles, 1 de mayo de 2013

Lexicón autlense 3: Verjoleto



Verjoleto es una palabra usada en varias regiones del país. En Autlán se usa para nombrar a un adolescente o preadolescente masculino, específicamente para hacer notar que tiene todavía actitudes de niño, no correspondientes a su verdadera edad. Un ejemplo sería la frase "¡Hey, verjoleto, bájate de la resbaladilla, ¿no ves que es para niños?!". Normalmente se usa como sustantivo, aunque ocasionalmente también se aplica como adjetivo ("Muchacho verjoleto").
En el libro Color Grana, de Francisco Enríquez Lizaola, publicado en edición de autor en 1997, viene un glosario de regionalismos utilizados en Autlán en la primera mitad del siglo XX, donde berjoleto (escrito con b), aparece con el significado de "tonto". En el uso cotidiano actual, por lo menos en Autlán, ya no es sinónimo de tonto.
El diccionario de la Real Academia de la Lengua no incluye ninguna entrada para verjoleto o berjoleto. Tampoco el de la Academia Mexicana, ni siquiera en su diccionario de mexicanismos, por lo que no podemos tener certeza de su origen etimológico. Sin embargo, aquí tendré la audacia de sugerir que proviene de la raíz latina vir, que a su vez viene del indoeuropeo wiro, de donde viene la palabra varón, y del sufijo diminutivo -eto, proveniente del idioma italiano, lo que daría un significado de "hombrecito" o "varoncejo". Y, como un verjoleto es un individuo que acaba de abandonar la niñez, no parecería tan descabellado ese origen, a reserva de la opinión de los conocedores de etimologías, a quienes pido el favor de su indulgencia.
Por otro lado, la palabra verjoleto ya no es muy común en el habla popular autlense, está arrinconada casi exclusivamente en las generaciones más antiguas. Tampoco ha sido sustituida por un sinónimo o término similar, por lo que es un buen ejemplo del empobrecimiento de nuestro lenguaje.
Publicar un comentario en la entrada