viernes, 19 de octubre de 2012

Clausura de la XVIII Semana Cultural Universitaria



Esta noche concluyó la edición número 18 de la Semana Cultural Universitaria, el evento cultural y artístico más importante del año en Autlán. En el Aula Magna del centro cultural José Atanasio Monroy se realizó una ceremonia de clausura, que culminó con un concierto del Ensamble Vocal Universitario.
Presenciado por unas 250 personas, el acto comenzó a las 20:45 hrs. con una breve ceremonia donde se entregó un reconocimiento al maestro Adolfo Espinoza de los Monteros, segundo rector del CUCSur (actualmente lo es del Centro Universitario del Sur) y en cuya administración comenzó a celebrarse la semana cultural. En esta ceremonia estuvieron presentes el rector del CUCSur, Alfredo Tomás Ortega Ojeda, el secretario académico Alfredo Castañeda Palomera, el secretario administrativo Luis Carlos Gámez Adame, el presidente municipal de Autlán Salvador Álvarez García y el maestro Espinoza de los Monteros.

Maestro Adolfo Espinoza de los Monteros.

Los dos rectores dirigieron mensajes a los asistentes. El del CUCSur, maestro Ortega, hizo un recuento de las actividades de la semana cultural, haciendo una rápida revisión de los artistas participantes y de las disciplinas artísticas que se desarrollaron. También habló sobre la intención de "rescatar el espíritu original" de la semana cultural, que era la de organizar una "fiesta de todos para todos".
En su oportunidad el maestro Espinoza de los Monteros, con muy buen humor, reflexionó sobre la vejez: recordó las palabras de José Guadalupe Zuno cuando decía que se sabía que alguien ya era viejo cuando comenzaban a hacerle fiestas sin que fuera su cumpleaños, como le ocurrió en esta ocasión. También dejó un par de mensajes muy pertinentes para las últimas administraciones del CUCSur: que este centro universitario "nació académico, no político ni grillo" y que es necesario "no estorbar lo académico" para que el centro se desarrolle.

Ensamble Vocal Universitario

Enseguida, en punto de las 9 de la noche comenzó el concierto del Ensamble Vocal, un grupo conformado por alumnos de la carrera de música del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño, de la UdeG, y dirigido por el profesor autlense Alejandro Zermeño Ibarra. Compuesto por las secciones de sopranos, contraltos, tenores y bajos, el ensamble hizo gala de un arduo trabajo de detección y educación de las jóvenes voces que lo integran, lo que se demostró sobre todo con la actuación de sus solistas.
Ofrecieron un programa dividido en dos partes: una de música sacra, con piezas modernas de compositores como Domenico Bertolucci, Abel di Marco o Silvano Presciuttini y clásicas, de autores como Mozart y Vivaldi. La segunda parte del concierto fue de música popular latinoamericana, con canciones de Jalisco (El carretero y Atotonilco), Veracruz (Colás), Chile (Si somos americanos), Costa Rica (Orosi), Cuba (El manicero) y Puerto Rico (Tormento y El cumbianchero), aparte de El chinito, de Cri Cri, fuera de programa. Al despedirse después de esta última pieza el público los hizo regresar a cantar una más, que fue Michelle, de los Beatles.
Casi todas las piezas fueron interpretadas a capella, a excepción de las de los países caribeños, en las que se utilizó un güiro, y de las sacras que tuvieron el acompañamiento discreto del piano ejecutado por el profesor Zermeño.
Fue un muy adecuado cierre para una semana cultural que había decaído en calidad y esencia en los últimos años, pero que parece que comienza a retomar su forma e intención original.
Publicar un comentario