viernes, 26 de abril de 2013

Subasta de pintura en el Museo Regional



Esta noche en el salón de usos múltiples del Museo Regional se realizó una subasta de pintura, organizada por la jefatura de Arte y Cultura y operada por la empresa Integradora de Arte de Occidente. En la subasta,   que fue llevada por el martillero Paco de la Peña, participaron 29 pintores autlenses y 7 de renombre internacional, con un total de 82 cuadros.
El evento fue anunciado para comenzar a las 20:00 hrs., aunque desde un buen rato antes ya había algunas personas observando las obras expuestas. En el salón se podía ver una amplia variedad de estilos, géneros, técnicas y temas. Aunque hubo una sección de paisajes y algunos bodegones, estos géneros no fueron mayoría, hubo también bastante presencia de propuestas de vanguardia.


Lo que más llamó la atención desde el principio fueron los cuadros de artistas invitados: piezas de Alejandro Colunga, José Luis Cuevas, Ismael Vargas, Mario Martín del Campo, Javier Arévalo, Alfredo Zalce y el bocatto di cardinale (Paco de la Peña dixit): el Canto 26 del Paraíso de la serie Divina Comedia, de Salvador Dalí, que traía un precio de salida de $19,000.00.
Después de las ocho, era notorio el nerviosismo entre los organizadores y los pintores que estaban presentes, por las altas expectativas que generó la copiosa participación de los artistas y el temor de que el público no fuera a responder con la misma intensidad. Las dudas prevalecieron mientras el martillero cantaba los cuatro primeros cuadros, que se retiraron sin postor. Fue el quinto cuadro el que inauguró la puja; se trató de Caballo blanco, de Ismael Carrizales, que fue vendido en mil pesos.
Durante la subasta se vendieron siete cuadros más: Belén y Tres rostros, de José Luis Cuevas, Pastel de Mario Alegría, Arte de venta de Santiago Morán, La última tarde en Santorini de Eugenia Vargas, Olvidé mis Converse rojos de Graciela García y Cosas de la abuela de Magali Hernández, aunque después de terminar algunos compradores se acercaron a preguntar por algún cuadro.
Aunque la puja no fue tan copiosa, la opinión general de los organizadores fue de que el resultado fue bueno, tratándose de la primera subasta de este tipo en muchos años. Además, los asistentes tuvimos el extra de escuchar a Paco de la Peña que, con sus descripciones y explicaciones al presentar cada uno de los cuadros, permite al público aprender mucho de arte.


Publicar un comentario