domingo, 21 de abril de 2013

Sobre los deterioros del kiosco del jardín Constitución



El actual kiosco del jardín Constitución, el tercero que tenemos los autlenses en ese lugar, es una construcción relativamente reciente; data apenas de 1984. El primer kiosco de este jardín se inauguró en las Fiestas Patrias de 1910, con una alta y elegante arquería y herrería de estilo morisco. Fue sustituido en 1960 por uno "modernista", con un techo con bordes en zigzag, que recordaba a los autlenses de hace dos o tres generaciones a una tortilla dura. Existen versiones de que la sustitución se debió a que algún funcionario municipal le "regaló" el kiosco original a un funcionario federal de muy altos vuelos, para que lo colocara en su rancho, allá en el municipio de Juchitlán.
En estos primeros kioscos es donde se daban las tradicionales serenatas de la Banda Autlán los domingos y donde sucedieron acontecimientos históricos como el mensaje comunicado al pueblo de Autlán por don Ernesto Medina Lima informando sobre la declaración de guerra del gobierno mexicano al Eje Berlín-Roma-Tokio en la II Guerra Mundial.


Ya en 1984 se puso en funcionamiento el actual kiosco, mucho más sencillo que los anteriores y que de unos cinco años para acá ha sido gravemente afectado por la falta de mantenimiento y el uso como sede del "macronacimiento" que se instala ahí cada mes de diciembre. Es por eso que podemos ver boquetes en las láminas del techo, que se quitan cada año para el nacimiento (y además se vuelven a colocar mal), manchas de pegamento y pintura en la base y en el suelo que lo rodea y pérdida de piezas de metal, como el arpa que lo coronaba y algunos de los adornos que rodeaban el borde del techo. Para colmo, últimamente han dado en quitarle tres de las secciones del barandal, para permitir que ahí se realicen audiciones musicales (como si fuera el único lugar para esas actividades).
Si este kiosco no era muy atractivo por su monumentalidad o belleza, ahora lo es mucho menos por las pésimas condiciones en que se encuentra.



Publicar un comentario en la entrada