miércoles, 29 de agosto de 2012

Acerca del Museo Regional de Ciencia y Tecnología




En la prolongación de la calle Guadalupe Victoria, a un costado del local que en Carnaval funciona como palenque de gallos, se construye desde el año 2009 un museo interactivo, del tipo de los famosos Papalote y Trompo Mágico. Aunque todavía no tiene un nombre oficial, es conocido en Autlán como Museo Regional de Ciencia y Tecnología.
En entrevista realizada el día de ayer a la maestra Flavia Ruth Contreras Pérez, encargada del proyecto del nuevo Museo Regional de Ciencia y Tecnología de la Costa Sur del Estado de Jalisco, nos explicó algunas cosas sobre la función que tendrá dicho recinto en nuestra ciudad y región.
La maestra Flavia nos comentó que la edificación tendrá un valor aproximado de $30,000,000.00 (treinta millones de pesos) y que la construcción le corresponde a la empresa PCYU S.A. de C.V. de Guadalajara, y que se tiene ya un aproximado del 50% de avance.
Se pretende que el museo, al momento de ser inaugurado (tentativamente en el mes de mayo de 2013) tenga 7 salas en exhibición: una sala de introducción, 5 salas de exposición permanente y una sala de cierre, teniendo entre todas una capacidad para 200 personas. En las 5 salas principales habrá toda clase de objetos para experimentar con la ciencia y la tecnología y conocer la biodiversidad de nuestra región. Pues, como dice Flavia, la ciencia será para conocer y la tecnología para experimentar y así poder crear infinidad de inventos y conocimientos para los visitantes al museo.
Una de las finalidades que tiene este espacio es que el visitante comprenda y aprenda sobre los diferentes conceptos que se manejarán en las salas, que conozca lo que puede hacer con la ciencia y aplicarla con tecnología renovada en el quehacer diario de la población y que sea aprovechable el ecosistema que nos rodea y pueda tener un beneficio de éste sin dañar la biodiversidad de la región.
La visión del museo es crear una plataforma de actividades para que todas las personas e instituciones de la zona tengan acceso a ellas, pues aparte de tener las salas de exposiciones permanentes, se tendrá acceso a exposiciones itinerantes que se estarán programando conforme los tiempos que necesite cada tema a exponer.
Todas las actividades están dirigidas al público en general, pues quieren impactar tanto en niños, jóvenes, amas de casa, vendedores, profesionistas, empresarios, maestros, funcionarios públicos, etc., para que de alguna u otra manera se integren en las actividades del museo, ya sea como asistentes o expositores, y que el aprendizaje que hayan obtenido en su visita lo compartan con otras personas y éstas sean también visitantes y promotoras del recinto.
Además, por la cercanía que tiene el museo con la colonia Cerro Colorado de Autlán, se construirá una cabaña de ecotecnias (por parte de la CONAFOR), en la que se le enseñará a la población cómo crear composta, una farmacia viviente, calentadores solares, estufas LORENA y otros proyectos, para que la población pueda tener una mejor calidad de vida de manera sustentable con la ecología del lugar.
Las zonas de impacto que pretende tener el museo en el estado son 3:
La primera será a los 21 municipios más cercanos a Autlán (señalado en color rojo en la imagen de abajo), en la que, por poner un ejemplo, alumnos de una escuela de Tonaya puedan venir a visitar el museo dentro de su horario de clase, con un traslado de 1 hora de camino y 4 horas como máximo de actividades en el museo, y que puedan regresar y estar en su escuela en su horario de salida normal.
La segunda zona de impacto abarcará a 9 municipios (color amarillo), en los cuales el traslado es un poco más amplio, por ejemplo de 1.5 horas, y en el que el maestro encargado del grupo podrá realizar un plan para que sus alumnos puedan aprovechar al máximo la visita al museo y regresar por la tarde a la población de origen.
Y la tercera zona es de 11 municipios (color azul) en el que el traslado es de 2.5 horas o más.
La maestra Contreras nos comentó que por el momento se tienen enlaces con diferentes organismos gubernamentales, como son el Centro de Formación Forestal (CEFOFOR), de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), la la Comisión Nacional de Áreas Nacionales Protegidas (CONANP), el Departamento de Ecología y Recursos Naturales (DERN-IMECBIO) del CUCSur, y la Junta Intermunicipal del Río Ayuquila (JIRA), pero que se planea que en un futuro cercano se puedan vincular organismos privados o no gubernamentales para que sea más amplia la proyección del museo.
Además se pretende que las actividades del museo se puedan vincular con las actividades curriculares de las escuelas de la región, ya sean públicas o privadas, sobretodo del municipio de Autlán, en la que se crearán programas dependiendo del grado del alumno, que abarcará desde preescolares hasta preparatorianos, además aplicando talleres para un mejor entendimiento de lo aprendido durante la visita.
Al preguntarle sobre la arquitectura e imagen del diseño, la maestra Flavia nos informó que fue la empresa Point Rouge SA de CV de Guadalajara, quien ganó el concurso del diseño del edificio, y que es PCYU SA de CV quien la construye. Que nació la base de la museografía misma, donde el invitado principal es el agua que corre desde la montaña al mar y cae teniendo impacto regional en olas concéntricas, es por eso que tiene forma de herradura, pues se comenzará la visita en la sala de introducción, que se encontrará en el tercer piso (la montaña) y se irá bajando de nivel conforme se transiten las salas hasta llegar al océano (sala de cierre) y terminando en las salas de exposiciones itinerantes o en los talleres a los que se pueda tener acceso en el momento de la visita.
Entre quienes realizan el trabajo de museografía se encuentran Academy Studios, creadores de espacios para varios museos internacionales como lo es el North Carolina Museum of Natural Sciences, el arquitecto Javier Díaz, quien diseñó el museo Trompo Mágico de Guadalajara, Socorro Vargas, encargada del contenido científico, investigadores y científicos del CUCSur, quienes son los que conocen más la biodiversidad de nuestra región y de quienes se ha tenido muy buenas aportaciones que podrán apreciar al momento de realizar la visita al museo.
La maestra Flavia nos informó también que hasta el momento el nuevo Museo Regional de Ciencia y Tecnología de la Costa Sur del Estado de Jalisco es único en el estado por el contenido científico que abarcará.
Esperemos la fecha de apertura de este nuevo espacio de difusión del conocimiento y aprovechémoslo al máximo.
Publicar un comentario