martes, 7 de mayo de 2013

Octavio Guadalupe Michel Corona


Fray Octavio Michel Corona nació el 7 de mayo de 1928 en Autlán, hijo de José Michel y Ernestina Corona, en una familia de fuerte tradición religiosa y en una época de conflicto entre la Iglesia católica y el Estado. Su padre fue, incluso, militante del bando cristero. Este ambiente provocó en el pequeño Octavio y sus hermanos un carácter religioso muy acendrado. A los 17 años, el 13 de julio de 1945, ingresó al noviciado de la Orden de Frailes Menores, ordenándose sacerdote el 8 de marzo de 1952.
Además del sentimiento religioso, en su casa también recibió el gusto por la música: su padre fue alumno de Áurea Corona, recordada pianista y maestra de música autlense, quien fundara en Guadalajara una escuela de música. Con estas dos grandes influencias, fray Octavio llegó a convertirse en un notable compositor de música litúrgica, cuya obra todavía se interpreta en conciertos alrededor del mundo.
Entre otras composiciones, musicalizó los salmos del Oficio Litúrgico y, según algunas versiones, tenía la idea de que la música religiosa debía estar presente en todos los géneros musicales, siendo el responsable de convencer al rockero tapatío Ricardo Rodríguez el Zanate de realizar sus conocidas fusiones de rock y música sacra. Fray Octavio también fue fundador de un coro en la Escuela de Música Sacra de Guadalajara, dedicado a la promoción del canto litúrgico.
Falleció en agosto de 2008 en Zapopan, Jalisco.

Fuentes:
  • Semanario Arquidiocesano de Guadalajara, edición 612, 23 de octubre de 2008.
  • Información encontrada en la Sala Músicos Autlenses, del Museo y Centro Regional de las Artes.
Publicar un comentario